Páginas vistas en total

viernes, 31 de enero de 2014

Plantón a la Plantain

Hola chic@s! Durante estos días habréis visto en los blogs la famosa camiseta Plantain cuyo patrón ofrece gratuitamente el blog Deer and Doe. En cuanto la ví, corrí a solicitar mi patrón, porque la hechura me gustó bastante: venía en tres largos de manga y era ancha por abajo, con lo cual disimulaba bien la barriga. 

 Foto tomada de la web de Deer and Doe

Además su confección suponía un triple reto para mí: primero porque suponía coser para mí misma y de eso no voy sobrada. Segundo porque me daba la oportunidad que seguir practicando con la tela de punto y tercero porque me permitiría practicar con mi nueva remalladora. Así que me puse manos a la obra, y aunque la cosa pintaba bien en un principio, se me fue complicando poco a poco.
Saque mi patrón en inglés y cuando fui a medirme, mis inches no se correspondían con ninguna inch del cuadro. Vamos que según las inches tenía que sacarme una talla 50 por lo menos. Así que me fui a lo seguro y planté una camiseta mía encima y ¡bingo! : Talla 40 , que es la que suelo tener. 
Total que me dispuse a cortar la tela y primer error: no tener en cuenta la dirección en la que estira la tela. Según como la había cortado mi camiseta estiraría hacia abajo en lugar de hacia los lados. (aaarrrggg) Por suerte tengo la manía de ir cortando pieza a pieza en lugar de disponerlas todas a la vez y al menos no desperdicié mucha tela porque solo tuve que tirar la pieza delantera. 
Con todas las piezas cortadas, coloqué las coderas con un puespunte en zig zag muy pequeñito. Quedó medio decente hasta que ví mi segundo error: como mi tela era igual por delante que por detrás no me dí cuenta y cosí las coderas en el mismo sitio en lugar de en espejo...aaarrgggg. Intenté descoser, pero no hubo manera: el pespunte era tan pequeñito y tan junto que se rompió la codera y el jodío pespunte seguía ahí, hasta que a fuerza de tirar se hizo un pequeño agujerito.. pues nada como tengo tela de sobra (3 metros de nada ) corto otra manga, otra codera y la coloco bien...
Empiezo a coser con mi overlock y ,oye, como la seda.. qué alegría, que bien queda.. Hasta que entra en juego  el factor E, de Elena.. Elena que está pasando el apogeo de los TT (terrible two o terribles dos años) y a la que ahora le ha dado por trepar a cualquier sitio y por hacer streap tease, y a la cual no le importa que haga 10 grados de temperatura. Se te despelota en un segundo, se quita el pañal y echa una meadita cual perrillo, le pille donde le pille... para luego decirte con cara de no haber roto un plato "Mia lo ca hecho" (mira lo que he hecho)..
Y ahora os muestro la secuencia de lo que pasó: 

Mami cose, baja la vista y ¿donde está Elena?

¡¡¡Aquiiií!!!!
Cara de horror de la madre
Niña desnuda de cintura para abajo y haciendo el número de la cabra


 Baja a tu niña-mono de la mesa
Vístela de nuevo
Vuelve medio histérica a coser
Se atranca la remalladora
Tú tira que no pasa nada... 
y....


Agujero al canto
Con los nervios, al tirar, la cuchilla de la remalladora me jugó una mala pasada.
Pero yo sigo consiendo que no se va a notar tanto, ya lo arreglaré..
No, ¡qué va!

 Se nota tela
Y lo peor es que se ha roto la pieza trasera. 
Como veis el factor E, sigue haciendo de las suyas subida en el lavabo. 
Ahí, ya casi llorando, dejé la camiseta para otro día.. Y me dediqué a atender a la niña

"Objetivo conseguido"


Pero noooo, no creáis que me dí por vencida tan pronto. Después de pedir consejo a mis queridas amigas costureras blogeras, decidí cortar todas las costuras que había hecho y desmontar la camiseta, y volverla a coser enterita. Le coloqué el cuello, más mal que bien, y me la probé..
Y voy a preguntarle a mi marido si le gusta y me dice que sí, que está bien. 
- ¿No te da la sensación de que parece un pijama?- le pregunto
- Pues la verdad es que sí. Pensaba que era un pijama-
 aaaarrrrggggg... aaaaarrrggggg....aaaaarrrggggggggg


