Páginas vistas en total

lunes, 27 de enero de 2020

Ayudando a los Reyes Magos; más ropa para muñecas.

Hola chic@! Antes de acabar el mes de enero no podía faltar una entrada repaso de los regalitos hechos a mano que cosí estas navidades. 
No podían faltar, por supuesto, unos nuevos modelos para los muñecos de mi hija. La verdad es que todo fue cosido contrarreloj y terminado la misma noche de Reyes, pero casi con toda seguridad será el último año que le hago ropa para reyes,porque mi hija ya tiene casi once años y veo que su interés empieza a decrecer. Sigue jugando de vez en cuando pero ya no con tanto entusiasmo como antes. Es ley de vida, supongo. 
Este año me decidí por hacer pocos modelos pero a conjunto de niño y niña. Otros años me he decantado por uno u otro sexo, pero nunca los podía llevar a juego. Así que hice varios conjuntos y un vestido separado, ahora veréis por qué.


Los primeros modelos que cosí fueron estos vestidos de flamencos. Llevaba un tiempo dándole vuelta a la idea y finalmente tracé yo misma los patrones a partir de uno básico que tenia. Los dos modelos están confeccionados con retales que tenía por casa. Lo único que compré fueron los flecos del mantoncillo de la niña. La verdad es que estos flecos no me convencían demasiado pero  era lo que había en la tienda y  me tuve que aviar. Los corté un poco y entresaqué algunos para que no fuese tan tupido.
El vestido es muy sencillo. Falda de capa hasta los pies y  sólo lleva un volante en el bajo por aquello de la prisa, aunque creo que con dos también debe quedar ideal.


El modelo del niño consta de cuatro piezas: pantalón, fajín, blusa y chaquetilla. La chaquetilla fue lo más trabajo me dio porque la tela que cogí no era muy fácil de coser. Deshilachaba con facilidad, por lo que la chaqueta va forrada por dentro. Aunque los trajes de corto llevan la camisa de manga larga, prescindí de ellas por comodidad a la hora de vestir al muñeco. La camisa  va a la sisa rematada por cintas al bies. A modo de adorno sólo lleva dos botones joya que andaban por mi costurero.


Los siguientes modelos que confeccioné son unos uniformes de colegio. Compré una viyela baratísima de cuadros ideal para este tipo de prendas y a partir de ahí confeccioné estos uniformes.


Tenía guardado en casa un jersey en color vino del año catapún que me vino al pelo para completar estos conjuntos. Me dieron un poco de lata porque me salieron grandes y al reducir no me quedaron muy finos, pero creo que en general quedan simpáticos. Aproveché el bajo elástico de mi jersey para hacer el bajo del de los muñecos y las mangas y lo cosí todo con la remalladora.


Los últimos modelos que hice a conjuntos son unos outfits de sport con una tela supercolorida que compré en una tienda local.


Para el niño sudadera con capucha y pantalón vaquero, y para la niña túnica y leggings. Todo muy colorido y divertido a conjunto pero diferente. 

Para finalizar, un modelo de ultimísima hora. Si os habéis fijado en las fotos anteriores, los muñecos lucen unos zapatitos supergraciosos. Son de Aliexpress: muy baratos y de buena calidad teniendo en cuenta de donde proceden. Hay auténticas preciosidades. Yo compré 6 pares por el precio que aquí cuesta uno. Y no compré más porque no sabía si llegarían a tiempo y la calidad que tendrían . 
Pues bien, uno de esos pares eran unos zapatitos de osos panda...y no podía dejar unos zapatos sin modelo a juego, ¿no?


Así que le hice este vestido-túnica para que fuese a juego con los zapatos. La carita del oso panda está hecha de fieltro al que le pegué dos ojos de plástico y un lazo que tenía por ahí. El cuello va rematado con bies plateado y la falda es de tul. A modo de adorno lleva una diadema hecha con un trozo de FOE, una flor y un poco de tul negro.
Queda un conjunto la mar de resultón, ¿verdad? Ya no dio tiempo de hacer nada a conjunto para el niño, pero mi hija no le dio importancia.

Hasta aquí los modelitos hadmade hechos para regalar en Navidad. Si queréis más inspiración podéis ver los modelos de otros años aquí, aquí y aquí. 
Un besote y hasta la próxima.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 20 de enero de 2020

Lady Skater Dress

Hola chic@s! Hoy os traigo un vestido que cosí para mí, para una comida de Navidad con unos amigos, y que se ha convertido en uno de los looks que más he llevado durante las fiestas. 

