Páginas vistas en total

lunes, 11 de noviembre de 2019

Conjunto deportivo

Hola chic@s! Sé que os debo algunas fotos de los disfraces de Halloween que me faltan, pero como no quiero saturaros con el tema, hoy os enseño un conjunto deportivo (alias chándal) que cosí para mi hija mayor. 
Ya sabéis que no soy especial fan del chándal, pero lo cierto es que a mi hija le sientan mejor los que yo le coso que los comprados. Y con tal que de que no vaya hecha un fantoche, no me importa hacerselos yo. He de reconocer que es una costura rápida y agradecida... no me puedo pedir más..jeje


Para esta ocasión escogí el patrón gratuito de la camiseta Breeze de Jomina  en su versión de invierno. El patrón Breeze es un patrón de camiseta para todas las temporadas. Puedes hacerla sin mangas, con manga corta o manga larga. Con capucha o con cuello o simplemente terminada con una tirilla. La versión invernal está a medio camino entre camiseta y sudadera ajustada. Como mi hija es delgada, la usamos como sudadera. 
Lo especial del patrón es el corte asimétrico al que que puedes añadir un bolsillo escondido. Yo lo omití porque iba justa de tela, pero mi hija me reprocha que le haga sudaderas sin bolsillos una y otra vez.  Como veis escogí la versión de cuello cruzado porque abriga sin agobiarla demasiado. 


La tela de los perritos fue un flechazo que compré en una tienda local a precio de oro. No os imagináis mi disgusto al ver que por medio metro había pagado lo mismo que en otras tiendas me pedían por un metro entero. Vamos que no pienso volver a comprar en esa tienda porque me sentí estafada. Como solo tenía medio metro no había más remedio que hacer una combinación de telas. 
Me fui a mi alijo de telas y allí encontré una combinación arriesgada pero que me encantó. Combiné con un punto gordito de color indefinido entre el caqui y el verde militar y con una tela de puño en un verde pistacho apagado. 
Creo que aunque no es una combinación sencilla, el conjunto queda bastante bien. Las telas lisas fueron compradas el alguna de las rebajas de Julián López a un precio de superganga, con lo cual compensé el disgusto por haber gastado tanto en la tela estampada. 


El pantalón está sacado de alguna Ottobre, no recuerdo cual. Es un pantalón superbásico sin bolsillos. Cosí la talla 9 de ancho sin margen de costura con el largo de la talla 11. Y ella está encantada porque está a medio camino entre el pantalón de chándal y los leggings. 


Pues eso es todo por el momento. Sigo cosiendo ropa de batalla para esta temporada al ritmo que me van dejando... porque cuando son pequeñitos los niños te roban tiempo de otra manera, pero ahora que son más grandes, entre estudios, extraescolares, eventos y vida social no me da la vida para más.
Un besote y hasta la próxima

PATRÓN. Shirt Breeze de Jomina. y Addon.  Patrón Gratuito. 
TALLA: 62-156 . Yo cosí la 140 sin modificaciones. 
TELA: Sudadera de verano y punto roma
DIFICULTAD: Principiantes con algo de experiencia en punto. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 4 de noviembre de 2019

Halloween 2019 (Primera parte)

Hola chic@s! Como ya viene siendo tradición en este blog, hoy os traigo con todo detalle todas cosas que cosí este año para Halloween. Ya habéis visto en Instagram casi todo, pero ya sabéis que me gusta dejar constancia en el blog. 

En primer lugar os enseño el disfraz que más lata me dio: la momia. 