 Sed benóvolas con mi careto de ayer a las 10 de la noche.
Vamos que me quité el pijama para hacerme la foto..jejeje

Lo siento pero hasta aquí hemos llegado. Me gusta mucho la hechura de la camiseta y creo que me queda bien, pero después de todo lo que he pasado con ella,  que el cuello me ha quedado bastante chuchurrío y que visto lo visto, no voy a salir a la calle con ella, me planto y no le doy ni una puntada más. Le falta el dobladillo de las mangas y el bajo, pero me niego a perder más tiempo con ella... Por ella, dejé los leggings de Maider aparcados y mirad como me lo ha pagado...jajaja.. 
Me gustaría repertirla en una tela más bonita y con más tranquilidad, porque la verdad es que creo que me sienta bien y es de mi estilo, pero de momento : Camiseta Plantain, !ahí te quedas!
Necesito cambiar de tercio o me volveré loca..jajaja

Que tengáis un buen fin de semana. 
Besos


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 27 de enero de 2014

Cojín-manta

Hola chic@s! Arranca de nuevo otra semanita que también se presenta movida para mí. Tengo la costura un poco abandona y miles de proyectos en la cabeza. Además de 5 canillas convenciéndome para que me embarque en nuevas aventuras costuriles... y yo que no me quiero estresar. En fin, todo a su tiempo y sin estreses que luego el cuerpo me da un bajón que para qué y entonces es cuando no coso ná de ná.
Hoy os traigo el último regalito que cosí  estas Navidades. ¡A este paso me planto en Semana Santa sin terminar la Navidad! jeje,  y que conste que aún quedan en mi casa turrón y algunos mantecados.. pero yo es pasar las fiestas y no me entra ni medio mazapán, así que al final me temo que acabaré tirándolos a la basura como todos los años.
Esta vez se trataba de un regalo para mi marido. El pobre siempre se queda el último en mi lista de deseos costureros. La verdad es que coser para hombres se me antoja aburrido y complicado. No me llama nada la atención, vamos. Pero para que no os pase lo mismo que a mí, ahora Miren de Telaria nos da la oportunidad de coser tres prendas de caballero que no están nada mal. Además podremos seguir un tutorial para su confección y ganar grandes premios (aquí). Ya no tenemos excusa, chicas. 
Bueno, a lo que iba. Hace casi tres años, cuando estuve en clases de patchwork ví una tela que me encantó para mi marido.Se trataba de una tela de aviones de la Primera Guerra Mundial. Es una tela un poco friki, pero es que a mi marido, que también lo es un poco, le apasionan los aviones. Tiene libros, maquetas, películas, etc..De hecho nuestros muñequitos de la tarta de bodas iban montados en un avión (jejeje).
Las chicas del patchwork me animaron a que le cosiera un cojín-manta, que no es otra cosa que una manta pequeña, de esas para el sofá, con un bolsillo grande en el que se guarda la manta doblada, resultando así una especie de cojín. Me pareció una idea estupenda.. pero yo por aquel entonces estaba embarazada, con sus fatigas correspondientes, y después con un bebé comilón enganchado a mí todo el día, y después me puse a coser vestidos para mis niñas, y después trajes de flamenca y después disfraces... en fin, que lo fui postergando hasta estas Navidades. 
La verdad es que es un proyecto que se hace superrápido. Me arrepiento de no haberlo hecho antes. Eso sí, se necesita tranquilidad y un sitio grande para disponer toda la tela. Lo hice un poco de memoria, porque después de 3 años ya dudaba de algunos pasos. Seguí un poco la lógica y me resultó muy sencillo. Sólo se necesitan dos telas coordinadas entre sí y una plancha de guata.
Aquí os dejo las fotos. 


