Páginas vistas en total

miércoles, 7 de agosto de 2019

La reina del Nilo

Hola chic@s! Revisando fotos del móvil me he dado cuenta de que no os he enseñado el disfraz que le hice a mi hija para el pasado fin de curso. 
Elena ha terminado segundo de primaria y al igual que su hermana, el último trimestre lo han dedicado a estudiar las distintas etapas de la historia a través de la moda. Para no darte mucho la lata, puedes leer de qué va el tema en esta entrada. 
Pues bien, a Elena le tocó ir vestida de egipcia, que la verdad es que es un disfraz que me encanta y que es más sencillo que el que le tocó en su día a la hermana. Sin embargo, me apetecía hacerle algo un poco especial, que no se pareciera al típico disfraz que venden en todas partes. 
Después de un estudio intensivo del tema en Pinterest me decidí por hacerle un atuendo de diosa/sacerdotisa egipcia. Bueno esa era la intención. 



El modelo consta de una túnica interior de tirantes y una especie de sobrecamisa/capa/abrigo por encima, todo en telas vaporosas y con mucha caída.  En la siguiente foto podéis ver como es el interior que no es más que una modificación del Pillowcase dress. 


La capa de fuera la hice cortando un rectángulo de tela, abriendola hasta la zona del cuello y luego frunciendo con gomas las mangas y la cintura. Un poco casero y probando directamente sobre la modelo. Pero no quedó mal. Me gusta mucho el efecto plisado que he conseguido. Para conseguir que la capa se quedase en su sitio le cosí unos broches transparente en el interior.


Creédme si os digo que la cinta de al cintura me costó más cara de las telas del vestido. Pero la verdad es que es lo que le da toda la gracia al conjunto.


 Para completar el look, le fabriqué un cuello egipcio con una tela dorada que es una especie de polipiel, al que añadí un montón de piedrecitas de colores y un escarabajo en el centro.
El cetro y la pulsera los compré en una tienda de disfraces. Además compré una peluca a la que me entretuve en hacerle trencitas y colocarle bolitas doradas. Fue quizás lo más pesado de hacer pero me fabriqué un enhebrador casero que me facilitó mucho el trabajo. La diadema dorada la teníamos en casa de otro disfraz que cosí para Nochevieja. 


Pues así de contenta y tan resultona iba mi pequeña reina del Nilo. Y la mami superorgullosa porque desde luego otra igual no había.
Espero que os haya gustado. Seguid disfrutando del verano y nos vemos pronto.
Un besote.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. Impresionante este disfraz! me había perdido esta estrada! me gusta cuando coses ropa, pero en los disfraces te sales, maja...
    besos
    D

    ResponderEliminar
  2. Wow!! (ya se que hace tiempo de la entrada..pero pof circunstancias no he podido) es chulisimo!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.