Páginas vistas en total

viernes, 24 de agosto de 2012

Feliz cumpleaños, gatito!

Hola chic@s! Hoy me vais a permitir una entrada un poco diferente a las demás. Hoy mi bebé Elena cumple un añito. Uff! Por una parte me parece que fue ayer, aunque por otra siento como si hubiese estado con nosotros toda la vida.
El 22 de agosto del año pasado, de madrugada y estando embarazada de 34 semanas y 5 días, me levanté al baño y a beber agua. Estando en la cocina noté "caer algo".. "¡qué raro!", pensé. Fui de nuevo al baño y volví a sentir caer algo que no era pis. Pero ahí se quedó la cosa. Intenté recordar todos los truquillo que nos había dicho la matrona para saber si había roto aguas o no. Tosí con fuerza, empujé un poco .. y nada, no pasó nada. Aún así decidimos ir al hospital. Yo iba tan tranquila (al ser la segunda, sabía ya lo que era un parto) diciéndole a mi marido que seguramente nos volveriamos a casa. No llevaba ni bolsa ni nada porque aún no la tenía preparada. Para algo me faltaban 5 semanas, no?. A las 3 de las mañana en agosto no había un alma en la calle y fuimos andando un  poco hasta llegar al hospital. Al llegar allí, lo típico: monitores y exploración. Ahí me dijo la doctora: 
- Sra, tiene Ud contracciones regulares cada 5-7 minutos.
- ¿¡¡Cómo?? yo no noto nada 
- ¿Y entonces por qué ha venido?
- Es que no sé si he roto la bolsa..
- Túmbese que la exploramos
En ese momento oí como un chasquido y ¡PLOF!.. todo el líquido por el suelo. Ahí sí que me dí cuenta de haber roto aguas (jeje)... y ahí ya me puse muy nerviosa: mi bebé sólo tenía un peso estimado de 2.200 gramos y era muy pequeño. Los médicos me tranquilazaron y me dijeron que pasando de los dos kilos no habría problema, pero que como aún no había llegado a la semana 35, me pondrían medicación para retener el parto (que era ya casi inminente) y así poder madurar los pulmones del bebé. A mi marido casi le da un patatús cuando lo llamaron por megafonía y le dijeron que pasara a la sala de preparto..jeje
En fin, me tuvieron 36 horas a base de medicación y corticoides y cuando por fin me dijeron :"ya está , ahora a ponerse de parto Ud. solita", no había manera... Me tuvieron que ayudar un poco hasta que el parto arrancó de verdad. La cosa se puso un poco fea porque el bebé bajaba mucho las pulsaciones con cada contracción. Luego supimos que traía una vuelta del cordón umbilical al cuello. La sombra de una nueva cesárea planeaba sobre mi cabeza. Aunque he de decir que la gravedad de la situación yo no la sabía porque no querían que me pusiera nerviosa y dejase de colaborar.  Mi pobre marido se lo tragó todo el solito. Cuando vino la Dra (que por suerte es mi tía..jaja) y la ví vestida de quirófano, me temí lo peor. Ya habíamos hablado que si tenía una segunda cesárea me haría la ligadura de trompas.. no quería arriesgarme a una hipotética tercera cesárea. Finalmente me dieron una oportunidad: si al volver de la epidural (que relamente no me hacía falta porque los dolores eran muy soportables) pintaba la cosa bien, intentaríamos el parto vaginal. Por suerte, al volver yo ya sentía muchas ganas de empujar y al explorarme estaba ya completa, y para el paritorio del tirón. Media horita de empujones (a mí me parecieron siglos..jaja) y nació mi pequeño gatito con sólo 2.100 gramos, pero llorando con fuerza. La ayudó a nacer su tía-abuela. No nencesité ni un sólo punto, ni hubo un solo desgarro, y el parto en sí solo duró 5 horas (una bendición!).Era tan pequeniña, la pobre! 
Afortunadamente no hizo falta incubadora, aunque estuvimos unos días más en el hospital por el tema de la bilirrubina, que por lo visto que es normal que se les dispare a los prematuros.
¡Parece mentira que mi pequeño gatito de 35 semanas y 2100 gramos, sea ya una grandota de un año y casi 10 kilos de peso! Elena es una niña muy alegre y un poco trasto. Muy cariñosa y yo creo que muy feliz. Su hermana la adora.
¡Felicidades preciosa!
Y aunque esto ya es muy largo, no os creais que os voy a dejar sin foto. Aquí os pongo algunas fotos de la castanilla que le bordé a punto de cruz. No pude terminarla a tiempo, así que la abuela terminó de bordar la bolsa. Sólo son tres piezas: bolso, cambiador y portapañales.. pero con la primera bordé una canastilla gigantesca y no usé ni la mitad de las piezas. 
Espero que os guste:


Está ya un poco gastadilla por el uso y se ve un poco feilla. La canastilla de la mayor era más clásica de bebé, pero con ésta me apetecía hacer algo más alegre y colorido.. yo creo que no quedó mal. 
Bueno chicas, gracias por permitirme esta entrada especial y espero no haberos aburrido mucho. 
Que paseis buen finde. Nosotros mañana vamos al pueblo de unos amigos y el domingo empieza el Cose Conmigo de La pequeña aprendiz.. No os lo perdais. 
Besotes

PD.- El vestido sorpresa os lo enseñaré el lunes..jeje



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

  1. FELIZ CUMPLEAÑOSS PRINCESITA!!
    Cómo nos vas a aburrir? a mí por lo menos no! me encanta leer los partos asi que me lo he leído con mucha atención jiji.
    La canastilla muy bonita y alegre,seguro que la guardarán con cariño para enseñarselas a sus hij@s ; ) y decirles..esto me lo hizo mi mamá y tú más ancha que larga jaja
    besossss pasar un buen dia!

    ResponderEliminar
  2. MUCHAS FELICIDADES!!! Y CUMPLA MUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUCHOS MAS!!!!!. Maria R, me ha encantado leer tu parto, digo lo que la compi, a mi me gusta escuchar estas experiencias, porque a mi también me gusta contarlo...
    Es cierto, que con las niñas, se pasa el tiempo volando, crecen muy deprisa. y cuando nos paramos a pensar, no te imaginas la vida sin ellas, sabes porque, verdad?, porque son lo mas bonito que hay...

    Gracias por compartir esta experiencia con nosotras!!
    Tu canastilla muy alegre y bonita...
    Besitos y a disfrutar del Finde...

    ResponderEliminar
  3. ¡Vaya María! ¡te leo y parece que estás contando mi historia!!!...

    Mi segunda hija Paula, el viernes hizo dos añitos...y como te pasó a ti, en mi caso el 23 de agosto de madrugada, estando embarazada de 34 semanas y 4 días, me levanté de madrugada un poco molesta porque pensé que se me habían escapado algunas gotitas de pis..., viendo que caían algunas gotitas más, decidimos ir al hospital, y cuando llegué, llegaba ya completamente mojada. En mi caso también me pusieron medicación, y me dijeron que el cuerpo se iría preparando para dar a luz en 48 horas..., sin embargo, en 6 horas tenía a Paula conmigo...pesó 2 kilos 400 gramos, pero en mi caso sí necesitó 13 días de incubadora para que sus pulmones maduraran...

    Me ha encantado leer tu experiencia, pues me ha recordado a la mía propia...

    Felicita de mi parte a Elena, que al igual que mi pequeña Paula, ha demostrado ser una niña muy curiosa y adelantada, y sobretodo ¡una campeona!.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que casualidad Paqui! jaja No si al final, yo me creía un bicho raro pero hay un montón de niños prematuros de esa fecha. Pues felicita también a Paula de mi parte por sus dos añitos recién cumplidos.
      Besos

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario.