Páginas vistas en total

miércoles, 29 de abril de 2015

Blusa para niña Burda Style Abril 2015

Hola chic@s! Se acabó la Feria de Abril y volvemos a la rutina diaria con la mirada puesta en las próximas vacaciones de verano. Aunque aún me falta por enseñaros alguna cosita primaveral que he cosido, mis costura ya van dirigidas al pleno verano tan caluroso que "sufrimos" por estas tierras. Yo calculo que nos quedan como mucho un par de semanas antes de instalarnos en los 30º... pero bueno mientras se quede en 30 bienvenidos sean..jeje
Hoy os traigo mi versión de la blusa para niña modelo 135 del Burda Style de abril de 2015, de la cual hace unos días mi amiga Sonia, La Pequeña Aprendiz hizo un estupendo Cose Conmigo. Y os cuento un poquito la historia. 


Cuando Sonia me enseñó los modelos para niños que traía este mes la revista Burda, la verdad es que nada me llamó demasiado la atención. Sin embargo, cuando me enseñó la preciosa blusa que su madre había confeccionado para Sofía, me entró un ataque inmenso de culoveoculoquiero. Tanto me gustó que le pedí a Sonia que hiciera un Cose Conmigo. No porque fuera espercialmente complicada la blusa (aunque las instrucciones de Burda para mí siguen siendo chino mandarín), sino por el hecho de obligarme a hacerla. 
Parece que Sonia ya tenía en mente montar un Cose Conmigo y que mi propuesta fue el último empujoncito que le faltaba para lanzarse a ello. Y no sabéis cuanto me alegro. 


Como ya os comentó ella misma en su Cose Conmigo, se trata de una blusa cómoda para el verano, muy coqueta para las niñas. Lleva unos volantitos en la pechera, abertura delantera y mangas aladas. 
Su confección no es difícil pero sí elaborada, necesitando un poquito de dedicación. 
Mi mayor dificultad estuvo en la abertura delantera. No me ha quedado perfecta pero estoy contenta con el resultado. 
Las mangas las reduje un poco eliminando el margen de costura pues me parecieron un pelín grandes. 
Por lo demás toda la confección fue igual que la de Sonia, si bien yo opté por poner una goma en el bajo ya que mi hija es delgadita y las cosas muy sueltas no le sientan demasiado bien. La única pega es que se le sube un poco al moverse, por lo que pienso que debí alargar la blusa un poco más. Pero bueno tampoco es nada insoportable, no?
Para mi hija cosí la talla 110 de Burda. La sisa le queda un poco abierta porque tiene los brazos canijillos, pero creo que esa es su talla. Una menos le habría apretado el cuello y una más le habría quedado demasiado grande. Con todo es una blusa corta a la que hay que añadir varios centímetros al bajo. 



En la foto anterior veis un detalle de la pechera y los botones, que son como pequeñas piedrecitas anaranjadas. 
La tela que he usado es una batista de algodón con un tacto suave ideal para este tipo de prendas. La tela llevaba guardada en mi baúl  casi tres años y nunca encontraba en qué usarla. La florecillas son de un color anaranjado/indefinido que me hacía muy difícil encontrale combinación. Sin embargo, al ver el modelo de la blusa sabía que había llegado la hora de usarla. Y la verdad es que me encanta como queda. 
Os dejo algunas fotos más. 


 Ya solo me queda animaros a que cosáis esta prenda tan bonita y ponible para el verano y dar las gracias a Sonia por su magnífico trabajo elaborando el Cose Conmigo. 

Un beso y feliz semana con puente incluido..
Hasta la próxima!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 23 de abril de 2015

TUTORIAL BOLSO FLAMENCO PARA IR A LA FERIA

Hola chic@s!
Estamos en plena Feria de Abril, como ya todas sabréis nuestra Feria que supone el pistoletazo de salida para muchas fiestas, ferias y romerías en muchos lugares del sur de la Península. Muchas somos las que nos vestimos de flamenca y las que siempre tenemos el mismo problema: ¿dónde llevamos las cosas? La mayoría de los trajes de flamenca llevan un bolsillo encondido entre los volantes o en la enagua, pero suele ser muy pequeño y solo cabe lo justo e indispensable. ¿Qué hacemos entonces con el móvil, las llaves o las gafas de sol? 
Pues eso pensaba yo, hasta que se me ocurrió hacer un bolso a juego con mi traje. Podría haberme hecho un bolsito normal y corriente, pero me apetecía darle un toque divertido y flamenco . Así que ideé este bolsito flamenco del que, además, os pongo el tutorial por si os animaís a hacer vuestra propia versión.


