Páginas vistas en total

lunes, 28 de septiembre de 2015

Class Picnic Blouse de Oliver and S

Hola chic@s! Otro lunes más y nueva entrada en el blog. Seguimos con la misma tónica en cuanto al tiempo. Aún hace calor para estrenar las prendas otoñales y hacer fotos para el blog es todo un reto. 
Tengo que sobornar a las modelos para que posen, lo cual no siempre funciona, porque estar jugando tan ricamente y acceder a que mamá nos haga foto tras foto ahí paradas, no mola nada. 

En fin, hoy os trago otra blusita de entretiempo que le cosí a Irene a finales de agosto. Se trata de la Class Picnic Blouse de la casa de patrones Oliver and S. 


A riesgo de ser pesada me vuelvo a declarar enamorada de los patrones de esta casa. Siempre quedan bien, encajan como un puzzle perfecto y las instrucciones, aunque en inglés, son claras y fáciles de seguir. Además te permiten aprender nuevas técnicas que luego podrás poner en práctica en múltiples ocasiones. 
Esta blusita sencilla viene a conjunto de unos simpáticos shorts que aún tengo pendientes de hacer. Mi wishlist siempre es enorme y aunque procuro ser realista con mis posibilidades de costura, casi siempre se me queda algo en el tintero. Sin embargo, la blusa me parecía ideal para el tiempo que entra, para ir arregladita y mona con unos vaqueros o pantalones pitillo.


Como veis se trata de una blusa con canesú, sueltecita y manga francesa. El escote se sujeta por unos elásticos escondidos en la zona de los hombros y no necesita botones ni cremalleras. 
Para diferenciar el derecho del revés he añadido un poco de piquillo rojo a modo de contraste. 



Os la enseño por detrás.


La tela la compré en Julián López en las rebajas. Es un algodón tipo patchwork que estaba a 2,99 € el metro. Una ganga que no podía dejar escapar, ¿no os parece?
Ahora os enseño algunas fotos con niña enfadada dentro...ni los sobornos funcionaron del todo.. así que ruego me perdonéis la mala calidad, la niña despeinada y las fotos de interior. 


Aunque la modelo no tenía un buen día, os aseguro que la blusa gana muchísimo en la mano y que sienta genial. No descarto hacer alguna más, quizás para primavera porque el largo de la manga aquí nos dura un suspiro. Ya os he dicho muchas veces que pasamos del calor al frío en dos días, aunque espero que pueda llevar la blusa más tiempo usando rebeca. 
Os animo a que probéis este patrón que queda genial. Y si queréis ver cómo quedan los shorts pasaros por esta entrada de mi amiga Diana  y comprobaréis que quedan ideales también. 
Un besote y que paséis buena semana

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 21 de septiembre de 2015

The Mara Blouse

Hola chic@s! Comenzamos otra semana y nos acercamos por fin al otoño. Sin embargo, y a pesar de que el mes de septiembre está siendo más fresco de lo normal, aún hace calor para llevar la ropa de nueva temporada. Por aquí seguimos en sandalias y manga corta, aunque con rebequita por las mañanas. Todo este rollo viene a que me está costando trabajo encontrar el momento para fotografiar las prendas otoñales que tengo. Me da pena obligar  a mi hija a ponerse manga larga y por eso estoy espaciando las entradas del blog a una vez en semana, aunque tengo cosidas varias prendas ya. 

Bueno, hoy os traigo una blusa preciosa que cosí a finales de agosto. Se trata de la Mara Blouse de Compagnie M.
Ya había probado el Louisa Dress de esta misma casa de patrones y la verdad es que me gustó mucho. Así que decidí probar la blusa.. y he  de decir que el resultado me ha encantado. Estoy deseando que haga un poco de fresco para ponersela. 