Como veis, en la parte que queda de frente he aplicado a mano uno de los aviones con punto de festón. Los bieses están hechos  y cosidos a mano, de forma un poco regulera, pero eso lo había empezado hace tres años cuando comenzaba a dar mis primeras puntadas y se nota la inexperiencia.
El destinatario se puso muy contento con su regalito y ha accedido a posar con él, para que veais qué a gustito se está con la mantita por encima.

Un aplauso para el modelo...biiieeennn!!
 
¿Qué os ha parecido?
Bueno chicas, con estoy doy por terminadas las entradas de regalos navideños. Ahora a otra cosa. En la próxima entrada espero enseñaros algunas de las cositas nuevas que he estado haciendo.
Un beso y feliz semana.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 24 de enero de 2014

Control de plagas

Hola chic@s!
Abrir un blog es como montar tu pisito. Desde el mismo momento en el que tienes las llaves en tu poder, te dispones con afán a dejarlo perfecto,a  limpiarlo, pulir el suelo, pintar las paredes... Luego lo decoras, pones los cuadros, las cortinas y lo amueblas de acuerdo a tu gusto, tu estilo y tu forma de ser. Cuando ya está todo listo, abres las puertas de tu casa e invitas a todo el mundo a que pase y se ponga cómodo. 
Como ocurre con los blogs, hay casas muy acogedoras, en las que te sientes muy a gusto. Otras preciosas, pero frías. Algunas son divertidísimas, hacen fiestas e invitan a todo el vecindario a pasar un buen rato. A veces, incluso, reparten regalos. En otras casas, en cambio, siempre está puesto el canal de telenovelas..
 Sin embargo, por muy limpia y cuidada que tengas tu casita, por muy buena anfitriona que seas, ocurre en alguna ocasión que se te cuelan cucarachas por debajo de la puerta, que van dejando sus cagaditas por doquier a modo de comentarios bordes, maliciosos y mal intencionados. No obstante, lo peor viene cuando esos bichejos se acomodan y se hacen exigentes. Y ya no se conforman con el cafelito que ofreces a todas tus visitas, sino que exigen merienda, almuerzo y cena..y si no, se mosquean y te dejan la casa hecha una pocilga. 
Es ahí donde yo saco mi magnífico insecticida y PUFFF, PUFFF: BICHOS FUERA


 ... porque les gustará más o menos, pero en nuestra casa mandamos nosotras y en ellas hacemos los que nos da la real gana.. 
He dicho. 
Un besote y que tengáis un buen fin de semana costurero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 23 de enero de 2014

K de Kimono

Hola chic@s! ¿como va la semana? La mía ajetreadilla, así que esta entrada está programada y espero que haya salido el día y la hora señalada..jeje
La semana pasada Irene vino del cole con deberes.Está en segundo de infantil. Y aunque creo firmemente que los padres debemos implicarnos al máximo en la educación de nuestros hijos, a veces pienso que las profes de infantil nos mandan los deberes a nosotros en lugar de a los niños. Porque ya me diréis que una cosa es ayudar al chiquillo con los deberes y otra cosa es hacerlos tú mientras el niño te mira. Y es que hay cosas y cosas.Y a un mico de 4 años tampoco se le puede pedir que se quede quietecito en la silla mucho tiempo seguido. 
Pues bien. En la clase de Irene están machacando mucho las letras y el abecedario con vistas a que el año que viene todos estén casi listos para leer. Con esa idea, la profe propuso una actividad para hacer en casa llamada la Letra Viajera. Cada niño se llevaría a casa una ficha con una letra del abecedario, que tendría que decorar. Los padres, además escribiríamos tres palabras que empezasen por esa letra, y los niños tendrían que escribir con nuestra ayuda alguna otra palabra y hacer un dibujo. A parte, cada familia debería llevar a la clase un objeto pequeño, no perecedero, que no fuera ninguno de los de la ficha y que comenzase con esa letra. En total, había que pensar 5 palabras. ¿Fácil, no? Fácil menos para mí que me tocó la K. 
Os confieso que me tuve que ir al diccionario porque sólo se me ocurrían dos palabras. Pero el problema estaba en el objeto a llevar, porque no podíamos llevar un kilo, ni un kiosco, ni un koala por mucho que se empeñase mi hija. Finalmente pensé que podríamos llevar un kimono..en versión mini, claro está. 
Así que a confeccionar un kimono se ha dicho. Busqué por internet y encontré un video en inglés para hacer un yukata o kimono corto, partiendo de un cuadrado de tela. Y me puse manos a la obra. Como necesitábamos una modelo, tomé como referencia la Nancy que le habían dejado los Reyes a Irene y que dicho sea de paso, está en una estantería sin usar porque no le hace mucha gracia.
Busqué una tela apropiada (retal floreado de la tienda de retales a 1 euros) y en un rato ya teniamos nuestro kimono listo para llevar a clase.