 TUTORIAL BOLSO FLAMENCO: 

Materiales: 

-Tela para el exterior del bolso y tela para el interior si quereis hacerlo en contraste. 
- Guata o algún tejido para el relleno (toalla vieja o forro polar)
- Piquillo 
- Cinta para tapar la costura. Yo he usado pasacintas y cinta en contraste. 
- Boquilla metálica y cadena. He usado una boquilla de 12,5 cms.
- Costurero básico



Pasos
 1.- En primer lugar imprimiremos el patrón. Tened en cuenta que mi patrón es para una boquilla de 12.5 cms. Es un bolso pequeñito en el que cabe el móvil,un pequeño monedero y las llaves. Si lo necestáis más grande podéis dibujarlo vosotras mismas ya que no tiene ninguna dificultad. Para ello colocaremos la boquilla metálica en un trozo de papel y dibujaremos una línea siguiendo su forma por fuera. Hayamos el centro y le daremos la longitud y la anchura deseadas redondeando las esquinas. En dicho patrón señalaremos donde finaliza la boquilla.
Podéis guiaros por mi patrón para hacer uno más grande o más pequeño.


2.- Colocamos el patrón con la tela doblada y dibujamos un centímetro alrededor como margen de costura. Pasad a la tela las marcas de la boquilla. (NOTA: el patrón que os pongo no tiene señaladas estas marcas. Lo siento, ha sido un despiste. Simplemente teneis que poner la boquilla dentro del controno del patrón y marcar en ambos lados dónde termina).
Cortaremos dos piezas en tela exterior, dos en tela  interior y dos de relleno. En mi caso el forro es de la misma tela exterior y he usado un trozo de forro polar que tenía en casa a modo de relleno.





 3.- Ahora vamos a trabajar con la pieza frontal por el derecho.
Ahí marcaremos dónde termina la boquilla y la altura a la que queremos colocar los volantes. Tened en cuenta el margen del costura del bajo y el ancho que queráis dar a los volantes. 


En mi caso el primer volante (marcado con un alfiler azul) tendría una longitud de 17.5 cemntímetros, por lo que para darle sufienciente frunce he cortado una tira de 34 cms+2 cms de margen de costura. 
El segundo volante (marcado con el alfiler negro) tendría una longitud de 21 cms. Por ello he cortado una tira de 42 cms +2cms de margen de costura.
La distancia entre los volantes la he colocado a 6,5 cm por lo que la anchura de los volantes es de 10 cms incluyendo márgenes de costura.*
(A mi me han quedado un poco anchos los volantes. En próximas ocasiones creo que los haré un poco más estrechos con lo que sobresaldrá menos por abajo). 

(*NOTA:  estas medidas viene marcadas por la longitud de mi boquilla y son aproximadas,  y variarán según sea la vuestra y lo ancho y largo que queráis el bolso).

4.- Una vez cortadas todas las piezas vamos a comenzar a preparar los volantes. 
Para ello sobrehilamos los bordes largos de cada tira pasando un zig zag tupidito.


Después colocaremos el piquillo por el derecho de la tela de la manera que os muestro. Intentad coserlo lo más cerca posible de la parte inferior del piquillo. Yo no lo hecho, pero si no os veis seguras hilvanad primero el piquillo para que no se os mueva.


Volvemos el zig zag hacia fuera y lo marcamos con la plancha. Por último pasamos un pespunte por el derecho de la tela lo más pegado posible al bode para fijar el piquillo.
Posteriomente marcaremos un centímetro a cada lado del volante. Esta marca nos indicará donde comenzar y terminar el fruncido del volante. 



Frunciermos los volantes a la manera que acostumbremos entre las dos marcas señaladas. Como era poca tela yo he pasado un solo hilvan flojo con la máquina de coser (tensión al mínimo y longitud de la puntada la máximo) y he tirado para fruncir.



