Páginas vistas en total

lunes, 23 de noviembre de 2015

Costura extrema o el disfraz de pirata express

Hola chic@s!
Ni Planeta Calleja, ni Desafío extremo , ni nada parecido... el riesgo de verdad es el que corremos la mayoría de las madres en nuestro día a día por hacer a nuestro retoños lo más felices posibles.. y si no os lo creéis , seguid leyendo esta entrada...

Los antecedentes: 

 Hace unos día invitaron a Elena a una fiesta de cumpleaños de un niño de su clase, que cumplía 4 añitos. Resulta además que ese niño vive en nuestro edificio. La fiesta era de piratas y había que ir disfrazado. Todo OK: teníamos deisfraz de pirata (comprado) del Halloween del año pasado. Madre tranquila.

La situación: 

Aunque la invitación nos la habían dado estando mi hija mayor presente, dí por hecho que al ser una fiesta de peques, sólo estaría invitada Elena. Yo no sé vosotras, pero estas situaciones a mi me desconciertan un poco, y si no me dicen expresamente que están invitadas las dos me da mucho apuro encalomar a la otra. Si tengo suficiente confianza con la madre organizadora le pregunto si puedo llevar a las dos. Si no, prefiero llevar sólo a la que está  expresamente invitada. 

Sin embargo, la pobre Irene llevaba días mirandome con ojitos de cachorrito abandono porque quería ir a la fiesta. Además llevaba 5 días metida en casa con anginas y se estaba pirrando por salir un rato... y si había que disfrazarse, pues mejor. 
Así que me lié la manta a la cabeza y el sábado a las 7 de la tarde le puse un mensaje a la madre del cumpleañero, que me dijo que por supuesto contaba ya con Irene y que era normal invitar a los hermanos... ¡qué alivio! y qué contenta Irene...

La cruda realidad: 


En ese momento me dí cuenta de que no teníamos disfraz de pirata para Irene. Había hecho uno hacía un par de años para carnaval (aquí), pero por supuesto ese ya no nos valía. Así que las opciones se reducían a:
1.- Ir al chino a comprar un disfraz...
2.- Pañuelo en la cabeza, camisa blanca, leggings negros y botas...
3.- Coser un vestido de pirata niña en menos de 20 horas, sin patrón y con restos de tela de otros disfraces que pululaban por la casa, con una niña pegada a mi espalda preguntando cada 5 minutos si lo tendría listo para el día siguiente y teniendo que hacer las mínimas y esenciales tareas domésticas.

Supongo que ya habéis adivinado la que elegí yo... 

El resultado:


Este es el resultado de varias horas frenéticas de costura... y la verdad es que estoy bastante contenta, aunque mis nervios , mi espalda y mi paciencia se han visto bastante alterados durante esta costura kamikaze

La técnica: 

Para hacer el vestido, partí de un patrón base que tenía a mano (este en concreto es el Louisa dress...como lo oís), dividiendo el delantero en partes para formar el chalequillo, el fajín y la camisa abullonada. El chalequillo delantero están confeccionado con terciopelo de disfraces en color negro. No tenía bastante para la trasera y la hice con rasete negro. La idea era colocar una cremallera invisible, pero lo único que tenía en casa era una cremallera azul marino y encima corta. Así que después de comprobar que le cerraba bien, coloqué velcro negro: sencillo y eficaz.
Sé que ahora está muy de moda el tema del orden y de tirar todo aquello que nos sobra y que no nos hace felices, etc, etc.. pero por una vez me he alegrado de ser una pequeña Diógenes, porque el disfraz está 100% confeccionado con restos de telas de disfraces y cintas que tenía por casa. Ya me diréis a donde iba a ir yo a por telas un sábado a las 7 de la tarde.


Aquí os muestro la pechera. La hice un poco a ojo y por eso creo que me quedó muy abullonada. Debí haber puesto menos tela, pero tampoco creo que quedase demasiado mal. El fajín va decorado con piquillo blanco. La idea era poner cintas negras, pero no tenía por casa.. y un poco de piquillo nunca queda mal, no? ;)


 El cuerpo se termina con una mangas fruncidas por el bajo y rematadas con un zig zag rojo. 

