Páginas vistas en total

miércoles, 22 de septiembre de 2021

Enseñando el ombligo

 Hola chic@s!

Hoy os enseño el que ha sido el que ha sido el uniforme del verano de mi hija mayor: los shorts y las camisetas enseñaombligos.  Ya visteis alguna por IG, pero como sabéis me gusta enseñaros también las prendas por aquí. 

Mi hija se llevó todo el mes de junio dándome la lata para que le cosiera o comprara camisetas cortitas con las que enseñar el ombligo. No es que a mi me disgusten, de hecho yo las he llevado en mis años mozos, pero algunas de las camisetas que mi hija quería no las veía adecuadas para ella ni le sentaban bien.  Madres de niñas de sexto de primaria: iros acostumbrando al cambio radical de estilo a medida que vaya finalizando el curso y os acerquéis al instituto. 

Estábamos en esta tesitura cuando mi amiga Cris preguntó por un patrón de top cortito para hacer un regalo y se me encendió la bombilla. Me acordé de un patrón de Tread Fashion Studio que tenía guardado desde hacía mucho tiempo y que no había cosido. Llegaba hasta la talla 10, pero mi hija es aún menudita y añadiendo un poco al bajo, aún lo podía utilizar. Así que le di el capricho. 



Como veis se trata de una top ancho, con un corte asimétrico que deja ver el ombligo por la parte delantera. Las mangas son tipo kimono y llegan hasta el codo. El patrón es rápido y sencillo y las instrucciones son fáciles de seguir, aunque si ya tienes experiencia en coser camisetas no te harán falta. La tela es de Galerías Madrid en tono naranja-amarillo huevo.


 
Antes de irnos a la playa fui a Ribes y Casals con una amiga a por unas telas y vimos este precioso punto negro con estrellas de colores. El rollo estaba casi agotado y el muchacho de la tienda nos sugirió que lo combinásemos en negro para que pudiéramos estirar más la tela. Así que nos llevamos todo lo que quedaba con la idea de hacer más tops. 
 
En esta ocasión decidí acortar un poco las mangas del patrón original para que no diese tanto calor y hacer cortes en el delantero para jugar con las telas. Hice tres tops parecidos pero diferentes para mis hijas y la hija de mi amiga. El de la primera foto es el de mi peque. 


Este es el de mi hija mayor. 


Y este último  el de la hija de mi amiga. 
El mismo patrón pero versiones diferentes. 
Os recomiendo este patrón si vuestras niñas ya os reclaman enseñar el ombligo. Es fácil de coser y aunque el tallaje llega hasta la talla 10 el patrón es bastante ancho. Mi hija y su amiga tienen 12 años y solo tuve que alargar un poco el bajo. Así que podéis estirarlo un poquito. 

Espero que os haya gustado. Hasta la próxima. 

PATRÓN: #105 de The Tread Fashion Studio
TALLAS: 2-10 años
TELAS: Punto de camiseta
DIFICULTAD: Fácil con experiencia en tejidos de punto. 













Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 8 de septiembre de 2021

Un señor del Siglo XIX

 Hola chic@s!

Aprovecho el nuevo impulso bloggero para enseñaros en detalle algunas de la cosas que he estado cosiendo. 

Como os expliqué en esta y esta entrada, en el cole de mis niñas, en segundo de primaria tienen un proyecto sobre la historia que se llama La Historia está de moda. Los niños aprenden a diferenciar las distintas etapas de la historia a través de la moda y los distintos estilos de ropa de cada época. 

Pues bien, al niño de una buena amiga le tocó este año ir vestido de hombre del Siglo XIX. Reconozco que al principio es un disfraz que choca, porque no es algo que pueda encontrarse fácilmente en una tienda de disfraces. De hecho intentó cambiarlo por otro más sencillo pero ninguna otra madre quería esa patata caliente. 