5.- Ahora vamos a colocar los volantes en la pieza en la pieza exterior en la que hicimos las señales. Comenzaremos por el volante inferior ajustando el frunce con los dedos a la longitud deseada.


 Una vez cosido el volante, por la parte trasera recortaremos lo necesario para ajustarlo al borde de la curva del bolso. OJO: solo lo necesario. Y pasaremos un zigzag o un hilvan para ajustarlo en ambos lados.Esto lo haremos para que el volante no se mueva a la hora de montar el bolso, evitando así que se quede pillada la tela de mala manera. 



Colcamos el volante superior de la misma forma que el inferior. Y volvemos a pasar un zig zag a ambos lados para fijarlo al bolso. No es necesario recortar nada porque esa zona es recta.
Por último, colocaremos en el borde superior del volante el adorno que queramos a modo de embellecedor, tapando la costura. Yo he colocado un entredós con una cinta a juego.


6.- Ahora vamos a montar el bolso. 
Para ello, en primer lugar, vamos a recoger el volante inferior con alfileres y así evitar que lo pillemos con la costura. El alfiler verde marca por donde pasará la costura del bajo.


Una vez recogido el volante vamos a montar nuestro sanwich. Para ello colocaremos en este orden las siguientes piezas de tela: una pieza de relleno, la pieza con los volantes hacia arriba, la pieza trasera del bolso derecho con derecho y por último la otra pieza de relleno. Fijaos en la siguiente foto:


 Ahora vamos a coser el contorno del bolso entre las marcas que señalan el fin de la boquilla.

Si giramos el bolso nos debe quedar así:

Tened cuidado al girar la pieza para no pincharos con los alfileres. Yo me llevé varios pinchazos.

 Ahora vamos a preparar el forro. Para ello encaramos los derechos de las piezas y cosemos igual que hemos hecho con la pieza anterior, pero DEJAMOS UNA ABERTURA EN EL BAJO para poder darle la vuelta al bolso.


 7.- Para el siguiente paso debéis prestar un poco de atención. No es difícil pero sí tenéis que hacerlo bien porque si no os tocará descoser. Vamos a introducir la parte exterior del bolso dentro del forro CON LOS DERECHOS DE LA TELA TOCÁNDOSE. Mirad la siguiente foto.


Una vez hecho esto vamos a coser la curva de arriba entre las marcas que hicimos.Poned especial atención en las esquinas donde hay varias capas de tela.


 Usando la abertura que hicimos en el bajo del forro vamos a darle la vuelta al bolso con cuidado y asentado bien la curva. Si veis que lo necesitáis podéis hacer unos piquetes alrededor de la curva. Sí os recomiendo que recortéis un poco el margen de costura,  con cuidado de no cortar el pespunte, para que no abulte demasiado.
Una vez que le habéis dado bien la vuelta, cerramos la abertura del forro con un pespunte. Como esa costura va dentro del bolso no se verá, por lo que podéis pasar un pespunte con la máquina tranquilamente. 

Ya solo nos queda asentar las costuras con la plancha y dejarlo lo más aplastadito posible para poder colocar la boquilla.

8.- Vamos a colocar la boquilla de nuestro bolso. Para ello elegiremos un hilo resistente y lo vamos a poner doble. Para comenzar a poner la boquilla coseremos desde el centro hacia un lado y después desde el centro hacia el otro. Así  evitaremos que se nos mueva y se nos descuadre. Debemos pasar por cada agujerito dos veces al menos para fijarlo bien. Este paso es bastante laborioso y requiere paciencia. No os preocupéis si el interior no queda muy pulido porque vamos a poner un poco de piquillo para disimular.


Ya solo nos queda hacer unos últimos remates: con puntada escondida repasamos los laterales de las boquillas por si nos han quedado muy abiertos y por el interior, como os he dicho pegamos un poco de piquillo tapando las costuras. Para ello podemos usar pegamento textil o un poco de silicona. Eso sí hacedlo para que quede curiosito.
Por ultimo y también con puntada escondida, remataremos el volante de abajo por dentro.

