Páginas vistas en total

lunes, 26 de septiembre de 2016

Bata escolar para mi sobrino

Hola chic@s! ¿Cómo comienza la semana?
 Aún tengo algunas cositas del verano pendiente de enseñaros pero no quería que se me escapase septiembre sin enseñaros la bata escolar que cosí para mi sobrino, que parece que pasado septiembre ya no pega poner este tipo de costuras, ¿no?
Mis sobrinos (mellizos) han empezado la haurreskola (la guardería) este año y necesitan llevar varias batas escolares. La niña  ha heredado las batas de mis hijas, pues aquí sólo se las ponían para pintar y estaban en buen estado. Pero como el niño no tenía nada que heredar, decidí hacerle yo una. 
Escogí el patrón de Bata Escolar de Naii, modelo 1. Anteriormente había hecho el modelo con la manga ranglan, que es mucho más rápido de hacer,  pero me apetecía cambiar y por eso me decidí a hacer este nuevo modelo que es un poco más entretenido  (Aquí y aquí).



Como a mi sobrino lo tengo muy lejos, me he buscado a otro modelo para el blog. Se llama David y tiene la misma la edad que mi sobrino. Es un bichillo que no para quieto pero parece que le encanta disfrazarse y ponerse ropa y se portó la mar de bien.¡Gracias a su mamá por dejarmelo un ratito!

Mi hermana quería una bata original y divertida que no fuera la típica bata de cuadritos vichí, así que escogí una tela estampada con motivos marineros de Julian López. En rebajas, la cogí por sólo 3€ el metro. Es una tela de patchowork, 100% algodón, con un tacto y unos colores divinos. La combiné con un popelín liso en azulina, cordoncillo verde y snaps de colores. 
Omití los bolsillos, porque realmente no le iban a hacer falta y me temía que los usase para "sustraer" algo que no fuese suyo..jeje




En el canesú derecho le bordé su nombre con punto de cadeneta. No es que me saliera perfecto pero se distingue el nombre que es lo importante. Y aquí os hago una advertencia: para dibujar el nombre antes de bordarlo, lo escribí con un Pilot Frixion. Lo escribí demasiado arriba y lo volví a escribir más abajo. Nunca había tenido porblemas para eliminar las marcas de rotulador con la plancha, pero esta vez el nombre que no servía se ha quedado marcado. No se aprecia demasiado en la foto, pero si te acercas se ve. Ya os digo que es la primera vez que me pasa. Espero que con los lavados se vaya eliminando. Así que os recomiendo que antes de usar el rotulador hagais una prueba es un trozo de tela aparte por si no se va del todo. 



Espero que os haya gustado. Con estas fotos de mi guapísimo modelo y mi primera prenda otoñal, os dejo hasta la próxima entrada. Espero que tengais una buena semana.
Un beso!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 20 de septiembre de 2016

Más blusas veraniegas

Hola chic@s! Este verano, que acaba mañana (oficialmente, aunque sigamos teniendo temperaturas altas), ha sido el verano de las blusas y los shorts. Creo estos conjuntos han sido lo que más han usado mis hijas, sobre todo la pequeña, ya que la mayor se rebeló y decidió que solo quería llevar camisetas de tirantes finos...
Para mi gusto, las blusas con shorts son ideales para saltar, jugar, correr y hacer el mono en los columpios. Son fresquitas y dan un toque elegante al look sin necesidad de llevar mucho recargamiento. 
Las blusas que os enseño hoy y que ya había enseñado en Instagram, son dos versiones distintas de un mismo patrón. Se trata del modelo B del libro de patrones japoneses Happy Homemade: Sew Chic Kids, que me regalaron las Navidades pasadas. El realidad hay varios modelos en el libro que se basan en este patrón. Y es que este libro tiene unos patrones básicos y atemporales, que son ideales para hacer modificaciones y versiones. Lo que sí me da pereza es el tema de calcar y de añadir margen de costura. Ya me he declarado muchas veces amante del pdf con su margen de costura incluido. Yo el tema de calcar lo llevo regular :) y por eso no lo he usado tanto como me gustaría.

La primera versión que hice de la blusa es esta en plumeti blanco del que me sobró de los vestidos de arras (AQUI). Las mangas las hice de una tira bordada blanca ancha que tenía rodando por uno de mis cajones de costura desde hacía mucho tiempo... ¿no os da satisfacción usar algo que llevabais guardando largo tiempo? Para mi es como una "justificación" a mi síndrome de Diógenes costuril...jejeje




  La modelo, como casi siempre últimamente, no tenía ganas de posar y la tuve que pillar un poco a traición. La blusa, de corte sencillo, se compone de un canesú de escote cuadrado forrado y faldilla fruncida. Las manguitas son de tira bordada. La espalda se cierra con dos presillas y botones blancos a juego. El canesú quedó un poco desbocado. Luego, leyendo por Internet, muchas chicas comentaban que los patrones japoneses suelen tallar grande por lo que para la versión que le hice a la hermana hice algunas modificaciones. En ambos casos la talla es la 4.