 Esta modelo no pone pegas para posar..jeje

Se ve que me tuve que equivocar en alguna medida porque las mangas me han salido excesivamente largas, pero como la Nancy se va a quedar en casa, no hay problema. 


Fue rápido de confeccionar y muy facilito,y va hasta remallado por dentro, porque yo tenía que usar mi juguete nuevo sí o sí..jajajaj. Estoy fatal, lo sé
Finalmente el trabajo de la Letra Viajera quedó bastante decente. La letra la decoramos con arroz, lentejas y chícharos (alubias o fabes). Escribimos Kiwi, Kiosco y Karaoke y dibujamos un Koala. Y llevamos el Kimono... Creo que está más que currado el trabajito, no?
Le pregunté a Irene qué le había dicho la profesora y me dijo: 
- Mamá la seño ha dicho que nadie más lleve la letra decorada con comida, que ya hay tres. 
- No hija, que qué te ha dicho del kimono?
- Nada mamá, que muy bonito..

Bueno chicas, si no nos vemos antes os deseo un buen fin de semana. Que lo paséis bien y que descanséis. 
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 20 de enero de 2014

Amigos invisibles

Hola chic@s! De nuevo lunes. ¿Qué tal el fin de semana? ¡Vaya tiempecito, eh?! Pero bueno, es lo que tiene el invierno. A mí no me disgusta mucho el invierno, aunque claro, no es lo mismo el invierno de aquí que el de Burgos o León. Lo peor para mí es que no puedes salir mucho con las niñas, y los fines de semana como el que acabamos de pasar, los terminamos con los nervios de punta...jajaja. Aunque si lo piensas en pleno verano a más de 40 tampoco se puede salir mucho..jejeje
En fin, parte meteorológico aparte, hoy sigo con los regalitos que cosí en Navidad. Ya me quedan pocos, no os preocupéis..jajaja.
 La familia de mi madre es muy grande. Son 7 hermanos, nosotros 13 primos y luego hay cuatros sobrinas de primos hermanos. A eso hay que sumarle maridos, esposas, novios, etc... Como comprenderéis hacer regalos de Reyes para todos es una auténtica locura. Así que hace unos años decidimos hacer el amigo invisible y el día 6 de enero nos reunimos todos y pasamos un rato muy divertido abriendo regalos. Se trata de hacer un pequeño detallito, así la economía no se resiente mucho..jeje
Este año me tocó una de mis tías y a mi marido otra de ellas. Tenía claro que iba a coserles algo, aunque mi marido me dijo que se iba a saber de quién procedía el regalo. De todas formas casi siempre acaba sabiéndose de quién es cada cosa, porque en esta familia no sabemos guardar secretos..jajaja
Así que me puse manos a la obra y les hice a cada una una talega para guardar el pan y un guardabolsas. Tenía que ser algo rápido de coser y la verdad es que cada juego no me llevó más de dos horas. Como patrón tomé otra bolsa que yo tenía en casa. 
Sólo tengo fotos de un solo juego. Creo que las otras debí borrarlas sin querer. Una pena porque la tela también era muy bonita. 