No es un disfraz difícil así de entrada, pero lo cierto es que tiene mucho trabajo. Lo primero fue teñir con bolsas de té varios restos de sábanas blancas de algodón viejas. De esas sábanas que no se venden hoy en día pero que tiene un algodón que lo resiste todo.  
Una vez teñidas y secas, las rajé en múltiples tiras de unos 4 cms de ancho. Corté en tela de punto una camiseta básica y fui cosiendo las tiras una a una a cada pieza de la camiseta: delantero, trasero y mangas. Las mangas las hice bastante más largas de lo normal y les hice un agujerito para sacar el pulgar. A medida que iba cosiendo tiras, también fui haciendo nudos y dejando tiras sueltas. Cosí las tiras hasta la altura dela sisa. Luego monté la camiseta y terminé de colocar el resto de las tiras hasta el cuello...y cuando se lo fui a probar no le entraba :(


 Solución: cortar por lo sano y colocar una cremallera invisible. Aunque había cortado una talla más de camiseta, al coser las tiras, ésta perdió totalmente la elasticidad y no había manera que de que le entrase. Así que con la cremallera ya no hubo problema para meterlo por la cabeza. 
Visto lo visto, para hacer la parte de abajo me curé en salud y corté un patrón de leggings de la Ottobre en la talla 11, dos tallas más grandes de las que mi hija suele llevar. Repetí la operación  de coser tira por tira y hacer nudo por nudo y rematé con una goma en la cintura. Como el disfraz lleva muchas "vendas" no se nota que son dos piezas y da la sensación de que la momia va forrada entera de arriba a abajo. 


Para los pies, forré unas zapatillas de lona de esas baratas que por aquí llaman "kun-fú". Las vendas están pegadas con silicona porque meter ahí la maquina de coser era imposible y aunque se llegaron a soltar algunas, aguantaron bastante bien. 


Las vendas de la cabeza está colocadas "a la manera tradicional", es decir envolviéndolas manualmente una a una. 
Mi pequeña momia estaba supercontenta con su disfraz de este año y la verdad es que yo también porque la trabajera mereció la pena. 

Con la mayor me pasó lo que todos los años. Se le van los ojos a un disfraz "cuqui" y cuando ya está hecho protesta porque no da miedo. A eso hay que añadirle que cuando ya tenía el disfraz acabado dice que no lo quiere y que se quiere vestir de Hermione Granger con la túnica de Howarts...
A esas alturas de la película ya no estaba yo para tonterías y se tuvo que conformar con el disfraz originario que no era otro que de Caperucita zombie y/o malvada. 


La caperuza es un patrón gratuito de Fleece Fun y está confeccionada en raso para disfraces de color granate. Como se suponía que era una Caperucita truculenta, me pareció más adecuado usar un color menos vivo que el rojo habitual. 
El vestido, lo saqué del libro de Liesl Gibson, Building Block Dress. Os enseño la única foto que tengo del vestido.. porque la niña no paró quieta ni un segundo y casi siempre llevaba puesta la caperuza. Y, además, cuando lo he lavado he tenido la desagradable sorpresa de que la parte oscura ha despintado y todo lo que era blanco ahora es rosa. Así que de momento no cabe la opción de volver a ponerselo para la foto... (emoticono llorando :( )


El vestido no tiene ningún misterio: cuerpo dividido imitando un corpiño, mangas de farol y falda de capa. El delantal lo corté directamente sobre la tela. Suerte que hizo buen tiempo y que pudo llevar sin problema la manga corta. 

Para hacerlo un poco más tétrico le hice unos arañazos de lobo en la cara con un poco de latex líquido y sangre. Protestó mientras de lo hacía pero luego estaba superencantada enseñandole a todo el mundo sus heridas. 


Para terminar esta entrada, os enseño el disfraz de Harry Potter que le hice a nuestro amigo Nicolás en colaboración con su madre. 
El patrón de la túnica también es de Fleece Fun, pero tuve que hacer muchas modificaciones porque la talla más pequeña era la 7 y Nicolás tiene la talla 5. Hubo que reducir bastante e ir corrigiendo sobre la marcha. 
La costura fue compartida entre su mamá y yo, pero os lo pongo por aquí porque quedó supergracioso. 