Se trata del modelo Lady Skater Dress de Kitschy Coo. Es un patrón que ya tiene algunos años. Seguro que muchas de vosotros lo conocéis. Yo lo tenía en mi lista de pendientes desde tiempos inmemoriales pero nunca me decidía a coserlo. El pasado verano tuve un flechazo con una tela de punto de Julián López y fue de esas veces en las que nada ver la telas sabes exactamente qué modelo vas a hacerte. Me cosí un Lady Skater Dress de manga corta y aunque no me quedó perfectamente ajustado, lo usé bastante. 

Os enseño la única foto que tengo de este vestido. Me iba un poco holgado de la parte de arriba y el talle me resultó un poco bajo. Así que nada más terminar de coserlo, hice las modificaciones necesarias en el patrón y lo guardé a la espera del momento en el que repetirlo. 


Pues bien, meses más tarde estaba yo de tiendas de telas con mi amiga Isa de OnlyLola y vi una tela preciosa de punto en color negra con unas cenefas de flores en los orillos. Negro y flores para mí es una combinación estrella, así que sólo necesité un pequeño empujoncito de mi amiga Isa y la tela se vino a casa con la idea de un Lady Skater invernal. 


 Con los ajuste que le hice al patrón, el nuevo vestido quedó más ajustado a mi cuerpo. Los ajustes básicamente consistieron en reducir una talla en hombro y pecho, manteniendo la talla en la cintura. Nada muy complicado pero que tiene un resultado perfecto. La falda también la acorté a una talla menos porque para mi gusto me quedaba un poco larga. 


Por lo demás es un vestido bastante sencillo de confeccionar. Al ser para telas de punto no lleva ningún tipo de cierre. No tiene más complicación que coser una camiseta. Se mete remalladora y andando. 
 Lo llamativo del vestido es la tela, pues aunque la hechura es bastante sencilla, puedes conseguir un vestido más o menos arreglado según la tela que elijas. En las fotos lo llevo con medias tupida y botas en un look arregladoperoinformal. Pero con una medias finas y zapatos de tacón se consigue un aspecto más elegante. 


La única complicación, por así decirlo, fue disponer las piezas del patrón para que el dibujo de los orillos se concentrasen en el centro de vestido y en el bajo de las mangas. Me apetecía salir un poco de la típica falda con orillo en el bajo. Y la verdad es que queda un efecto muy chulo. 


Yo no soy mucho de llevar vestidos, pero este es tan cómodo y tan fácil de hacer que no descarto una tercera versión. Ya sabéis, si os animáis a coserlo tened en cuenta que el talle es muy largo (yo acorté dos tallas) y que la falda es más bien larga. Por lo demás es coser y cantar. 
Quiero dar las gracias a mi amiga Marga por hacerme las fotos, porque aunque no lo parezca, coso para mí, pero hacerme fotos y subirlas se me hace un mundo. De hecho tengo varias prendas pendientes de enseñaros y nunca encuentro el momento de hacerme las fotos. 
Un besote y hasta la próxima. 

TALLAS: Tallas americanas 1-8 (Comprende tallas de adolescente y mujer)
TELA: Punto con relieve de tienda local
DIFICULTAD: Fácil. pero se necesita algo de experiencia en coser telas de punto. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 13 de enero de 2020

El vestido que NO estrenamos en Navidad (Parte II)

Hola chic@s! Vuelvo a la carga con los modelos que cosí para estas pasadas fiestas. Hace una semana que nos estábamos comiendo el roscón de Reyes y tengo la impresión de que ha pasado mucho más tiempo, ¿os pasa a vosotras igual?
Hoy os enseño el modelo que cosí para la peque. Es de la revista Be Inspired, que es de la misma editorial que la revista Be trendy que os comenté en la entrada anterior. El modelo se llama Scarlet y es un patrón que os podéis descargar gratuitamente aquí. Solo tenéis que registraros en la web y podréis acceder a su descarga. 


Se trata de un vestido con costadillos delanteros, talle bajo, manga francesa y falda con dos capas a modo de volantes. No va forrado. El cuello se pule con una vista y la espalda se cierra con cremallera invisible. 


Como veis hice el vestido tal cual viene en el patrón salvo por las mangas que alargué en lugar de dejarlas francesas, para así hacerlo más abrigado. 
El cuerpo del vestido queda bastante bien entallado lo que hace resaltar el volumen de la falda. Es un vestido sencillo pero bastante resultón, ¿no os parece?


En cuanto a la talla del patrón, tengo las mismas pegas que os comenté en la entrada anterior. A partir de los ocho años, el tallaje va cada dos tallas. Mi hija tiene ocho años pero está alta y fuerte, por lo que su talla real es más bien la talla 9. Como esa talla no existe, corté la 140 sin añadir margen de costura. Sin embargo, tuve que volver a cortar una nueva pieza central del delantero porque al coserlo vi que le quedaba demasiado justo y que no podría llevar camiseta interior debajo. Es un poco rollo eso de que las tallas salten dos números, la verdad. 