¡¡¡¡Y ya está!!! Colocamos la cadenita de nuestro bolso y a lucirlo en la feria.
(NOTA: llevo dos días con el bolso en la Feria y he notado que la cadenita no es muy efectiva porque se engancha en el mantoncillo y lo descose. Os recomiendo, si vais a usar mantoncillo o flecos que compréis mejor un cordón de esos de seda o cola de ratón o que hagáis una correa con la misma tela del bolso).
 

Espero que os haya gustado y que os sirva de utilidad. Creo que este bolso admite muchas variantes.
También espero que se entienda bien el tutorial. Me ha llevado más escribir esta entrada (tres días) que coser este bolso. Desde aquí doy las gracias a todas aquellas personas que comparten sus tutoriales con todas nosotras porque la verdad es que es algo bastante laborioso y cansado.
Un beso y hasta después de Feria.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 13 de abril de 2015

Cosiendo Primavera #4: Vestido Alba

Buenos días chic@s! Arrancamos de nuevo otra semana y os sigo mostrando los vestidos que hice para Semana Santa. A este paso llego casi al verano..jeje. 
Hoy os traigo el modelito que confeccioné para mi sobrina Alba, de ahí el título de la entrada. 
Esta Semana Santa hemos tenido aquí a mi hermana, mi cuñado y mis sobrinos. Ha sido un lujazo poder disfrutar de toda la familia junta y de los mellizos que, aunque los vemos crecer a través de fotos y video, se disfrutan muchísimo más en vivo y en directo. 
Pues bien, como venían a pasar la Semana Santa, mi hermana me pidió que tuviera preparado algo "pijo" para los niños. Con esta expresión mi hermana se refería a algo arregladito, propio para la fecha, ya que ella es muy de sport y no tiene muchas prendas que se salgan de ese estilo. Lo que sí mi pidió es que fuera algo sencillo. No era plan de que le diera un shock a la pobre..jeje. 
Desde el primer momento lo tuve claro. Iba a hacerle a mi sobrina un Geranium Dress. De hecho fue el primero que cosí nada más tener el patrón entre mis manos. Como ya os dije se trata de un patrón básico y sencillo para niñas que admite muchas combinaciones. En esta ocasión cosí la versión con mangas fruncidas sin hacer ninguna modificación al patrón.  El talle lo mantuve en su sitio, un poquito alto para mi gusto, aunque creo que no queda mal.


  

Cosí la talla 5 y le queda perfecta. Creo que es el que mejor me ha quedado sin tener a la niña delante para probarselo. Eso sí, el bajo me quedó muy justo por lo que lo rematé con piquillo rojo. 
Para darle un toque más arregladito añadí piquillo en las mangas y en la pechera, así como unos botoncitos en forma de flor. También usé bies de cordoncillo para separar el cuerpo de la falda. Con estos pequeños detalles creo que le damos al vestido un toque más elegante para lucir en Semana Santa.


 Aquí veis algunos detalles del delantero. 


 La tela es popelín de algodón en un estampado clásico para niñas de florecitas tipo liberty que compré en una tienda local. Me parece que queda ideal porque tiene algo de cuerpo y no necesita forro. El cuerpo del vestido sí está forrado, tal y como viene en las instrucciones del patrón. 


En esta foto veis lo pulido que queda el interior. 
Cada vez me va dando menos vergüenza enseñar las pendas por dentro..jeje

Quedé muy contenta con el resultado y mi hermana también. Creo que conseguí un vestido bonito y adecuado sin ser demasiado recargado y que iba con el estilo de mi hermana. No quería que mi hermana viese a la niña "disfrazada".
 Lo combiné con medias caladas de Apricot en color rojo, y zapatos y rebeca en el mismo color. Sin embargo, hizo tanto calor que por la tarde tuvimos que quitar las medias y usar calcetín corto. 

Aquí os dejo a las dos primas el pasado Viernes Santos esperando a la cofradía de El Cachorro. 