La falda me dió algunos quebraderos de cabeza. La idea original era haberla hecho en picos, pero el rasete es muy resbaloso y hacer un cordoncillo al bajo por cada pico se me antojaba demasiado arriesgado... no creo que mis nervios lo hubieran soportado..jeje. Así que decidí hacer una falda sencilla con el toque de la sobrefalda de rayas rojas y negra. De esta tela me quedaba muy poco, así que es como una semifalda.. no sé si es muy ortodoxo, pero con los disfraces siempre puedes permitirte ciertas licencias. Recogí la sobrefalda en una especie de flor en un lado y andando. 
Iba a hacer un cinturón con un resto de polipiel pero no había tiempo de más. 

Vestido terminado a las 14:00h... y a correeeeeeeerrrr....

La fiesta: 


Ni que decir tiene que se lo pasaron pipa. Hubo castillo hinchable, chuches, disfraces y un animador.. ¿hace falta algo más?
 (Sí, lleva las botas de montar...jijiji.. todo no podía ser perfecto ;))

Moraleja:

No lo hagáis. Id al chino. Apañad algo con lo que tengáis en casa. Vuestra espalda y vuestra salud mental os lo agradecerá..jajaja.. Y evitaréis convertiros en Gollum cada vez que alguien se acerca a tu mesa de costura.
Aunque como me han dicho  en Instagram: El año que viene harás lo mismo. Y lo sabes.
Es que no tengo remedio. 

Feliz lunes invernal y que tengais buena semana

Besos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 16 de noviembre de 2015

Otro Louisa para llenar el armario

Hola chic@s! No sé qué me pasa últimanente que apenas coso vestidos. Y mira que me gustan, pero la vida social que tenemos  tampoco invita a llevar ropa muy puesta.  Se reduce a "cumpleaños cafres con hinchables y bolas" a los que hay que ir vestidas de forma cómoda, y a "barbacoa/comida campestre con amigos aprovechando los rayitos de sol del medio día", a los que tampoco vamos muy arreglados. 
Con todo, en mi lista de propósitos, además de las faldas que ya os he enseñado, tenía apuntados un par de vestidos sencillos por si se terciaba ir un poco más elegante. 
 El primero de la lista era el Louisa Dress de Compagnie M, del que ya os he hablado muchas veces y cuya primera versión podéis ver aquí. Es un vestido sencillo, cómodo y elegante según las telas que elijas. Admite muchas variantes y puedes hacerlo con o sin forro. 
Reconozco que aunque estaba en mi lista en primer lugar, fue ver el que le hizo Diana a su pequeña diosa lo que me lanzó a meterle mano. Ya sabéis, culoveoculoquiero.



Como me entró el ansia costuril, ideé el modelo de acuerdo con las telas que tenía en casa. La principal es una viyela lisa en roja que compré hace un par de años no me acuerdo para que. La de cuadros también eran los restos de otro proyecto de hace bastante tiempo. La combinación me pareció ideal porque los cuadros escoceses nunca pasan de moda y porque el modelo permite adaptarlos a niñas más grandecitas.


Como el patrón lo tenía sacado del año pasado, fue coser y cantar. De ancho mi hija no ha crecido, así que tomé la misma talla (la 4...) y añadí unos centímetros al bajo y a las mangas. El bolsillo lo mantuve igual que el anterior, subido unos centímetros. En una tarde estaba listo. No lo forré, por floja, la verdad, y porque no tenía en casa tela apropiada. De todas formas el vestido admite debajo una camiseta y una rebeca, con lo cual no creo que pase frío.

 (Un truquillo: guardo un par de  camisetas interiores que le van cortas de mangas para los vestidos con manga francesa.Solo les tengo que hacer una doblez hacia arriba. Le van un poquito cortas en el talle pero se la remeto por los leotardos. Así vamos calentitas y no asoma por fuera).

El bolsillo va adornado con un vivo de cordón en color verde botella y dos botones forrados en rojo. En el cuello y los puños coloqué un biés de la tela de cuadros para darle un poco más de gracia.
Por detrás va rematado con cremallera invisible, que a mi me quedó bastante visible para mi desgracia. Sé que la gente no aprecia muchos estos detalles, pero a mi me da tela de coraje ver que no ha quedado del todo bien.



El año pasado, el Louisa Dress fue uno de los vestidos que más usamos. De hecho quedó bastante estropeadillo. Espero que este vestido también lo usemos mucho. Me parece un vestido ideal y básico para cualquier ocasión y facilmente combinable con rojo, verde o azul marino. 
¿Qué os parece? ¿Os animáis a coser un Louisa? Yo le estoy haciendo otro a la peque, aunque con otra combinación de telas. Os lo enseñaré en cuanto esté listo.

Espero que tengáis buena semana. Un besote.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 9 de noviembre de 2015

Lotta Skirt de Elefantes

Hola chic@s! ¿Cómo estáis?  Hoy tenía pensado hacer una entrada con una prenda mucho más otoñal, pero teniendo en cuenta las temperaturas tan altas que estamos teniendo, me daba la impresión de que no pegaba mucho. Ayer al medio día alcanzamos casi los 30 grados, haciendo más díficil el tema de vestirse sin  parecer ir disfrazado. Por eso y porque fuimos a un cumpleaños informal, con castillo hinchable decidí ponerle a Irene una falda que cosí a finales de agosto destinada al "entretiempo". Ese entretiempo que dura tres segundo en Sevilla pero que parece que este año se está alargando. 
Se trata del patrón de la Lotta Skirt de Companie M. Un patrón muy sencillito, con instrucciones en inglés pero sencillas de seguir y de buen resultado. Admite algunas variantes, forro y diversos tipos de telas. Además vienen instrucciones para hacer una cinturilla ajustable.. que yo debí haber hecho....
Os la enseño


Como veis la tela de la falda lo dice todo. Se trata de la tela Elephant Romp de Michael Miller, el mismo de la archiconocida tela de los gnomos. La compré hace tiempo en Julián López y fue amor a primera vista. Iba destinada a otra prenda pero metí la pata al meter la tijera (con la rabia que da eso) y la guardé hasta saber qué hacer con ella. En verdad, sólo podía hacer una falda porque los trozos que quedaron tras el desastre inicial no me permitían mucho más. Con todo, tuve que hacer un poco de tetris y cortar alguna cosilla al contrahilo (ejm, ejem). El bajo va rematado con biés porque no había más. Suerte que mi hija es canijilla y le hice la talla 4 con el vuelo de la talla 3.. aunque le sigue  bailando un poco en la cintura...ains...



Lo más llamativo del patrón son los bolsillos con tapeta hacia fuera que permiten hacer contraste de telas. Como la tela principal ya era bastante llamativa, usé popelín liso en color verde agua que guardaba de los trajes de flamenca. Además añadí un botón naranja. 



La trasera va terminada con una cremallera invisible que en esta ocasión me quedó medianamente bien.  Este tipo de cremalleras se me sigue atragantando.. y mira que uso el prensatelas especial y le pongo paciencia y cariño.. hay veces que queda bien y otras un churro. 

A pesar de que soy de estampados más "discretos" y que tanto colorinchi me despista, sobre todo en otoño-invierno, creo que la falda ha quedado muy mona para esos días de look informal y castillo hinchable. Soy de las que piensa que hay que tener de todo en el armario y que cada ocasión requiere una vestimenta distinta. ¿Y vosotras?



Espero que os haya gustado y que os animéis a coser una Lotta Skirt.. que también la hay en tamaño adulto. 
Un besote y que tengáis feliz semana


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Nuestra fiesta de Halloween

Hola chic@s! En primer lugar pediros disculpas por haber estado tantos días desaparecida. Los virus han entrado en mi casa y me han tenido una semana hecha una pena, sin ganas casi de nada, y teniendo una fiesta de Halloween que preparar. Menos mal que habíamos empezado a preparar las cosas con bastante tiempo, porque la última semana ha sido nula. Teníamos claro que nuestra fiesta sería "casera" y casi toda la decoración ha sido DIY (hecha en casa). De esta forma las niñas (y la madre, que todo hay que decirlo) han estado entretenidas haciendo manualidades durante casi un mes y así nos hemos quitado horas de tele. 

Para la decoración hemos usado materiales reciclados como rollos de papel higiénico, bolsas de basura y cajas de cartón. También hemos usado goma eva, cartulinas, papel de colores, etc.. algunas cosas sí las hemos comprado, pero la idea era no gastar demasiado dinero.
Bueno no me enrollo y paso a mostraros cómo quedó la casa. 
Para la entrada quisimos recrear una especie de cementerio. No podía ser demasiado tétrico porque la fiesta iba dirigida a niños y no era cuestión de asustarlos demasiado. 


Como veis esta zona de la entrada la decoramos con siluetas de murciélagos, fantasmas, la luna, una bruja, una lechuza y un cuervo, todo ello recortado en cartulina negra. Además construimos tres lápidas de cartón con epitafios divertidos. Unas ratas y un árbol tétrico completan esta zona. 

La puerta que separa la entrada del salón la cubrimos con bolsas de basura negras y la decoramos con un esqueleto hecho con goma eva que recortamos entre las niñas y yo. Pusimos un timbre tenebroso que compré en Lidl al que había que llamar para poder entrar en la fiesta. 




