Vistas de página en total

lunes, 18 de abril de 2022

Domingo de Ramos 2022. (Parte 1)

 Hola Chic@s! ¿Cómo ha ido la Semana Santa? Por aquí muy bien, casi con completa normalidad. 

Como viene siendo costumbre, antes de la pandemia, me gusta que las niñas estrenen algo hecho por mí el Domingo de Ramos. Para mí es un día especial que me recuerda a mi infancia cuando estrenábamos el primer modelo de primavera del año.

Este año la cosa no estaba fácil con mi adolescente. De hecho fuimos de tiendas para comprarle algo que pudiera servirle tanto para Semana Santa como para una Comunión que tenemos próximamente. Fue misión imposible. Está a caballo entre las últimas tallas de niña y las primeras de mujer y nada le encajaba bien. Así que después de darle vueltas me decidí a hacerle un vestido (por suerte le siguen gustando) fruncido con gomas elásticas que se ajustan a su cuerpo. 

Se trata del Zinnia Shirred Dress de Sunflower Seams Pattern Company, que tiene un tallaje para adolescentes que va desde la talla 12 a la 20. Mi hija mayor es menudita y le cosí la talla 12 que le va perfectamente. 


Es un vestido de lo más clásico, pero que nunca pasa de moda. De hecho me decidí por este modelo porque mi hija se probó varios vestidos y tops de este tipo en las tiendas a las que fuimos. El patrón es muy sencillo, una vez que le coges el truco al fruncido con elásticos. Trae tres tipos de mangas: corta (la que yo hice), al codo y manga larga. Es necesario usar telas con caída para que el vestido se vea bonito. Yo usé una viscosa de algodón muy agradable que compré en el mercado de Els Encants, en Barcelona, con fondo negro y florecitas de colores. 
Lo más entretenido es hacer los frunces uno por uno. Os recomiendo que dibujéis alguna línea, sobre todo la que pasa bajo la sisa, para que no os salgan torcidos. Yo no lo hice y en la parta trasera algunas líneas no están rectas. Por lo demás es más entretenido que difícil



Mi idea era haberlo combinado con zapatos y rebeca rojos pero  mi hija puso cara de espanto ante la idea de ir tan conjuntada. Demasiado que accedió a llevar manoletinas negras ;)

Estoy muy contenta con el resultado porque es un modelo con el que la veo muy adecuada para su edad, va arreglada pero no en exceso que es lo que ella no quiere. 


Aquí la entrada de hoy. Hasta la próxima. 

PATRÓN : Zinnia Shirred Dress de Sunflower Seam pattern Company

TALLAS: 12 a 20

TELA ; Viscosa de algodón. 

DIFICULTAD: Intermedia. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 2 de marzo de 2022

Carnaval 2022

 Hola chi@s!

Después de dos años de restricciones sociales, se agradece un poco de normalidad, ¿no os parece? Así que cuando unas amigas nos invitaron a ir al Carnaval que celebran en su pueblo, nos apuntamos sin pensarlo dos veces. Los niños podían ir disfrazados si querían, pues aunque no participaban en el pasacalles, es normal ver niños disfrazados por la calle. 

Yo tenía mis serias dudas sobre si la mayor, en plena edad del pavo, iba a querer disfrazarse de algo que no fuese manga o anime, pero para mi sorpresa estuvo de acuerdo en que le hiciera un disfraz siempre y cuando su muy mejor amiga fuera igual que ella. Por suerte, la mamá de su amiga sabe coser. Así que nos enredamos las dos para hacerle unos disfraces de Estatuas de la Libertad que ellas habían visto en Pinterest. 



 El disfraz en si es fácil de coser. Se trata simplemente de una túnica cuadrada con mangas, anudada con un cinturón y una tira de tela por encima a modo de chal. La confección de las túnicas nos llevó solo una tarde, porque es todo bastante sencillo. La tela es de las rebajas de Julián López a tan solo 1'99€ el metro. Cada túnica lleva 3,5 metros aproximadamente, aunque es cierto que la de mi hija, que es más bajita, lleva algo menos de tela. 

