Páginas vistas en total

viernes, 26 de junio de 2015

El vestido de los gnomos y las vacaciones de los niños

Hola chic@s! Oficialmente ya estamos de vacaciones esoclares y con ellas viene el quebradero de cabeza  de todos los años para el tema de la conciliación. Sí, lo sé, me quejo todos los años de lo mismo. Pero a medida que los niños crecen el problema se hace peor. Durante estos días no hago más que oir las mismas frases en los corrillos de madres: ¿Qué vas a hacer con los niños este verano?¿lo has apuntado a la escuela de verano? ¿Y los dejas con los abuelos todo el tiempo?.. y así muchas frases parecidas. 


 ¡Pobres abuelos! ¿Qué haríamos sin ellos?

            Para las que tenemos la suerte de trabajar, los malabares para conciliar se multiplican en esta fecha. No sólo tienes que coordinarte con los compañeros de trabajo, sino también con las vacaciones de tu pareja (y sus compañeros) y hasta las vacaciones de los abuelos. Todo eso unido a niños cansados de madrugar, con muchas horas de asueto por delante y con una climatología que te impide pisar la calle entre la 1 de la tarde y las 9 de la noche.
         Las que por  desgracia no trabajan y no disfrutan de una situación económica holgada, tampoco lo tienen mucho mejor, pues cualquier actividad cuesta un pastizal y las ayudas sociales son bastante limitadas. 
  En fin, que entramos en una época del año que no me gusta nada para estar trabajando, claro está. Y lo que siempre digo: el verano es para estar de vacaciones y por mí, acabadas las vacaciones que se acabe el verano..jejeje (las de norte me matáis, lo sé). Ainssss, necesito un pueblito bueno que me adopte...o en su defecto una casa en la playa con servicio de limpieza y guardería..jajajaa



Bueno, vamos a lo nuestro que es la costura. Hoy os enseño el último vestido que he cosido para Irene. Se trata de un vestido sencillo cuya peculiaridad la tiene la tela.
Como recordaréis, hace dos temporadas hubo una invasión de la tela Gnomeville, de Michael Miller. Estaba por todas partes. Abrías el Facebook y raro era el día en el que no encontrases una prenda confeccionada con esa tela. A mi, como a muchas nos enamoró esa tela, pero de tanto verla estaba un poco empalagada. Sin embargo, al final de aquel verano, en una oferta de Ratucos compré un metro de esta tela que se quedó durmiendo en mi baúl de las telas hasta este año. 
Dos años he tardado en meterle mano. Porque la guadaba como un tesoro y el miedo a cagarla cortando mal era bastante fuerte. 
No obstante,este año me decidí a usarla sí o sí, porque sólo había comprado un metro y como mis hijas crecen, de seguir esperando no iba a poder hacerles nada. Así que me dije ahora o nunca y le hice este vestidín a Irene. (Aunque me veáis hacerle muchos vestidos a Irene, en realidad muchos los intercambia con la hermana, porque están casi del mimso tamaño).


El estampado de la tela, pide a gritos una hechura sencilla, sin adornos ni recargamientos. Por eso, y porque la tela era escasa, me decidí a hacerle un vestido con canesú cuadrado alto y falda de vuelo. El patrón lo copié de otro vestido que teníamos en casa y como todo lo que se corta un poco a ojo, me equivoqué al cortar las sisas y tuve que descoser y retocar varias veces. Con todo me ha quedado un poco grande la sisa, pero bueno así estamos más fresquitas, ¿no?

  
Ahora por detrás..


Últimamente, las fotos las hacemos a la carrera y motorizadas. Cuando no son los patines, es la bicicleta, pero no hay manera de posar en condiciones. 


Irene esta encantadísima con su nuevo vestido de los gnomos y la verdad es que llama la atención allá por donde va. Seguro que a más de una le ha pasado lo mismo, ¿verdad?

 Buenos, espero que os haya gustado y que hayáis comenzado bien el verano. Disfrutad mucho y hasta la próxima entrada. 
Besos. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 comentarios:

  1. Oooh! pues a mí esa tela me sigue gustando cuando la veo :) (no se puede decir los mismo de otrassss...)
    este año nuestro vestido de gnomos se ha quedao super estrecho y corto, pero algún día lo pondremos, porque es de los favoritos.
    Alguna vez he intentado copiar patrón de vestido comprado y luego me ha dao miedo cortarlo...eres una valiente!
    Irene guapísima con su bici y su vestido :)
    besos

    Diana

    ResponderEliminar
  2. A mi tambien me sigue gustando esa tela, y es verdad que ha aparecido mucho en la blogosfera, pero si es bonita es bonita y se ha acabao. Y con tu niña dentro ya ni te cuento.
    Y mucha razón en lo de las vacaciones de los niños. Como una santa!

    ResponderEliminar
  3. Estamos todas de acuerdo! Es una tela preciosa, da igual que ya la hayamos visto antes, es divina y el vestido te ha quedado precioso.
    Y lo de las vacaciones de los peques... en mi caso pobres abuelos! Aunque estén felices menuda invasión!
    besos,

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Qué cierto el drama de todas las vacaciones... en mi caso aún no es así porque no tengo niños de momento, pero tengo nada más y nada menos que 5 hermanos mayores y entre todos juntan 12 niños desde el mes hasta los 11 años, y hasta que me vine a vivir a Inglaterra he pasado muchos veranos cuidando sobrinos!!
    Me encanta el vestido de Irene, lo de la sisa grande a mí me gusta porque se ve un vestido más fresco. No conocía la tela (no estoy nada puesta en telas infantiles, la verdad) y creo que el rojo es el color de tu hija, porque le queda genial!! Besotes!!

    ResponderEliminar
  7. Es que la tela es preciosa, pero a mi me pasó lo mismo con la tela graciosa el año pasado, se veía mucho por la blogosfera y los grupos de fb, pero después llamaba mucho la atención porque en la calle no se veía.
    Le ha quedado genial el modelito a tu niña, y lo de la sisa... si no lo dices no se entera nadie! jejeje
    Yo lo de la conciliación... estoy en casa, pero es que no puedo trabajar porque yo ni siquiera tendría abuelos para dejarlas, así que... sería misión imposible, mándame a las tuyas que las suelto por mi finca y listo jajajajaja voy a montar un campamento en mi casa!
    Por cierto, que este verano en Galicia está siendo de lo mejorcito (y lo siento por el resto de España) porque de día hace calor y de noche refresca, esto es un lujo, además creo que nunca hemos tenido tantos días buenos seguidos.
    Bikiños

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.