 La parte de la izquierda de la entrada está ocupada por la puerta de la cocina, la cual decoramos con telarañas plagadas de bichos y ojos hechos con bolas de porexpan. 


 Por último, el techo lo adornamos con murciélagos hechos con rollos de papel higiénico y fantasmas de tela y bolas de porexpan. Además colgamos un esqueleto que teníamos de años anteriores y al que se le iluminan los ojos en la oscuridad. 
Debéis imaginaros la entrada casi a oscuras con la única luz de una linterna roja... a los peques les dió bastante impresión. 



 Para el salón y la zona de la merienda, pensamos recrear la mesa de trabajo de una bruja.  Esta zona tenía que ser más festiva, por lo que introdujimos globos y guirnaldas de colores naranja y negros. 
En el centro de la mesa colocamos un caldero lleno de poción mágica de la eterna juventud, que sólo unos pocos nos atrevimos a probar con el consiguiente dolor de tripa posterior..jeje. El caldero reposaba sobre una fuego hecho de goma eva y estaba flanqueado por unos candelabros naranja. Todo bastante casero. 


Aquí veis la poción mágica: 



La mesa de la bruja se completaba con una calabaza-linterna (la primera que hago en mi vida y que no ha salido demasiado mal), un cofre lleno de ojos de chocolate y demás ingredientes para las pócimas, y por supuesto el libro de hechizos que toda bruja debe tener:




Buscando por internet hay muchos tutoriales para convertir un libro normal en un libro de hechizos. Yo usé el cartón de una caja de cereales y con papel higíenico impregnado en una mezcla de agua y cola le dí la forma arrugada de libro antiguo. Lo pinté con pintura dorada en spray y le añadí unos adornos en goma eva. Al final colocamos una araña pegada. El libro original no ha sufrido ningún daño puesto que lo forré con papel de periódico. Así cuando nos cansemos, sólo tenemos que retirar la cubierta y volvemos a tener nuestro libro de siempre.

En la pared trasera recortamos en cartulina unas casas tenebrosas y más murciélagos, fantasmas y brujas. Colocamos una guirnalda de calabazas de goma eva  y unos globos para dale un toque más festivo.


La merienda la pusimos entre todos. Mi amiga Rocío hizo un bizcocho decorado para la ocasión que estaba riquísimo.


Por último, en cuanto a la decoración, colocamos en el baño  a "Manolito".. un monstruo que fabricamos con una careta, ojos de chuches, un globo y cuerpo de bolsa de basura... le pusimos de nombre Manolito porque las niñas estaban un poco asustadas de verlo. Pero se lo presentamos y se hicieron amigos..jaja


Aquí me veis en un selfie con Manolito.



En el espejo del baño pintamos "en sangre" un mensaje...



Eso es todo en cuanto a decoración. En cuanto al tema disfraces, la verdad es que no me compliqué demasiado. A las niñas les compré unos disfraces de vampiresas-princesas, que estaban tan bien de precio que no merecía la pena ponerse a coser. A veces es así. Calculas la relación entre coste y trabajo y simplemente no merece la pena para un ratito que lo van a usar. Y menos mal! Porque el traje de la peque acabó roto por abajo de lo que saltó y jugó.


 Los papis también quisimos disfrazarnos o al menos ponernos algún detalle. Para mí, cosí una capa que saqué del blog Fleece is Fun. Es un patrón gratuito que viene además con un video tutorial para hacerla. Se hace en un ratito y el resultado es muy bueno. Yo la quise forrar y hacerla reversible. Se puede usar por el lado negro o por el rojo. La confeccioné en rasete de disfraces que es un poco resvaloso tanto de coser como de llevar.


En esta foto me pilló mi marido a traición cuando le dije que me tenía que hacer una foto de cuerpo entero porque no tenía ninguna del día de la fiesta. Pero bueno ahí se ve bien cómo es la capa...¡¡¡a mí me encanta!!!
Por último os pongo una foto de familia.. no preguntéis de qué va disfrazado mi marido..jajajaja.. el tema de los disfraces no es su fuerte..:))



Esta ha sido toda la crónica del día de Halloween.. siento que la entrada haya sido tan larga, pero quería enseñaros todas las cosas que se pueden hacer con un poco de tiempo y ganas. Todos los invitados se lo pasaron superbien. Los niños acabaron encantados y cansados... y con empacho de chuches. 
En la próxima entrada os mostraré más cositas que he cosido. 
Un besote
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...