Páginas vistas en total

lunes, 19 de octubre de 2015

Soy una taza, una tetera...

Hola chic@s! ¿Qué tal? parece que  por fin ha llegado el otoño por estos lares y por la puerta grande. ¡Vaya dos fines de semana de agua que hemos tenido! Me gusta la lluvia y el otoño, pero reconozco que es un rollo para los peques y para hacer planes con ellos. Lo poco que hemos salido ha sido pertrechados bajo el paraguas, con botas e impermeables. Así que de estrenar ropita nada de nada y de fotos para el blog, menos aún. 
Pero ya no podía dejarlo más tiempo. Se me acumulan prendas por publicar y me alejo de mi objetivo de hacer al menos una entrada semanal. Así que anoche hice unas cuantas fotos en casa, que son bastante malillas.. pero o eso o el blog se me muere, así que...

Se ve que esta año me ha dado por las faldas. No sé por qué, la verdad. Me siguen encantando los vestidos, pero las faldas se hacen tan rápido y veo tan monas a mis niñas que ya llevo cosidas cuatro (y alguna más que caerá).
Así que hoy os enseño las faldas que he denominado "falda de teteras".


 Obviamente el nombre proviene del estampado de la tela. La compré en las rebajas de Julián López por solo 1,99 €.. tuve un ataque de culo veo culo quiero al ver a una chica que se la estaba llevando para hacer un tapete... y por ese precio, ¿quién la dejaba escapar?
Las dos faldas son parecidas que no iguales. Una lleva goma trasera y deja asomar un poco más la tira bordada. Fue la primera que hice y, aunque no quedó mal no me terminaba de convencer. Así que la otra la hice con cinturilla normal rematada por snaps de estrellitas y dejando menos tira bordada a la vista. Ambas van forradas para que sean más abrigaditas. 


Se trata de dos faldas muy sencillas. Están hechas sin patrón porque no tienen ninguún misterio. Cinturilla y rectangulo fruncido del todo el ancho de la tela. El toque lo da el propio estampado de la tela y el piquillo y la tira bordada que asoma en el bajo.
Y ahora algunas fotos muy muy malas con relleno revoltoso...a mi hija le ha dado por posar en plan choni, poniendo morritos y poses imposibles,,,¿de donde aprenden este tipo de cosas?... en fín... al menos la mayor accedió a posar, porque la chica dijo que ni hablar, que estaba muy entretenida viendo la tele.



Para la foto hemos combinado la falda con leotardos color cámel y manoletinas azul marino. Pero creo que también quedará mono con leotardos en azul. La blusa es comprada de C&A.. una de las pocas prendas que se pueden salvar entre tanto animal print que traen últimamente...jejeje



Se me hace mayor esta chiquilla..sniff, sniff, pero la veo muy mona con este tipo de conjunto de blusa y falda, a pesar de que la blusa esté más tiempo fuera que dentro. 
Bueno pues espero que os haya gustado. No es una prenda nada difícil, se hace en un rato y es ideal para llenar el armario. 
Que tengais buena semana y hasta la próxima. 


PD: acabo de darme cuenta de que en las fotos se ve el tope para la puerta... :(  Jo, ¡qué cutre! No me lo tengais en cuenta...jeje

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 8 de octubre de 2015

POCHE CAROLA by Cosiendo y Aprendiendo y A ratitos perdidos

Hola chic@s!
 Hoy ve la luz el último bolso de mi buena amiga Charo Murciano, la Queen de los bolsos: el Poche Carola.  Y una vez más ha confiado en mí para que haga de probadora de su nuevo patrón. Para mí supone todo un honor poder coser uno de sus bolsos, porque como os he dicho en múltiples ocasiones, sus diseños y sus patrones son únicos. Están explicados perfectamente y encajan  como un puzzle. Y si tengo alguna duda pues Charo me atiende a golpe de wasap..jajaja es lo que tiene tener amigas que hacen patrones...jeje. 
La historia del Poche Carola os la contará Charo en su blog, pero yo que he tenido la suerte de seguir el proceso creativo de este bolso desde sus orígenes, he podido comprobar cómo funciona la mente pensante de nuestra Queen y la verdad es que no se le escapa un detalle. No en vano el bolso tiene casi 50 piezas contando forro y entretela.

Bueno voy a dejarme de peloteillo y os enseño mi versión del Poche Carola: 


Según las instrucciones del bolso, éste va dirigido a personas expertas en costura o con experiencia en bolsos. Yo añadiría que es necesaria una dosis extra de paciencia y concentración, de la que yo he carecido. No quiero que suene a excusa pero he de reconocer que en algunas ocasiones me he llegado a agobiar porque no encontraba el momento de coser sin múltiples interrupciones de niñas queriendo que jugase con ellas, les preparase la merienda o las mirase bailar igual que los personajes de la tele. Hay que estar bien concentrada para encajar todas las piezas y sobre todo confeccionar los bolsillos. 
Yo apenas tengo experiencia en este tipo de bolsillos, por no decir que era la primera vez que los hacía, y me ha tocado descoser varias veces. Fnalmente el resultado es aceptable, aunque por supuesto, muy mejorable.
Con esto no os quiero quitar las ganas, eh? nada más lejos de mi intención. El bolso es precioso, cómodo y muy amplio. Ofrece muchas posibilidades de combinación. Asi que si disponéis de tiempo y tranquilidad os va a encantar coserlo y vais a disfrutar de todos y cada uno de sus detalles.





La tela escogida fue una loneta muy gruesa que compré a 3,99 euros el metro en las rebajas de Julian López. Tiene la ventaja de poder ser usada por sus dos caras, así que no tuve tener que entretelar ni forrar los bolsillos, lo cual supuso un ahorro importante de tiempo. Sólo tuve que rematar los bordes con un biés a juego con las estrellitas de la tela. Para tapar la costura del velcro de los bolsillos coloqué también una especie de lengüeta de bies como podéis ver en la foto.


En cuanto al interior, forré el bolso con una tela de cuadritos pequeñitos en color azul marino que salen fatal en las fotos y te deja un efecto de mareo total..jeje pero solo me costó un euro y no lo podía dejar escapar. 
El patrón incluye un par de bolsillos para el interior. Yo sólo he hecho uno de los bolsillos, el de plastrón, porque me parecía que el bolso ya tenía suficientes bolsillos y no los iba a usar todos. No sé si os pasa a vosotras, pero cada vez que cambio de bolso y me da por mirar en los bolsillos interiores  encuentro tesoros inesperados y cosas que creía perdidas, ya que  siempre se me olvida vaciarlos del todo.



Aunque yo he hecho la versión pequeña es un bolso que tiene gran cabida y seguro que lo uso mucho.
En definitiva, estoy contenta con el resultado, aunque aún me queda mucho para llegar al nivel de la Queen de los bolsos. Os recomiendo encarecidamente que probéis sus patrones. Con ellos seguro que aprenderéis técnicas nuevas.
Por último dar las gracias a Charo por hacerme probadora de su patrón.
Un besote y hasta la próxima entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...