Y como esta entrada se me está haciendo ya muy larga, os enseñaré los disfraces que me faltan en la próxima. ¿Os parece?
Espero que os hayan gustado.. y espero no daros demasiada lata con tanto disfraz. 
Nos vemos en la próxima
Besos. 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 24 de octubre de 2019

Chaqueta softshell de Schnabelina

Hola chic@s! Por fin parece que este eterno verano que nos ha acompañado hasta entrado el mes de octubre ha decidido marcharse y por fin puedo empezar a enseñaros lo que he ido cosiendo de cara a la nueva temporada otoño/invierno. 
Hoy os traigo una costura de esas que son a fuego lento. De las que llevan mucho trabajo pero también mucho disfrute. No se trata de una costura rápida, pero da mucha satisfacción una vez que la terminas. 
Se trata de una chaqueta softshell que hice para mi hija mayor con el patrón gratuito de Schnabelina



Os confieso que esta chaqueta la cosí en el mes de agosto, cuando aún hacía un calor insoportable para llevarla y a sabiendas de que tardaríamos dos meses al menos para estrenarla. Pero como os he dicho antes, se trata de una costura que debe hacerse con calma, paso a paso y que tiene muchos detalles. Así que aproveché las tardes largas del verano, sin prisas ni extraescolares para hacerla. Me llevó su tiempo, pero yo creo que ha merecido la pena. 


El patrón y las instrucciones de la chaqueta vienen en alemán. No obstante, trae muchas fotos detalladas y hay un par de vídeos tutoriales  que explican con todo detalle cómo hacer los pasos más complicados que son los bolsillos y la capucha. También creo que hay un cose conmigo en el blog de Schanbelina. 
A mí me ha resultado fácil de seguir aunque en algunos pasos he tenido que tirar del traductor de Google. 
El patrón viene en tres versiones: chaqueta entallada y más femenina para niñas y niños pequeños, chaqueta recta sin cortes ni cinturón, y una versión claramente más masculina, más ancha, de corte recto y más larga. 
Yo escogí la primera versión con la opción de cinturón completo y cortes en la parte delantera a modo de costadillos. También ofrece la opción de medio cinturón, pero como mi hija es delgada me gustaba más el cinturón entero para ajustarlo bien a su cuerpo. 
La verdad es que me asombra que sea un patrón gratuito. Tiene mucho trabajo detrás pues tanto el patrón como las instrucciones vienen mucho mejor que en algunos patrones de pago. 


La chaqueta está llena de pequeños detalles. El bolsillo con cremallera, las mangas rematadas en puños para evitar que se cuele el frío y la capucha de quita y pon, le dan a la chaqueta un toque muy profesional. No tiene nada que envidiarle a las prendas compradas. 
Si os digo la verdad, lo que me ha resultado más pesado ha sido pespuntear todas las costuras, Es algo necesario porque el softshell no se debe planchar mucho (algo de calor admite, pero sin pasarse) y es la única manera de asentar las costuras. En algunos sitios no me ha quedado muy profesional pero en conjunto el resultado es bueno.



Es la primera vez que coso tejido softshell y la verdad es que me ha gustado mucho, pero sí es cierto que tiene algunas pegas, como por ejemplo que al descoser se quedan algunos de los agujeritos de la aguja y que no tolera la plancha a temperaturas elevadas.
Por dentro  he rematado la chaqueta con remalladora, salvo algunas zonas que las he rematado con bies. Las instrucciones recomendaban usar FOE pero no puede encontrarlo por ninguna parte. Tengo FOE de Amazón pero me salió bastante malo y no quería arriesgarme a ponerlo. En cualquier caso el bies me ha funcionado bien.


Os dejo con algunas fotos más detalladas :


El interior:



La capucha de quita y pon: 


Se me olvidaba deciros que la tela es de Tejidos Pulido. Era la primera vez que compraba allí y no puedo tener ni una queja. La tela llegó al día siguiente de hacer el pedido y con una calidad y precios estupendos. También la he comprado en otros tonos para hacerle una chaqueta a mi peque. A ver si saco un rato para coser, que últimamente se cotizan mucho.


En definitiva creo que ha quedado una chaqueta muy versátil y ponible, Ideal para el entretiempo, los días de lluvia ( el tejido es impermeable) y para niñas calurosas como la mía a la que enseguida le agobia todo.
Espero que os haya gustado y que os animéis a coser una chaqueta como esta.
Un besote  y hasta pronto.