La confección de la blusa es bastante sencilla y aunque las instrucciones vienen en inglés se entienden prefectamente gracias a las ilustraciones. 
La única modificación que hice fue sustituir las tablas centrales por un pequeño fruncido. En mi opinión las tablas quedan muy forzadas en tan poco espacio. El frunce creo que se ajusta mejor a la prenda y la hace más femenina.
Para mi hija cosí la talla 5 que era la que le correspondía por sus medidas. si bien alargué un par de centímetros las mangas. No obstante, debí haberlas alargado más porque le quedan muy justas. Incluso cortas,  diría yo, por lo que dentro de nada tendremos que llevarla con chaqueta para disimular..jeje
 (Perdonadme las fotos de azotea, pero hacía calor para bajar así a al calle)


La tela la compré este verano cuando estuve en Inglaterra, en una tienda de Cambridge. Estaba de rebajas y me enamoró. Me hubiera gustado llevarme media tienda, pero solo llevaba equipaje de mano y no tenía espacio para llevar muchas cosas. La tienda era preciosa y la dependienta encantadora. Y además las telas las vendía por metros, no por yardas, lo que me resultó mucho más fácil. Me llevé un metro de esta tela de florecitas y sólo me sobraron migajas. ¡Ojalá me hubiera traido más para haberle hecho otra blusa a Elena!


Aquí veis mejor los detalles de la tela y los botones que son  de madera. 
Os pongo más fotos con relleno. 


Espero que os haya gustado tanto como a mí. Creo que vamos a usar mucho esta blusa durante esta nueva temporada. Además el patrón ofrece la posibilidad de convertir la blusa en vestido... ya lo tengo apuntado en mi lista de pendientes. 
Si queréis una blusa mona , sencilla de hacer y con un buen patrón, os recomiendo la Mara Blouse.  A mi me ha enamorado.

Un besote y que tengais buen lunes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 14 de septiembre de 2015

Falda exprés con elásticos + Tutorial

Hola chic@s! ¿Todos los niños colocados ya en el cole? ¿Si? Me alegro. Ahora las madres a respirar un poquito más tranquilas y a ponerse a coser.
Como lo prometido es deuda hoy os traigo una prenda de nueva temporada. Y para empezar bien el curso, además os he hecho un tutorial para que podáis confeccionar vuestra propia falda. Como vais a comprobar, se trata de una falda muy sencilla, básica e ideal para principiantes, y que podéis combinar de múltiples maneras. El toque "profesional" lo da el forro interior. Quedaréis genial diciéndole a las abuelas que la falda que habéis hecho está hasta forrada..jeje
Ahí va. Espero que os resulte útil. 

TUTORIAL FALDA EXPRÉS CON ELÁSTICOS:




MATERIALES: 

- Tela exterior *
- Tela de forro
- Elástico
- Piquillo o adornos para el bajo (opcional)
- Costurero básico. 

 *Este  proyecto es ideal para aprovechar los restos de tela que nos sobran de otras prendas. De hecho mi falda ha salido del sobrante de un vestido que ya os enseñaré.


CORTAMOS LA TELA. 

Para la confección de esta falda no necesitamos patrón puesto que tan sólo consta de dos rectángulos de tela. 
- En tela exterior cortaremos un rectángulo cuyo largo coincidirá con todo el ancho de la tela (normalmente 150 cms o 110 cms para telas americanas) y un ancho que corresponderá al largo deseado de la falda más 6 centímetros ó 9 centímetros en el caso que no quieras rematar el bajo con adorno y prefieras hacer un dobladillo.
En mi caso, como quería una falda de 25 cms de largo, el rectángulo fue de 31x 150 cms.

- En tela de forro cortaremos un rectángulo de 150 cms (o 110 si es americana) por el largo deseado de la falda más dos centímetros. En mi caso, 27 x 150 cms


PREPARAMOS EL FORRO

Vamos a comenzar preparando el forro de nuestra falda. Vamos a marcar con ayuda de la plancha el dobladillo del forro doblando la tela un centímetro hacia dentro y después otro centímetro más. Planchamos bien para dejar marcado. (Solo vamos a marcar, aún no cosemos nada)
Si vuestra falda va a ir rematada con dobladillo también deberéis marcarlo en en la tela exterior, teniéndo en cuenta que debemos doblar 1 cm hacia dentro y después otros 2 cms.


CERRAMOS NUESTROS RECTÁNGULOS DE TELA.

Ahora vamos a cerrar nuestros rectángulos de tela por el lado corto, tanto del forro como de la tela exterior. Sobrehilamos las costuras y las planchamos abiertas. 


REMATAMOS EL FORRO

Llegados a este punto y ayudándonos de la marca de la plancha vamos a coser el dobladillo del forro y de la tela exterior en el caso de que hayáis optado por esta opción. 
Si no, aprovechamos para sobrehilar el canto inferior de la tela exterior para más tarde poner el adorno. Yo el adorno del bajo lo hice al final por si tenía que rectificar el largo de la falda. De hecho mi idea inicial era sólo poner piquillo, pero se quedaba demasiado corta la falda y opté por añadirle una puntilla de bolillo. No obstante, si tenéis claro cómo lo queréis podeís ponerlo ya. 


UNIMOS EL FORRO A LA FALDA

Encarando los derechos, unimos con alfileres los bordes superiores de la tela exterior y del forro. Debemos hacer coincidir las costuras del cierre para que quede bonito. 
Pasamos un pespunte a un centímetro de distancia, y planchamos las costuras hacia la tela exterior. 




MARCAMOS LA JARETA PARA HACER LA CABECILLA

Sobre la tabla de la plancha abrimos las telas cada una para su lado y marcamos con jaboncillo o rotulador de tela, dos centímetros desde la costura de unión del forro. Hacemos varias marcas alrededor de toda la tela.



Y doblamos por esa señal el forro hacia dentro.


Con cuidado vamos metiendo el forro hacie dentro (os podéis ayudar de alfileres) y lo planchamos para dejarlo marcado.


Sujetamos ese "dobladillo" que hemos hecho y pasamos un pespunte al ras entre el forro  y la tela para fijarlo a la falda.


HACEMOS LOS HUECOS PARA METER LOS ELÁSTICOS

 Ya sólo nos queda hacer los huecos para meter los elásticos. Dependiendo del grosor de nuestro elástico y de las filas de elástico que queramos poner, así haremos varias líneas paralelas al pespunte que acabamos de hacer. Yo he puesto dos filas de elástico de un cm de ancho.
Ayudaros del elástico para marcar el ancho en varios puntos de la prenda y no os olvidéis de dejar un trozo sin coser para poder meter el elástico.
Con fotos creo que se ve claro


METEMOS EL ELÁSTICO

Con ayuda de un imperdible metemos el elástico por los huecos que hemos creado, comenzando por el que está más arriba. Para cortar la medida del elástico debéis medir la cintura de vuestra niña. Yo suelo cortar la misma longitud que su contorno de cintura y luego montar un extremo sobre otro aproximandemente un centímetro y medio.
Una vez introducido todo el elástico, rematamos con puntada zigzag y terminamos el pespunte que habíamos dejado abierto para meterlo


PONEMOS EL ADORNO DEL BAJO

Si aún no lo habéis hecho, ahora debemos colocar el adorno del bajo (si no habéis preferido hacer un dobladillo normal).  Para colocar el piquillo, primero lo cosemos al borde del derecho de la tela pasando un pespunte lo más cercano posible al canto de abajo. Doblamos hacia dentro, planchamos para asentar bien y pasamos otro pespunte por fuera al ras del adorno. Así queda fijado y no se mueve. Creo que en la foto se ve mejor.

Planchamos bien nuestra falda y ya esta. ¡Falda terminada y lista para estrenar!


Espero que os haya gustado y que no os haya resultado demasiado largo. He intentando hacer muchas fotos y explicarlo muy detenidamente porque es un tutorial destiando a principiantes. Os prometo que la falda en dos horas está lista. De hecho me ha llevado más hacer el tutorial que coser la falda.

No os he puesto foto con relleno porque el estampado otoñal luce mucho más con medias o leotardos y su rebequita a juego, y por aquí aún hace demasiado calor para posar de esa guisa.


