Páginas vistas en total

miércoles, 5 de marzo de 2014

Hada de la purpurina

Hola chic@s! ¿Cómo va ese carnaval? Aunque técnicamente el carnaval termina hoy, nosotras aún no lo hemos empezado. Como os dije, la semana pasada en el cole de las niñas se hicieron las actividades de celebración del Día de Andalucía y por tanto, la fiesta de carnaval se retrasa hasta este viernes. 
Me quedaba por enseñaros el disfraz que le he cosido a Elena. Tiene un tema libre, así que la cosa era más fácil. Tenía unas telas guardadas para hacerle un disfraz de Elsa a Irene, que finalmente no he hecho. Estoy un poco saturada de Elsa ya, la verdad. Pero lo que me dicidió a no hacercelo fue que compré una tela de estrellas de purpurina en un arrebato, desoyendo por completo las advertencias de Sonia, La pequeña aprendiz, sobre el engorro que suponía coser tela purpurinosa. Me cegué y compré la tela sin pensar... pero al llegar a casa y ver la bolsa llena de purpurina me arrepentí enseguida de haberla comprado y la dejé guardada para otra ocasión. Irene se encarga de recordarme de vez en cuando que tengo que hacerle un disfraz de Elsa, pero de momento se va conformando la pobre.
Sin embargo, cuando llegó la hora de hacer los disfraces de carnaval y siguiendo mi propio reto personal  de gastar telas, pensé que era el momento adecuado para acabar con la tela purpurinosa de una vez por todas. Así que me lancé a hacerle un disfraz de hada a Elena. Al fin y al cabo iba a sacudir la purpurina en el cole y no en casa.

¡Qué infierno ha sido coser la tela de purpurina! Ya de por sí coser tela de disfraces es complicado, pero bañarte de purpurina cada vez que mueves la prenda es horroroso. Tuve que limpiar concienzudamente la casa, la mesa, las sillas,  la máquina de coser y la remalladora por dentro, pasar la aspiradora varias veces...  Había purpurina en los rincones más insospechados. 
Como suele decirse nadie escarmienta en cabeza ajena. Pero yo os aseguro que he escarmentado y que he enterrado en lo más profundo de un cajón el resto de tela que me ha sobrado, y si no fuera por lo cara que me costó ya la habría mandado a paseo. 
El vestido en sí es muy sencillo. Lo vi en Pinterest y lo he copiado (mea culpa), pero como os dije este año estaba saturada ya de tanto disfraz y no tenía muchas ganas de pensar. Por arriba mi archiconocido patrón de peasant dress y por abajo falda cuadrada haciendo picos. Unos elasticos y listo.

Le colocaré unas alitas de hada, una varita mágica y una diadema  a juego. Y asunto arreglado. 
Espero que se lo ponga sin problemas porque cuando se lo fuí a porbar, despues de la lluvia de purpurina, dijo " no mi busta"....ainsss estos niños son la monda.

El viernes fotos con relleno.
Por cierto, con este disfraz me uno a la Semana de las Hadas de Trapeando... y así mato dos pájaros de un tiro..jaja
Un beso y seguid disfrutando del carnaval las que podáis. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

  1. Maria!!! Es precioso!!! me encanta el resultado, y esa tela si la pillo hago lo mismo, la compro y la coso y luego me arrepiento... pero me encanta.
    besos,

    ResponderEliminar
  2. JAJAJA! Yo sí que caí con la tela de purpurina y el disfraz de Elsa!!! Tengo que hacerle una super limpieza a la máquina de coser...

    ResponderEliminar
  3. Es precioso el vestido, q pena que la purpurina rebose x todos lados, con lo que cuestabya podria venir mejir no?

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  4. Y lo bien que te lo has pasado jugando con la purpurina? Ahora dile al hada que mueva su varita y te limpie bien la casa, sería un detalle!
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.