PATRÓN: Softshelljacke de Schnabelina. Patrón gratuito.
TALLAS: 74-146. Yo cosí la talla 140 sin modificaciones. Es ancha pero se ajusta con el cinturón elástico.
TELA: Softshell de Tejidos Pulido.
DIFICULTAD: Avanzada, para costureras con experiencia. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 3 de septiembre de 2019

Skyler top and dress de The Simple Life Patterns

Hola chic@s!
Ya sabéis lo que me gusta una espalda bonita. Un escote trasero especial es algo que me vuelve loca. Así cuando vi el modelo que os presento hoy, no me lo pensé ni un momento y me traje el patrón para casa. Se trata del Skyler Square Back Top and Dress de la casa The Simple Life Patterns.
Esta casa de patrones se caracteriza por hacer vestidos muy femeninos. muchos de los cuales son para tejidos de punto. Y como mis niñas ahora están locas por los vestidos de punto, sabía que era una apuesta segura. 

He cosido tres versiones de este mismo patrón. La primera fue una especie de prueba-muselina para comprobar cómo tallaba el patrón y está hecha en una tela barata que para mi gusto tiene demasiada elasticidad. A pesar de ser una prueba y que de el resultado no me convenció demasiado al principio, mi hija pequeña lo ha usado mucho este verano como vestido piscinero. 


La tela era demasiado babosa y resbalosa y se cosía fatal. De hecho el bajo está sin coser.  Pero como era para probar me sirvió para ver que el patrón talla ancho pero que el lazo de la espalda es una auténtica monería. 
El patrón ofrece varias opciones de escote trasero, mangas y falda. Puede hacerse la versión vestido o la versión top.  Yo escogí vestido con lazote trasero, manga corta y falda de capa. 

Para la segunda versión, hice algunas modificaciones y reduje el ancho de la parte trasera. No se aprecia en la foto anterior por la postura de la niña, pero la espalda hacía un hueco bastante grande por el que se le veían las braguitas si te asomabas. Así que lo solucioné en la segunda versión, esta vez sin mangas pero con falda de supervuelo también. 



Este vestido me quedó bastante mejor en cuanto al ajuste. La tela es una especie de viscosa elástica con estampado de mariposas que a mi hija le encantó, pero que me temo en nada tendrá pelotillas.  Tuve que hacer un poco de tetris porque la tela me iba muy justa, pero finalmente pude sacar la falda de capa entera. 


La tercera versión me salió rana. Usé una especie de piqué elástico con peso, como la tela de los polos, y la falda de capa se me deformó completamente por la zona del biés, es decir, por los lados. Ha sido una cosa casi de magia. Porque de un día para otro la falda se deformó haciendo dos picos larguísimos por los lados y acortándose por delante. Vamos, que el vestido ha quedado inservible. No me dio demasiada pena porque la tela me costó solo 2€.. pero el modelo era muy mono. 
Os enseño la única foto que tengo de él. 


En lugar de ponerle un lazote grande, bajé un poco el escote de la espalda y le puse dos tiras. La idea era hacerle dos lazos, pero una vez colocadas las tiras, me gustó más así. Añadí un cinturón azul marino para dar un poco de contrate. 

Como resumen saco algunas conclusiones sobre mi experiencia con este patrón: 
- Talla un poco ancho en la parte trasera. Yo cosí en los tres casos la talla 8 y tuve que reducir un poco para evitar hueco en la espalda. 
- No todas las telas elásticas se comportan igual cuando son cortadas al bies (falda de capa). Todos los vestido que he hecho han acabado cediendo un poco hacia abajo, aunque algunos en mayor medida. 
- A pesar de todo, el modelo es muy bonito y cómodo y, salvo el último que quedó inservible, mis hijas los han usado mucho este verano. 

Esto ha sido todo por hoy.  Nos vemos pronto. 
Un besote

TALLAS: 2-12 AÑOS
TELA: Telas de punto. La instrucciones indican que se puede usar tela de algodón sin elasticidad solo para la falda. 
DIFICULTAD: Principiantes con algo de experiencia en punto. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...