Tampoco seguí las instrucciones del corte de la falda. Simplemente corté dos rectángulos de diferentes largos pero con el ancho de la tela. De otra forma no habría tenido suficiente tela. 

Por lo demás el vestido no tiene ninguna dificultad y en una par de ratos lo tenía acabado. No quise forrarlo por pura flojera, pero si os apetecer añadir forro no es nada complicado. Tan sólo omitid las vistas del escote y cortar las piezas del delantero en tela de forro para unirlo por el cuello. No os recomiendo forrar las mangas porque son más bien ajustadas. 


La tela es un algodón de patchwork de Julián López con un colorido muy vistoso que me tiene enamorada. La solemos combinar con rebeca mostaza, pero admite muchos otras combinaciones. Con un color guinda creo que debe quedar también precioso. 
Como os comenté en la entrada anterior, no pudimos estrenarlo el día de Navidad, pero mi hija lo ha usado en múltiples ocasiones ya que es un modelo bastante ponible. 
Espero que os haya gustado. 
Un besote

PATRÓN: Scarlet de la revista Be Inspired. Se puede descargar gratuitamente aquí.
TALLAS: 74-164 cms (9 meses-14 años aprox)
TELA: Algodón de patchwork  de Julián López
DIFICULTAD: Intermedia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 9 de enero de 2020

El vestido que NO estrenamos en Navidad (Parte I)

Hola chic@s! En primer lugar Feliz Año Nuevo a tod@s. Mucho tiempo sin pasar por aquí pero ya sabéis que mientras me duren las ganas, aquí seguiré escribiendo. 
Como os comenté en Instagram, la primera parte de esta Navidades tuvimos la visita de la Señora Gripe o de algún primo hermano suyo que se le parecía un montón. 
Así que el día de Navidad lo pasamos en casa y casi que en pijama. Es decir, mis niñas no pudieron estrenar los vestidos que les había cosido para esa fecha. Ya sabéis que en mi casa se estrena vestido en Navidad y en Semana Santa, salvo causa de fuerza mayor, como ha ocurrido este año. 
No obstante, si algo tienen las fechas navideñas son ocasiones para estrenar un vestido nuevo. Por lo que hemos podido llevar los vestidos en varias ocasiones y mi alma ha quedado en paz..jeje

Empiezo hoy enseñando el vestido que cosí para la mayor. Con casi 11 años, resulta un poco complicado vestir a la niña de forma más arreglada. No todo le favorece y no todo es de su agrado. Pero vi el modelo de la portada de la revista Be Trendy nº 13 y me gustó mucho. La niña de la portada es pequeñita, pero por suerte el tallaje llegaba hasta 176 cms, así que me la traje para casa. 


Tenía en casa una tela de viscosa con fondo azul marino y estrellas blancas que me pareció perfecta para este modelo y no me lo pensé dos veces. 


Se trata de un vestido holgado, con canesú rodeado por un volante y talle bajo. El patrón trae manga francesa aunque yo las alargué para que fuese más abrigado. Por detrás se cierra con cremallera invisible. No va forrado, por lo que es bastante rápido de confeccionar. 


Ahora mismo mi hija está en una fase antivolante pero milagrosamente no protestó por el vestido, aunque para mi disgusto el volante delantero no paraba de voltearse. Quizás debería haber puesto el volante doble. 


Si le tengo que poner alguna pega al patrón es que queda bastante descotado para el invierno. Por suerte ha hecho una temperatura muy buena durante estas fiestas y lo ha llevado sin problema. Otra pega que le pongo a la revista es que a partir de la talla 128, salta directamente dos tallas. Yo cosí la talla 140 y no le va mal porque tuve que entallarle un poco en la zona del pecho. Parece una tontería, pero me molesta que no haya tallas intermedias en los patrones. Cuando las tallas van de dos en dos, las reducciones o ampliaciones se hacen más complicadas. 


En general me gusta el resultado, aunque tampoco me emociona demasiado. Ha quedado un vestido bastante más trotero de lo que tenía en mente, lo que tampoco viene mal del todo para poder utilizarlo en muchas más ocasiones. 


Bueno pues ese ha sido el primero de los vestidos que cosí para Navidad. En breve os enseño más. Un beso y mucho ánimo en la vuelta a la rutina. 

PATRÓN: Modelo B1958 de la revista Be Trendy nº 13 (yo la compre en El Corte Inglés)
TALLAS: 80-176 CMS. 
TELA: Viscosa de tienda local
DIFICULTAD: Intermedia (por la cremallera invisible)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...