La blusa de Elena, como veis, está confeccionada siguiendo el mismo patrón, al que añadí un pequeño volantito alrededor del canesú para darle un toque diferente. La trasera se cierra con una presillas de hilos y dos botones nacarados.
La tela es un precioso plumeti estampado de Traetela del año pasado. Y fue un regalo de mi amiga Charo Murciano. Charo se hizo el año pasado una blusa la mar de chula con esta tela. Le dije que me encantaba la tela y ni corta ni perezosa me envió lo que le había sobrado por si yo lo podía aprovechar. No sé exactamente cuanta tela era, pero sí que tuve que hacer un poco de tetris para cortar la blusa y que no me sobró nada de nada. ¡Da gusto tener amigas así!
Esta blusa la hemos usado mucho, muchísimo este verano. Espero que el año que viene pueda seguir usandola porque es más bien larguita.
¿Qué os parece a vosotras?
Aún me quedan algunas costuras veraniegas que enseñaros.Voy un poco retrasada con las costuras otoñales, pero como aun hace calor por aquí abajo, tengo excusa ¿no?
Un besote y hasta la próxima



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 14 de septiembre de 2016

La boda del tito (Parte II)

Hola chic@s!
¡Por fin estoy de vuelta! Se acabaron las vacaciones y volvemos poco a poco de nuevo a la rutina. No con muchas ganas, pero se agradece. Además ha refrescado un poco y todo indica que los días de verano ya llegan a su fín. Es hora de pensar en la nueva temporada que se nos presenta por delante y de empezar a preparar los nuevo proyectos costuriles. 
No obstante, esta entrada  y las próximas las voy a dedicar a enseñaros cosas que hice durante el verano. 
Los que me seguís por Instagram (@a_ratitos_perdidos) ya sabréis que este verano hemos estado en Estados Unidos. Como pudisteis ver en esta entrada, mi cuñado se casó en el mes de abril con su chica que es norteamericana. Aquella fue la boda oficial. Sin embargo, decidieron hacer una especie de segunda boda/recepción/fiesta para la familia y amigos americanos. Así que allá que nos fuimos.

Ni que decir tiene que ha sido un viaje increible e inolvidable. Hemos visto muchas cosas y visitado varias ciudades y estados. Sí tengo que decir que me he llevado una grata sensación sobre pueblo estadounidense. Creo que tenía una idea un tanto distorsionada por lo que se ve en las películas y en las noticias. Lo cierto es que la gente con la que hemos tratado ha sido bastante atenta y amable y no hemos tenido ningún problema. La verdad es que ha sido un superviaje que creo que no olvidaremos nunca. Me da pena porque creo que mis hijas recordaran poco. De hecho cuando le preguntamos a Elena que es lo que más le ha gustado de América dice: el museo de los esqueletos de dinosaurios y la tienda Disney ...:( Pero bueno, lo han pasado genial y con eso me quedo. 

Y hablando de nuestros temas costuriles, lo que os vengo a enseñar hoy son los modelitos que cosí para la boda del tito. Esta vez los novios habían decidido relajar mucho el protocolo y nos habían dado la consigna de que cada uno pudiera vestir como quisiera. No eran obligatorios traje ni corbata, y lo cierto es que hubo de todo. En Estado Unidos la gente no es tan exagarada vistiendo en las bodas como aquí. Van arregladas pero no en exceso. Por eso, para las niñas elegí un estilo totalmente distinto al de la primera boda. Como ya estaban casados no habría damas de honor ni niños de arras. Todos seríamos invitados normales. Vamos que según mi escala el nivel de "arreglamiento" estabamos en nivel  invitados de comunión. Jajaja


Para mis dos hijas elegí el mismo patrón, el Tea Party Dress de Tadah Patterns, pero en distintas versiones. Como ya os comenté aquí, este patrón me encanta porque trae diferentes opciones de escotes delanteros y traseros y diferentes tipos de mangas. El vestido de Irene lleva escote barco por delante y espalda con agujero. El lazo es el del Julie Dress de Cosotela, porque el que venía en el patrón orginial me parecía demasiado estrecho.



Para Elena elegí la opción de escote barco por delante, espalda en U y manguitas de capa. En ambos casos la falda va fruncida, porque me parecía más elegante que la falda de capa. La foto es de la última prueba. El dia de la boda le dió por hacer el ganso en todas las fotos. El fotografo estaba desesperado con ella.. Me temo que casi todas las fotos son de este estilo...


 
La tela de los vestidos es un piqué estampado en tonos coral de Julián López, que encontré a precio de ganga por ser el final de una pieza. El lazo está confeccionado en plumeti coral. 
A juego con el vestido le hice a Elena un simpático sombrero estilo años 20 con este patrón que encontré en Etsy. Su confección es sencilla y quedó muy resultón. Llamó mucho la atención.



La mayor no es mucho de sombreros ni tocados ni cosas en la cabeza. Así que le hice un lazo sencillo del color de la lazada y le recogí el pelo con unas trenzas.


 La boda se celebró en un sitio precioso de la bahía de Norfolk, Virginia. El salón tenía todas las paredes de cristal que daban al mar y por el que se veían los barcos, el museo naval y el acorazado Wisconsin. Fue una celebración muy bonita y divertida. Lo pasamos genial....aunque al terminar respiramos tranquilos porque ya se han acabado las bodas del tito.. esperemos que para siempre..jajaja
Ahora os dejo con algunas fotos más de ese día.


Y esta que los novios me dejan compartir:



Bueno y la que os escribe también sale:

 
 Espero que os haya gustado todo y espero también volver a coger pronto la rutina del blog. Mientras, nos vemos por Instagram. Un besote y feliz vuelta a la rutina.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 8 de agosto de 2016

CERRADO POR VACACIONES

Pues eso, chicas. Que nos vamos de vacaciones.
Siento haber tenido el blog a medio gas todo el verano y siento no haber podido hacer el recopilatorio de #enjulionosvistemama porque borré sin querer casi todas las fotos del movil. espero hacer algo para solucionarlo a la vuelta.
Pero  necesito tomarme un descanso para poder volver con mucha más energía.
Así que lo dicho, nos vemos a la vuelta con muchos más proyectos! ¡Felices Vacaciones!
Un besote a todas y gracias por estar ahí.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...