Los complementos si fueron un poco más trabajosos de hacer, sobre todo las coronas. Finalmente y tras darle muchas vuelta, están confeccionadas con gomaeva y cartón forrados de la misma tela. Lo más entretenido fue forrar cada "capirote" de la corona (en total 14) y luego ensamblarlo todo para que quedase reconocible. 

La antorcha y el libro están hechos con un rollo de papel de cocina y papel de aluminio, y una caja de cereales forrada. Todo muy casero, pero creo que bastante resultón. Un disfraz ideal para principiantes y que si encontráis una tela barata no os costará más de 10€. 



Para mi peque, mi primera opción fue reciclar alguno de los disfraces que teníamos en casa, pero así de invierno solo teníamos el de Halloween y la verdad es que no pegaba mucho. Así que me planteé hacerle algo sencillo. Se me ocurrió vestirla de hippie porque tenía algunos complementos en casa que le podrían ir bien. 

Para hacer el disfraz le confeccioné una falda larga con tres cortes al estilo de volantes canasteros, una camisa tipo campesina y un chalequillo de pana con flecos. 


La falda, confeccionada en una tela ganga también de Julián López, está hecha sin necesidad de patrón. Tan solo tomando medidas y haciendo frunces. El chalequillo lo saqué alargando un patrón básico de cuerpo al que añadí una cinta que tenía en casa desde hace mil años.  Si es cierto que me quedó un poco justo de sisas, pero para lo que era, sirvió. La blusa tipo Peasant Blouse, sí la saqué de un patrón gratuito bajado de internet, y a pesar de que cosí una talla 12, lo cierto es que le queda un poco apretada de sisa... Aunque tiene 10 años, mi hija está grandota. Además hacía fresco para ir a cuerpo y tuve que meterle una camiseta debajo por lo que la sisa quedó más apretada si cabe. 
Las telas de la blusa y del chalequillo son de mi alijo de telas, y no veáis que alivio cuando las usé. A veces hay telas que me cansan de tanto verlas guardadas, no sé si os pasa, y ¡¡me da un subidón cuando las gasto!!


Mi hippie iba la mar de contenta y la madre también porque es un disfraz sencillo pero más original y más discreto que los que venden... que más que de hippie parecen del payaso de Mikolor ;)
Lo importante es que ellos lo pasaron genial con sus disfraces y que echamos una buena tarde. 

Espero que os haya gustado. 

Besos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 11 de enero de 2022

Sultán

 Hola chic@s!

Comenzamos nuevo año lleno de proyectos costuriles. Este es el décimo año de este blog...ufff cómo pasa el tiempo.. parece que fue ayer cuando empezaba a escribiros por aquí. 

Hoy os traigo una costura conjunta entre mi hija pequeña y yo. El pasado diciembre mi hija me pidió que le hiciera un caballito de palo. Pero no uno cualquiera de esos que se hacen con un calcetín viejo. No. Quería uno hiperrealista de los que venden a 200 euros la unidad. 

Como comprenderéis no estaba dispuesta a gastar semejante dineral, así que nos pusimos de acuerdo para hacer el caballo entre las dos. Del dibujo del patrón se encargó ella a partir de un modelo que vimos en Pinterest y luego solo tuvimos que seguir un tutorial que vimos en Youtube. Parece que no pero el caballo tiene su trabajo. 


Cada pieza va entretelada con una entretela gruesa para evitar que el caballo perdiese estabilidad. Lo peor es que en determinadas zonas del hocico era imposible meter la costura por el presentelas de la máquina, por lo que no hubo más remedio que coser ciertas zonas a mano, haciendo varios repasos para evitar que las costuras se abriesen al meter el relleno. 


Usé una tela de pelo corto muy gustosa y económica dentro de la gama de los precios de las telas peludas, que compré en tienda local. Los ojos y las fosas nasales se los hice de fieltro y me arrepiento porque debía ser un fieltro muy malo que suelta pelusitas. Ya sé que no debo comprarlo más. No se aprecia en las fotos pero tiene una mancha blanca en medio de los ojos a modo de lucerito. 