Un besote y hasta la próxima!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 7 de septiembre de 2015

Reflexiones, vuelta al cole y sombreros atrasados.

Hola chic@s! ¿Calentando motores para la vuelta al cole? ¿Ya lo tenéis todo preparado? Llamadme mala madre pero lo estoy deseando y lo mejor es que ellas también. Recuerdo de pequeña cómo me gustaba el mes de septiembre, los libros nuevos, la nueva mochila, reencontrarme con los compañeros.. y ahora entiendo a mi madre cuando decía que estaba deseando de que empezase el colegio..jajaja
Septiembre es un mes también de muchos gastos. Aunque a la mayor le dan el famoso chequelibro y no paga libros de texto, hay que hacer acopio de materiales y ropa. En nuestro cole no hay uniforme. Nunca me han gustado, lo reconozco, pero comprendo ahora más que nunca lo útiles que son y los quebraderos de cabeza que te evitas. Con Elena no tengo tanto problema porque como va a Infantil casi que te "obligan" a que la lleves en chandal por el tema del baño, pero Irene ya es más grandecita (este año comienza la primaria) y dice que el chándal para su tía. Y no veías que de problemas para encontrar ropa que sea cómoda, económica y del gusto de la señora. 
Si me permitís os cuento una anécdota que me ocurrió en Zara el otro día. Estaba con una amiga en la zona infantil esperando a que nos buscansen una talla de un pantalón y había otra señora mayor comprando otra prenda e hizo un comentario respecto a que la ropa de ahora era muy rara. Total que dije en voz alta que era una pena, que con la ropa tan mona que hacía Zara para bebés no entendía porque la ropa a partir de 3 años era tan de mayor, tan de adolescentes. Que deberían ampliar el tallaje de bebé por lo menos hasta los 6 años. La dependienta con muy malas maneras a mi entender, me dijo que eso era tendencia y que si quería ropa más formalita que había otras tiendas. Le respondí que era tendencia porque el Sr. Amancio y 4 tíos más querían que así fuese. La dependienta siguió su perorata de que era tendencia y que Don Amancio traía esa ropa porque era lo que se llevaba... en fín , pasé de entrar al trapo y lo dejé estar.. Otra que va a heredar Zara, pensé.
La triste realidad es que la moda de las grandes cadenas hacen mayores a las niñas pequeñas. Hay varias tiendas en las que ya no encuentro nada de mi gusto para mis hijas. No me gusta el negro, el leopardo, los brillos exagerados, las calaveras, etc.. Por supuesto mis hijas llevan leggings (¡qué remedio!), chándals, sudaderas y prendas de punto para ir al cole, pero me las veo y me las deseo para encontrar algo que no las haga parecer fantoches salidos de una serie de Nickelodeon. ¿Os pasa lo mismo a vosotras?
En fin, no os doy más la turra.. 
Para terminar y antes de empezar a mostraros las nuevas prendas que he cosido para esta temporada os traigo unas fotos de los sombreros que he cosido este año para las peques. Me he dado cuenta de que no los había blogueado aunque han sido una prenda que hemos usado mucho en la playa y la piscina. 


 El primero es otra versión del Sombrero Ella by La Inglesita que también cosí aquí y aquí.


Y este segundo es el Reversible Bucket Hat de Oliver and S. Es un patrón gratuito de esta firma de patrones de la que soy fan y que queda genial. Lo confeccioné en tela de Frozen que me trajo mi cuñada de EEUU y ha sido un éxito absoluto. Tanto que lo ha usado toda la familia... 


Aquí nos veis. Mi sobrina, Irene, Elena y yo misma..jeje
El sombrero es muy fácil de realizar y tiene unas buenas instrucciones. Sin embargo no me gusta la forma en que se termina por el interior. A mi no me quedó muy pulido y no puede ser reversible..¿pero quién va a querer llevarlo por el lado liso estando Frozen por arriba?

 Ya sí que sí doy por terminada la temporada veraniega y os prometo que lo próximo que os enseñe será nueva temporada.
Un beso y feliz semana.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...