A mi no me pareció tan complicado cuando me lo dijo, porque ella y yo sabemos coser. Así que enseguida ideamos un modelo, decidimos coserlo entre las dos y fuimos a por telas, que es la parte que más nos gusta. :)

Ya me encargué de la levita, el chalequillo y la corbata y ella hizo el pantalón. Después de haber cosido el vestido de mi hija, también del SXIX, esto era coser y cantar. La verdad es que si hubieran coincidido en el tiempo, habrían hecho una pareja encantadora, ¿no os parece?



La chaqueta es un modelo de la Ottobre Desing 6/2014 (¡ya ha llovido!) modificado para hacerlo más largo por detrás que por delante. El chalequillo y el pantalón también están sacados de alguna de las Ottobres  La corbata es simplemente una tira larga cosida y vuelta. 

Íbamos a coser una camisa, pero conseguimos una camisa blanca en Carrefour a precio de ganga y no nos complicamos más. Le subimos el cuello y se lo planchamos al estilo de la época y le cortamos las mangas para que no murieses el chiquillo de calor. 



Está feo que yo lo diga, pero para mí era el que iba más guapo y conseguido (vi el video del desfile). Además este niño es un amor y superagradecido, con lo cual doble satisfacción. ¡¡Y con lo que me gusta coser a mí un disfraz!!

Espero que os haya gustado. 

Besos. 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 6 de septiembre de 2021

Mi viejo y querido blog...

Mi viejo y querido blog...

diez meses casi sin escribir y sin saber qué hacer contigo. Durante este tiempo varias han sido las veces en las que he querido cerrar este capítulo bloguero de mi vida y dejar un bello recuerdo para mis niñas cuando creciesen. Otras veces, me he imaginado escribiendo entradas sobre tal o cual modelo que he cosido, pesando que mi humilde reseña pudiera ayudar a alguien a decidirse por coserlo. Lo cierto y verdad es que nunca he terminado de dar el paso en uno u otro sentido y este rinconcito ha quedo un poco atrapado en el limbo. 

Las que me seguís por Instagram, veis que durante este tiempo no he parado de coser, a pesar la desidia inicial que la pandemia instaló en mí, porque, total, si no íbamos a ir a ningún sitio qué sentido tenía tener ropa nueva. Una vez que la cosa se estabilizó volvieron las ganas de coser, pero surgió el segundo escollo: la preadolescencia. 

Mi hija mayor tiene 12 años (13 en febrero). Este año comienza el instituto, y muchas estaréis de acuerdo conmigo en que los 12 de ahora no eran nuestros 12. Ahora todo va más rápido y se hacen mayores antes. Mucha de la ropa que le he cosido ya no la usa. Se ha pasado todo el verano en shorts y tops enseñaombligo... como el 90% de las niñas de su edad. Y aunque pretendo no perder de vista que es pequeña aún y que debe seguir vistiendo acorde a esa edad, no podemos frenar lo inevitable, y es que mola más ir a las tiendas de moda que la ropa cosida por mamá por mucho que me esfuerce en coser ropa atractiva para ella. 



La peque acaba de cumplir 10 años y aun es muy niña, pero al ser heredera de la ropa de la hermana, tampoco me ha hecho falta coserle demasiadas cosas. Mi idea es aprovechar para coserle algunos modelos aún infantiles pero adecuados a su edad y así quitarme el regustillo amargo ante el inevitable final de mis costuras infantiles. 



Lo que sí he hecho es coser para mí. Le he empezado a coger el gusto a coserme mi ropa aunque reconozco que aún tengo problemas en hacer ciertos ajustes en los patrones. Pero poco a poco voy mejorando y consiguiendo prendas de mi agrado. El problema reside en hacer fotos. En mi casa no están muy por la labor de hacerme fotos y me cuesta hacerme algunas medio decentes como para publicar. 


Y ahora la pregunta del millón: ¿qué futuro le depara a este rinconcito bloguero? 