Ambas piezas son muy sencillas de confeccionar. Si queréis  algún tutorial echadle un vistazo al mes de abril del Once Proyectos para 2013. El guardabolsas lo hice sin patrón, tan solo un rectángulo de tela con unas gomas arriba y abajo. Poco más. 
Mis tías quedaron muy contentas con sus "amigos invisibles". Un regalo fácil de hacer pero resultón. 
Pues nada que tengáis buen comienzo de semana. La mía se presenta movidita. Así que preveo poca costura. Así que cosed por mí..jeje
Besos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 17 de enero de 2014

Acumulación obsesiva de telas

Hola chic@s! Tendréis que estar de acuerdo conmigo en que existe un mal endémico de la sociedad costuril que tarde o temprano afecta a toda costurera que se precie: la Acumulación Obsesiva/Compulsiva de Telas (AOT). Sí, sí, no os riáis. Los expertos ya la consideran una variante chic del síndrome de Diógenes. No importa que seas novata o una gran profesional: al final acabarás cayendo en ella. 

 Mis tesooorooos

Al principio, cuando eres novata empiezas comprando un trocito de tela, baratito, por si te sale un churro de prenda. Cuando ya vas cogiendo un poco de destreza, y el miedo a cagarla se desvanece, es un no parar. 
A veces, es por el precio. Jo, es que  hay una mesa llena de retales a un euro. Es un crimen no comprar. Ves un retal floreado horroroso, que te recuerda a las cortinas de tu abuela y piensas "paso"... pero una vocecita en tu cabeza te dice : "unnn euuuro" (lease voz fantasmal). Y vuelves a pensar: "pero si parece salida del Cuéntame".. y la voz se hace más fuerte y poderosa, y repite sin cesar: " uuunn euuuro, unnnn euuuro, uuuuuuuunnnnnnnn euuuuuuro". Y te la llevas, claro que te la llevas. Esa y tres retales más que total por tres euros de nada para algo servirán. 
 Otras veces, ves una tela de lunares que te enamora, de última moda y a un precio divino... y no compras un metro, no. Te traes tres. Porque total, es tan mooona, que con eso le haces un traje a la niña, otro para tí, un abrigo al perro y unas bragas para tu suegra para que luego no diga que no le coses nada. El problema llega cuando tras las dos primeras prendas te salen lunares por las orejas. Tienes tal empacho que eres incapaz de coser nada más con esa tela, a pesar de que te remuerde la conciencia: ¿por qué narices compraría yo tres metros? Llegados a este punto solo caben dos soluciones: o entierras los lunares en el más profundo cajón de la casa o haces fundas. Sí, sí. Fundas para todo: para el móvil, para la tablet, para la Ipad, para el  IPhone, para el IPod, para la bombona del butano y hasta para las gafas de buzo de tu marido...
 Yo pienso que los comerciantes son conscientes de esta enfermedad y se aprovechan de ella. Es más, creo que entrenan a sus dependientas en técnicas de control mental para sacar mayor tajada. Veamos. Vas tú toda convencida a comprar medio metrito de tela para una falda, porque con medio metro, no estás segura pero crees que te da se sobra. Se la pides a la señorita que saca su metro de madera, cual espada láser, y te señala el medio metro. Y ahora es cuando empieza a usar sus técnicas intimidatorias. Te lanza una mirada desafiante. Tú resistes como puedes. Vuelve a mirarte. Tragas saliva. Y entonces dice la palabra mágica: ¿vale?. Y te hace dudar. Sí, te hace dudar. Ahí, amiga, has perdido la batalla. Ahí es cuando dices, bueno me voy a llevar un poquito más no vaya a ser que me equivoque al cortar. La dependienta sonríe satisfecha porque te tiene ya en el bote. Algunas incluso van más allá y te dicen: "es que esta tela está muy bien de precio y es de muy buena calidad". Y te traes tres metros a tu casa, porque total con esa tela le haces un traje a la niña, otro para tí, un abrigo al perro y unas bragas para tu suegra para que luego no diga que no le coses nada. 
 Expertos de todo el mundo aseguran que esta enfermedad llega a su punto más alto cuando confluyen varios sujetos (en este caso, sujetas) infectados por la misma cepa del virus. Va una tan tranquila por la calle y ve " Rebajas: punto de jersey 0,99 €" Le entran los siete temblores y rápidamente wasea: "chicas, ganga de punto por menos de un euro". Entonces entras, tocas la tela y vuelves a wasear: "chicas, de buena calidad, ¿quién quiere? yo me llevo dos metros". Ahora tu smartphone de última generación empieza a pitar y  a echar humo. Aquello parace la bolsa de Nueva York: "Compra, compra,compra,un metro, dos, yo cinco.." El dependiente se frota las manos porque se va a quitar de encima la pieza esa que no vende ni a tiros. Y te dice: "solo queda un poquito para terminar la pieza, ¿te lo echo?" Y sales de allí con un bolsón más grande que el saco de Papá Noel. 


