Páginas vistas en total

martes, 9 de julio de 2019

Racerback Dress de Hey June

Hola chic@s!
Es oficial. La era del punto se ha instalado en mi casa para quedarse, por mucho que me pese. Y no es que me disguste coser punto: es rápido, vistoso y se plancha y lava bien. Pero sí es cierto que los estampados de punto no consigo siempre encajarlos de forma que no parezca que las niñas van en pijama. Eso y que me sigue gustando el placer de cortar y coser una prenda elaborada con su plancha a cada paso y sus múltiples pruebas. Masoquista que es una...jeje.
Por suerte, parece que los tejidos de punto se van extendiendo y que empiezo a encontrarlos a un precio razonable en las tiendas que frecuento. 
Así que hoy os traigo unos vestidos de punto, supertroteros, cómodos y frescos que no dejan de rotar en casa. Se trata del patrón gratuito del Racerback Dress de Hey June. Hacía tiempo que tenía descargado el patrón, pero no fue hasta que vi los que había cosido Mónica el año pasado para la Semana del Vestido Trotero, cuando me volvió a llamar la atención. Por lo que este año, he cosido, no uno, sino tres. 


Se trata de una vestido de punto, suelto, con una ligera hechura evasé, de tirantes por delante y cuya gracia principal está en la espalda de nadadora. Los cantos  se pulen con unas tiras de tela de puño y... y.. y no tiene más. Es así de sencillo. Entre cortar y coser creo que no me llevó más de hora y media. Y eso que yo plancho todas las costuras del punto al igual que los otros tipos de tela. 


Para Irene escogí una tela de punto de algodón de camiseta con estampado de cebras sobre fondo color frambuesa. Es de tienda local y no estaba mal de precio. Por supuesto que hay vestidos así de troteros y cómodos por precios tirados (veáse las rebajas de H&M), pero lo cierto es que igual que este no hay ninguno y que el estampado llama mucho la atención. 


Este que veis en la foto es el vestido que hice para mi sobrina. En realidad iba a ser un vestido para mi hija pequeña, pero el patrón da bastante talla y le quedaba enorme.  De hecho cosí la talla 8  y mirad como le queda a mi sobrina que está entre la talla 10 y 12. Tened cuidado a la hora de elegir talla. Yo os recomendaría usar una talla menos de la que soléis coser pero mirando bien el largo. También podéis subir un poco la sisa, como hice yo, para hacerlo un poco más recatado por los laterales. 


 Por último os enseño el primer vestido que cosí, que en realidad es un camisón. Me vais a perdonar la mala foto, pero lo han usado tanto que siempre está en la lavadora o arrugado o con alguna mancha. No hay manera de sacar una foto decente. 


Es la misma talla que los anteriores, pero supongo que debió encoger algo en la lavadora porque a mi peque le queda bien. Lo suficientemente holgado para dormir a gusto sin que le quede grande. 
La tela es una algodón fino con un pequeño estampado en celeste muy clarito que me costó un euro en Julián López. Es supergustosa y como os digo se ha convertido en el camisón estrella del verano. Supongo que tendré que coser alguno más. 

Como os digo, es un patrón ideal para camisones y vestidos piscineros y para proyectos de una sola tarde. Espero que os animéis a coserlo. 
Un besote. 

PATRÓN: Racerback Dress de Hey June. Es gratuito.
TALLAS: 12 meses-8 años. Da bastante talla. Podría alargarse un par de tallas más.
TELA: Punto de algodón de Galería Madrid y punto fino de Julián López. Puño. 
DIFICUALTAD: Principiante con algo de experiencia en punto. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...