Pues os confieso que ni yo misma lo sé. Y que comencé esta entrada con la intención de dar por finalizada esta etapa, pero me encuentro ahora sin ánimo de darlo todo por concluido. 

Sea como fuera está claro que la etapa infantil de costuras llega casi a su fin y que ahora empezamos una nueva diferente, pero no por ello peor. 

Iremos viendo que nos depara el futuro. 

Un beso y gracias por seguir ahi. 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 9 de noviembre de 2020

Noche de Halloween

 Hola chic@s! Mucho tiempo sin pasar por aquí, pero este año tan raro parece que todo lo trastoca y la verdad es que no tenía muchas ganas de escribir.  No obstante, quería dejar constancia de los disfraces que les hice a las niñas para Halloween porque ya es tradición en este blog. 

Es cierto que en un primer momento opté por reutilizar los disfraces del año pasado en vista a que no pudiéramos hacer ningún tipo de celebración, pero a la peque el disfraz de momia del año pasado no entraba y la mayor quería algo que diese más miedo. Total, que al final me liaron y les cosí nuevos disfraces. 



El disfraz de la mayor fue fácil y rápido. Corté un vestido-camiseta sin mangas a partir de un patrón de camiseta básica en color gris claro y le añadí por encima dos capas de tul negro fruncido. Ajusté la cintura con elástico e hice unos cortes en el bajo para darle un aspecto viejo y gastado. Añadí una capa negra que hice con el patrón de capa básica para niños de Fleece and Fun, aunque reduciendo el tamaño de la capucha un poco. Una camiseta negra por debajo, una medias de esqueleto de Flying Tiger y unos guantes que tenía por casa y disfraz listo. Sencillo pero resultón y más de chica mayor. Ella decía que iba de dementor... si ella lo dice... ;)



Para la peque reconozco que me vine arriba. Aun tenía en mente que podríamos reunirnos con los amigos al aire libre y que algo podríamos hacer (ilusa de mí). Así que me compliqué un poquito más y le hice un disfraz de fantasma-mujer aparecida. Ella me había pedido un disfraz de Jack Squeleton, pero pude convencerla de cambiar porque ese disfraz sí me parecía demasiado complicado para las circunstancias. 


Para hacer el disfraz de fantasma usé el patrón base del libro Building Block Dress de Liesl Gibson, que de verdad lo tengo ya superamortizado. Utilicé una tela de forro color blanco que tenía en casa como base y fui colocando trozos de tul en tres tonos de gris distintos. Para la falda coloqué trozos de tul de manera que hiciera picos y dieran volumen. Son trozos rectangulares colocados en diagonal. Además añadí unas mangas en tul elástico grisáceo de las que cuelgan trozos de la misma tela para darle un aspecto más vaporoso. 


Pinté con pintura gris unas zapatillas de esparto que guardaba para la Feria pero que ya vamos a usar y teñí unas medias blancas con una mezcla de pinturas acrílicas en tonos grises.Unas cadenas, peluca y tul a modo de velo y disfraz listo. 

Este disfraz sí me llevó un poco más de tiempo pero tampoco fue excesivamente complicado. 


Y bueno, resultó que un día antes de Halloween hubo un positivo en la clase de mi hija y que tuvimos que confinarnos.. con lo cual los disfraces se los pusieron en casa un rato, hicieron videoconferencia con los amigos, comimos chuches y vimos una peli de brujas.. y chimpóm.. se acabó el día de Halloween  sin más pena ni gloria. 

Me consuela que la capa negra es un básico para cualquier disfraz  y que podremos seguir reutilizándola para futuras ocasiones. El disfraz de la peque  ha quedado holgadito... lo mismo también lo puede usar de nuevo... aunque conociéndome seguro que me da por coser disfraces nuevos (jeje). 

Espero que vuestro Halloween haya sido más "emocionante" y que os encontréis todos bien. 

Besos





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...