Al principio, al llegar a casa intentas disimular la compra. Apareces con el bolso empetao y te pregunta tu marido: 
- Niña, ¿qué llevas en el bolso?
- El chaquetón, cari, por no llevarlo en la mano. 
- ¡Pero si estamos en julio!
- Ay, hijo, pero no sabes lo fuerte que ponen el aire acondicionado en la oficina..
El pobre te mira  de reojo, suspira y sólo piensa en que al menos dejes algo de dinero para cuando tenga que llevarte al manicomio. 
 También hay estudios que sostienen que la enfermedad llega a su estado terminal cuando el sujeto en cuestión no sólo acumula telas nuevas, sino que empieza a atesorar telas recicladas. Y a guardar manteles, toallas viejas, edredones, camisas, etc..Hasta que un día te soprendes a tí misma diciéndole a tu madre: "¿Pero mamá, cómo se te ocurre tirar a la basura esas cortinas de Naranjito? Dámelas a mí que con eso le hago yo un traje a la niña, otro para mí, un abrigo al perro y unas bragas para mi suegra paraqueluegonodigaquenolecosoná".


Lo bueno es que yo he encontrado una vacuna experimental aunque sólo viene a paliar los efectos, porque de este mal no se cura una nunca. Así que os lanzo el siguiete reto (que no sé si yo misma conseguiré): se trata de hacer una foto de las telas atesoradas en casa y comprometerse de hacer al menos dos prendas al mes con alguna de esas telas. Luego hay que poner una foto con la prenda terminada. El reto lo hago para mí misma, porque después de hacer recuento me ha dado hasta vergüenza de todo lo que tengo (aunque alguna tocaya mía hay por ahí que me da mil vueltas). Pero si hay alguna otra loca que se quiere unir bienvenida sea.
Bueno, chicas, el reto ha sido lanzado. Que tengáis buen fin de semana. Me voy, que he visto una oferta de telas que no se puede aguantar..jajaja


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 15 de enero de 2014

Guardaagujas de patchwork.

Hola chic@s! No, no me he vuelto loca. Durante estos días habréis visto y seguiréis viendo cambios de looks de este blog. Con la llegada del año nuevo me apetecía cambiar un poco la imagen del blog y de momento estoy haciendo algunas pruebas. Por ahora creo que dejaré este nuevo aspecto, aunque no sé si será el definitivo. Espero que os guste y os sintáis cómodas con él. 
La entrada de hoy viene a continuar con lo que empecé en la anterior: regalos de Navidad. En esta ocasión os muestro lo que hice para mi tía. Ya os he hablado de ella en alguna que otra ocasión. Mi tía es una apasionada del ganchillo, el punto, la costura y en general cualquier labor. Se atareve a casi todo. Cada año nos regala en Navidad algo hecho por ella misma. Este año me ha regalado un cuello de lana, una toquilla muy fashion que ya os enseñaré y un cesto de trapillo para guardar chismes. 
Por una vez me apetecía regalerle algo hecho por mí, en primer lugar porque a estas alturas la imaginación para hacer regalos ya la tengo casi agotada, y en segundo lugar, porque sé que ella va a valorar el regalo como se merece. A veces cuando me invitan a algún cumple o tengo que hacer un regalo me planteo hacerlo yo misma. Luego pienso si la persona que lo va a recibir valorará o no el trabajo, la dedicación y el cariño con el que está hecho, o si se quedará sólo en el valor "material". Es por ello que soy muy selecta a la hora de dedicar mi tiempo en ese tipo de cosas. Si sé que no va a ser valorado como se merece, prefiero ir a una tienda a comprar un regalo. No sé si os sonará egoista, pero el tiempo es oro y gracias a Dios, la costura para mí es un hobbie y no una necesidad. 
Bueno, que me voy por los cerros de Úbeda. Después de pensarlo un poco y tras ver la idea en el blog del Once Proyectos para 2013,  decidí hacerle un guardaagujas de patchwork de esos que se enrollan. De esta forma podría tener todas sus agujas de tejer y de ganchillo ordenadas. Aunque la idea básica la tenía en la cabeza, busqué algunos tutorialoes en Internet sobre todo por el tema de las medidas. Además le pedí a mi hermana unas agujas de punto para ir sobre seguro. El tutorial que yo he seguido es este del blog Susanita tiene un botón. Sin embargo yo sólo puse dos bolsillitos en lugar de tres y biés de cordoncillo en lugar de bies normal que se me da peor colocar. 