Las crines se las puso en gran parte mi hija pelo a pelo y yo las fui cosiendo.. Puede parecer que no, pero casi todo el caballo está hecho a mano y tiene bastante puntadas. 
El relleno también se llevo casi una tarde de trabajo, porque había que apretarlo bien para que quedase compacto e igual por todas partes. Compré floca para rellenar muñecos en Amazón y el caballo se llevó más de 500 gramos de relleno. 


Y como no, el caballo necesitaba un cabezal y hasta que no se lo hicimos tuve a mi hija pegada a mi lado suplicando por uno. Lo confeccionamos con cinta de mochila negra y unas argollas y cadenitas que teníamos por casa. Para darle un toque de distinción a Sultán (así lo bautizamos) le cosimos una tira de brilli brilli en la tira de la frente. 
El palo es un palo de escoba de madera que teníamos por casa. La cabeza del caballo va simplemente metida tal cual y anudada al palo en la parte de abajo.



La verdad es que el caballo ha dado bastante trabajo y han sido varios días los que hemos estado muy entretenidas en su realización, pero el resultado, a pesar de ser mejorable, nos ha gustado mucho... y lo que es más importante: la dueña está supercontenta. Todos los días saca a pasear a Sultán ;)

Espero que os haya gustado. 
Besos y Feliz año 2022. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 21 de diciembre de 2021

Magnolia Dress de Deer and Doe

 Hola chic@s!

A principios de noviembre recibí una invitación para una boda que se celebraría en diciembre. Lo primero que pensé es ¿qué me pongo? Las bodas en invierno me parecen más complicadas porque necesitas un vestido de manga larga y un abrigo arreglado. Y yo no tenía ninguna de las dos cosas. 

Una tarde me fui a dar una vuelta en busca de algún vestido adecuado y cuando vi lo que vendían en las tiendas para ceremonia me dije: esto lo hago yo y mas barato. El patrón se me vino enseguida a la cabeza porque había visto en las tiendas vestidos muy parecidos al Magnolia Dress de Deer and Doe. Así que sólo tuve que elegir la tela y las modificaciones que quería hacerle. 


Como la boda era de mañana, tenía claro que el vestido debía ser corto, aunque me decidí por el corte midi que se lleva tanto ahora, para lo cual alargué la falda de la versión B unos 10 cms. Las mangas, largas, decidí modificarlas porque el elástico del puño no me parecía demasiado elegante. Así que corté las mangas a medio antebrazo y añadí un puño ancho. 

La última y más evidente modificación fue alargar el cinturón para que se pudiera hacer una lazada delantera. 


La tela es un poliester con algo de elastán con bastante caída. No sé muy bien qué tela es pero el aspecto es como de un crep con mucho cuerpo y caída. 
Al ser un poco elástica (sin ser tela de punto), no necesité ponerle cremallera lateral, lo cual la verdad es que es un alivio, porque las cremalleras invisibles y además laterales, suelen ser impredecibles. Lo mismo te sale perfecta a la primera que la tienes que descoser 4 veces. 
El color es un buganvilla oscuro, aunque en la foto se ve mucho más brillante. 


Antes de cortar la tela definitiva hice un par de muselinas de la parte superior. Según mis medidas estaba en la 40 pero tuve que hacerme la 38 y además, reducir la parte del pecho casi 3 cms. Yo no soy pechugona pero tampoco plana; sin embargo me sorprendió todo lo que tuve que meterle en la zona del pecho. Después, viendo imágenes en Internet es cierto que la zona del pecho queda un poco suelta en las chicas que no son pechugonas. Así que si lo coséis tenedlo en cuenta. 


Como veís es un modelo sencillo, pero elegante. Y que además se puede usar en más ocasiones sin resultar excesivamente arreglado. 
Os recomiendo mucho este patrón si necesitáis un vestido para una ocasión importante. 
Besos

PATRÓN: Magnolia Dress de Deer and Doe
TALLAS: 34-52 
TELA: Mezcla de poliester y elastán con caída de Galerías Madrid. 
DIFICULTAD: Intermedia. 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...