 Estaban ya un poco aburridas de ver pasar solo nazarenos..jeje

Bueno espero que os haya gustado. Yo por lo pronto me declaro enamorada de este patrón y amenazo con hacer la tercera versión con la manga caida sobre el hombro. Pero antes aún me queda enseñaros el vestido que llevó Elena.
No os canso más por hoy. 
Que tengais buena semana. 
Un besote 

PD. Acordaros de que hoy empienza el Cose Conmigo Infantil de La pequeña aprendiz. No os lo perdáis. Se trata de una blusa supermona que no puede faltar en los armarios de nuestras niñas esta temporada. 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 7 de abril de 2015

Cosiendo primavera #3: Domingo de Ramos

Hola chic@s! Se acabó la Semana Santa y se me ha pasado volando. La verdad es que hemos disfrutado de un tiempo estupendo e incluso calor, lo cual hace que todo el mundo esté contento: las cofradías, los capillitas, los playeros y los negocios.Gracias a este bien tiempo hemos podido hacer muchas cosas, pero sobre todo disfrutar de la familia y de mis sobrinillos que han venido a pasar unos días. 

Hoy os traigo el vestido que lució Irene el Domingo de Ramos. Os lo enseño y ahora os lo explico: 


Cuando pensaba en los vestidos para estrenar en Ramos, tenía más o menos claro que quería algo sencillo, elegante y que fuese ponible en más ocasiones durante el verano. Después de rebuscar entre mis patrones me decidí por este modelo de la última revista Patrones Extra Niños nº 42. 

  
Creo que me llamó la atención el escote trasero en pico sin ser demasiado pronunciado.Se trata de un vestido sencillo en corte casi trapecio que se ajusta con el lazo trasero. 
Pues bien, saqué el patrón en talla 4 reducida (mi hija es muy delgada) y lo corté en una preciosa tela que compré en las rebajas de TraeTela. La tela es un gustazo de coser. 100% algodón, supersuave y con una caida espectacular. 
Primer problema: al coser la falda tal y como indicaba el patrón quedaba muy chuchurría. No decía nada. La falda tenia tanta caida que con el vuelo que recomendaba el patrón no quedaba nada bien. Así que añadí el doble de vuelo, 3 metros para ser exacto. 3 metros de tela más 3 metros de forro. 
El patrón no contempla poner forro porque se recomienda lino para el verano. Pero a mí me gustaba más con forro para la primavera. Así que se lo puse. 
Segundo problema: la pieza delantera del cuerpo es  un poco redondeada por abajo. No recta como parece en la foto. Con lo cual, al meter tanto frunce el vestido no queda ajustado en la cintura ni de broma. para solucionarlo y porque me parecía más estético la lazada la alargué para que cogiera también el delantero. 


Tercer problema o más bien tercer error: añadir entretela al cinturón. La lazada segun el patrón debía llevar media entretela, así que yo también la añadí a la parte del cinturón. Pero la tela que escogí como contraste era popelín azulón un poco tieso, que con la entretela se quedó muuuucho más tieso y dificil de ajustar. Entre que el bajo del delantero era redondeado y el cinturón tieso ( no tuve la precaución de cortar el cinturón también redondeado :(( ) tuve que darle algunas puntadas para que se mantuviese en su sitio.Además en mi opinión, la lazada es demasiado corta y el lazo queda un poquito ridículo.

Se me ha olvidado comentar que la tela me vino justisima. Acabé con las existencias de Traetela y ya no tenian más. Al tener que poner tanto vuelo, me sobraron unos trozos muy pequeños con los que no pude hacer nada. Si hubiera tenido más, habría cortado un cuerpo nuevo.

Como veis el resultado es aceptable, porque la tela es preciosa y el contraste con el azulón queda, para mi gusto, muy elegante. Los botones que compré en forma de florecita también quedan muy bonitos. Sin embargo, creo que equivoqué el modelo para la tela que tenía. El patrón viene indicado para telas tipo lino o algodón con algo de más cuerpo y para que quede un vestido sueltecito de verano, no para un vestido tan formal como me quedó a mí. A la niña se le ve un poco ancho de cuerpo. 
Con todo, a mi hija le encanta porque tiene mucho vuelo y puede dar vueltas sin parar y está deseando ponerselo. 

La lazada queda un poco pequeña para mi gusto
Y muy tiesa por la entretela. 
No se ve por el frunce, pero va abotonado hasta abajo


Pues este es el modelo que llevó Irene. No es el mejor que he hecho pero yo la veía muy guapa y favorecida con esos tonos. 
¿Y vosotras? ¿Cómo habéis pasado la Semana Santa? ¿Estrenásteis modelito según  la tradición?
Espero que tengais buena reincorporación a la rutina. 
Un besote.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...