La confección no tiene dificultad ninguna. Lo único más complicado es coser bien el bies en las zonas en las que hay muchas capas de tela y guata. De hecho tuve que dar alguna que otra puntada escondida a mano en los sitios que no habían quedado bien cosidos. 


Las fotos que tengo son bastante malillas, porque las hice aprisa y corriendo con el móvil. No quería exponer mucho el trabajo en casa por eso de que se suponía que debían traerlo los Reyes Magos. Con todo, mi hija, a la que no se le escapa una, el día de Reyes soltó: ¡tita, eso no te lo han traido los Reyes, te lo ha hecho mi madre! aaaarrrgggggg... ¡anda que no hay que tener cuidado con estas niñas!
Tengo que decir que a mi tía le gustó mucho el regalo y le parecío muy original, y a los pocos días me mandó esta foto "con relleno". 


Bueno, espero que os haya gustado. A mí las telas me parecieron preciosas. Por mucha ropa que confeccione, la verdad es que el patchwork siempre tendrá un huequito en mi corazón. 
Un beso y hasta pronto.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 13 de enero de 2014

Mi bolso Viator

Hola chic@s! ¿Qué tal? ¿Adaptadas ya a la rutina diaria? Nosotros por suerte sí.
Hoy os traigo la primera de una serie de entradas sobre cosas que cosí durante las fiestas. La mayoría para regalar, pero también alguna cosita para mí.
A finales de noviembre mi querida Charo de Cosiendo y Aprendiendo, nos regaló el patrón de su bolso Viator y nos propuso un reto-concurso, que como todas sabéis ganó Maider del blog Masustak Eguzkitan con un bolso realmente divino. 
Pues bien, yo que me apunto a un bombardeo por supuesto me uní a este reto. Ahora bien, siempre me pasa lo mismo. Que yo propongo y que los demás disponen. Los proyectos se me iban  acumulando, había que hacer disfraces navideños, comprar regalos, comidas, etc..Ya me veía yo que no llegaba ni en broma a cumplir con las fechas de entrega. Y no sabéis la rabia que me daba. Me hacía ilusión hacerme el bolso Viator, primero porque me gustaba bastante y segundo porque yo soy la modista generosa y casi nunca coso nada para mí y ya era hora, no? Menos mal que Charo se apiadó de las rezagadas y amplió el plazo, y gracias a ello el último día a las 9 de la noche le pude enviar las fotos de mi bolso. 
Debido a las prisas fue un bolso muy muy sencillo y hecho en un tiempo record. No lleva ni bolsillo interior, ni nada de nada. A modo de adorno sólo lleva una cinta negra rematada con un piquillo rojo oscuro. Tampoco me dió tiempo de encontrar arandelas ni mosquetones, así que finalmente le puse una cinta de nylon de las que venden para las mochilas, directamente cosida al bolso y vamonos que nos vamos.


La elección de las telas si me llevó un tiempo. Se suponía que tenía que ser algo original, pero las que me gustaban eran muy caras para un bolso (y no estaban las fechas para gastarse un dineral en telas) y las que eran baratas eran muy feas. Finalmente me decidí por estas telas de tapicería que venían ya combinadas (imaginación cero cuando hay prisas) y que tenían un precio razonable. 
Solo me queda decir que el bolso es realmente sencillo de hacer y que en poco más de dos horas estaba listo (sin adornos, bolsillos ni cremallera, que conste). 
Me ha encantado hacer este bolso y seguro que lo volveré a repetir con más calma. Lo veo ideal para verano con una tela vaquera o loneta azul marino de esas que pegan con todo.




Muchas gracias a Charo por compartir con nosotras este patrón y desde aquí te envío mucho ánimo con tu libro de bolsos. Aquí tienes a una compradora segura. 
Un beso y hasta la próxima entrada. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 9 de enero de 2014

Año Nuevo, Proyectos Nuevos

Hola chic@s! Se acabó lo que se daba. Terminaron las fiestas y volvemos a la rutina diaria. Si os digo la verdad, mi estómago, mis cartucheras y mi salud mental la agradeden, aunque nos de mucha pereza volver de nuevo a la normalidad. Y eso que  este año me ha dado mucha pena que mis niñas volvieran al cole el mismo día 7, sin haber disfrutado apenas de los regalos de Reyes.¡Desde aquí un llamamiento a la Delegación de Educación para que el año que viene les dejen a los chiquillos al menos un dia para poder jugar con sus juguetes nuevos, como han hecho en otras Comunidades Autónomas!
Por suerte, este año yo he podido disponer de un par de días más de vacaciones que me han veindo al pelo para recoger toda la parafernalia navideña, poner orden y disfrutar de mi regalito de Reyes.Se ve que este año he sido muy buena y me ha traido esto:


 ¿Qué os parece? Estoy muy contenta con mi nueva remalladora/overlock. Ya os dije que mi remalladora del Lild había muerto a la primera de cambio y que teniendo en cuenta la calidad de la máquina en cuestion no me merecía mucho la pena gastarme más dinero. Así que iba a ahorrar para una nueva. Pero se ve que los Reyes Magos me quieren mucho y me han traido esta maravilla ( al menos a mí me lo parece). Ayer estuve haciendo pruebas con ella y de momento estoy encantada. Aún me queda cogerle el tranquillo al pedal, las tensiones y la cuchilla que a veces me juega malas pasadas. Pero sé que es cuestión de práctica.

Por otra parte, empieza el año costuril. Y aunque la verdad es que estas fiestas no he dejado de coser  ayudando a los Reyes a confeccionar varios regalitos, ahora se abre ante mí un año nuevo sin presiones y con la mente abierta a todo tipo de proyectos. También es cierto que pasadas las Navidades, se acabaron gran parte de nuestros "compromisos sociales" y no me hace falta coser nada por obligación o con fecha de entrega. Estoy contenta porque lo poco que he cosido de invierno para mis niñas está siendo muy bien aprovechado. Me daba mucha rabia hartame de coser vestidos para una sola puesta.
Así que de momento lo único que tengo en el horizonte son unas fundas de carrito que le quiero regalar a mi hermana (¡voy a ser tita de mellizos!) y los disfraces de carnaval que aun está por ver si puedo aprovechar alguno de los que ya tenemos en casa.
Ya he visto que muchas firmas están sacado colecciones de primavera/verano. Yo ahora mismo no puedo pensar en eso. Me parece una auténtica locura. ¡Bastante tenemos por aquí abajo con veranos asfixiantes de casi 6 meses, como para empezar en enero! Así que comienzo este nuevo año con bastante tranquilidad,  sin  presiones y con ganas de coser todo tipo de prendas. ¡A ver lo que me dura, jejeje!
Ahora viene la parte más fea del año para mi gusto. Hasta Semana Santa, sólo tenemos un día de fiesta (el día de Andalucía, 28 de Febrero) y lo peor del invierno por llegar. Así que tenemos muuuchos días para ocuparlos cosiendo.
Y vosotras, ¿cómo afrontáis este nuevo año? ¿con muchos proyectos en mente?
En las próximas entradas os iré enseñando todas las cositas que he ido cosiendo estas fiestas.
Un beso muy gordo y a por el 2014.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...