Páginas vistas en total

miércoles, 14 de septiembre de 2016

La boda del tito (Parte II)

Hola chic@s!
¡Por fin estoy de vuelta! Se acabaron las vacaciones y volvemos poco a poco de nuevo a la rutina. No con muchas ganas, pero se agradece. Además ha refrescado un poco y todo indica que los días de verano ya llegan a su fín. Es hora de pensar en la nueva temporada que se nos presenta por delante y de empezar a preparar los nuevo proyectos costuriles. 
No obstante, esta entrada  y las próximas las voy a dedicar a enseñaros cosas que hice durante el verano. 
Los que me seguís por Instagram (@a_ratitos_perdidos) ya sabréis que este verano hemos estado en Estados Unidos. Como pudisteis ver en esta entrada, mi cuñado se casó en el mes de abril con su chica que es norteamericana. Aquella fue la boda oficial. Sin embargo, decidieron hacer una especie de segunda boda/recepción/fiesta para la familia y amigos americanos. Así que allá que nos fuimos.

Ni que decir tiene que ha sido un viaje increible e inolvidable. Hemos visto muchas cosas y visitado varias ciudades y estados. Sí tengo que decir que me he llevado una grata sensación sobre pueblo estadounidense. Creo que tenía una idea un tanto distorsionada por lo que se ve en las películas y en las noticias. Lo cierto es que la gente con la que hemos tratado ha sido bastante atenta y amable y no hemos tenido ningún problema. La verdad es que ha sido un superviaje que creo que no olvidaremos nunca. Me da pena porque creo que mis hijas recordaran poco. De hecho cuando le preguntamos a Elena que es lo que más le ha gustado de América dice: el museo de los esqueletos de dinosaurios y la tienda Disney ...:( Pero bueno, lo han pasado genial y con eso me quedo. 

Y hablando de nuestros temas costuriles, lo que os vengo a enseñar hoy son los modelitos que cosí para la boda del tito. Esta vez los novios habían decidido relajar mucho el protocolo y nos habían dado la consigna de que cada uno pudiera vestir como quisiera. No eran obligatorios traje ni corbata, y lo cierto es que hubo de todo. En Estado Unidos la gente no es tan exagarada vistiendo en las bodas como aquí. Van arregladas pero no en exceso. Por eso, para las niñas elegí un estilo totalmente distinto al de la primera boda. Como ya estaban casados no habría damas de honor ni niños de arras. Todos seríamos invitados normales. Vamos que según mi escala el nivel de "arreglamiento" estabamos en nivel  invitados de comunión. Jajaja


Para mis dos hijas elegí el mismo patrón, el Tea Party Dress de Tadah Patterns, pero en distintas versiones. Como ya os comenté aquí, este patrón me encanta porque trae diferentes opciones de escotes delanteros y traseros y diferentes tipos de mangas. El vestido de Irene lleva escote barco por delante y espalda con agujero. El lazo es el del Julie Dress de Cosotela, porque el que venía en el patrón orginial me parecía demasiado estrecho.



Para Elena elegí la opción de escote barco por delante, espalda en U y manguitas de capa. En ambos casos la falda va fruncida, porque me parecía más elegante que la falda de capa. La foto es de la última prueba. El dia de la boda le dió por hacer el ganso en todas las fotos. El fotografo estaba desesperado con ella.. Me temo que casi todas las fotos son de este estilo...


 
La tela de los vestidos es un piqué estampado en tonos coral de Julián López, que encontré a precio de ganga por ser el final de una pieza. El lazo está confeccionado en plumeti coral. 
A juego con el vestido le hice a Elena un simpático sombrero estilo años 20 con este patrón que encontré en Etsy. Su confección es sencilla y quedó muy resultón. Llamó mucho la atención.



La mayor no es mucho de sombreros ni tocados ni cosas en la cabeza. Así que le hice un lazo sencillo del color de la lazada y le recogí el pelo con unas trenzas.


 La boda se celebró en un sitio precioso de la bahía de Norfolk, Virginia. El salón tenía todas las paredes de cristal que daban al mar y por el que se veían los barcos, el museo naval y el acorazado Wisconsin. Fue una celebración muy bonita y divertida. Lo pasamos genial....aunque al terminar respiramos tranquilos porque ya se han acabado las bodas del tito.. esperemos que para siempre..jajaja
Ahora os dejo con algunas fotos más de ese día.


Y esta que los novios me dejan compartir:



Bueno y la que os escribe también sale:

 
 Espero que os haya gustado todo y espero también volver a coger pronto la rutina del blog. Mientras, nos vemos por Instagram. Un besote y feliz vuelta a la rutina.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 comentarios:

  1. Bienvenida de nuevo María! Yo he seguido tu viaje y tus compras por IG jeje.
    Los vestidos de las niñas son preciosos! con variaciones del mismo patrón se pueden hacer cosas muy chulas, seguro que iban espectaculares y el gorrito es monísimo!
    Gracias a los novios por compartir la foto y enhorabuena por las bodas.
    Y tú... ideal! Vaya pareja de guapos! además la foto es chulísima.
    Lo mejor de todo esto será el recuerdo. Y ahora con la cantidad de fotos que hacemos, seguro que lo recordaréis todos muy mucho!
    Bikiños

    ResponderEliminar
  2. Preciosos los vestidos. Estabais muy bien los cuatro. Tengo que decir que la foto de los novios me alucina. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  3. Menudas vacaciones! Dos de mis hermanos también se casaron en Estados Unidos, unos en Los Angeles y otro en Boston... y es un país una cultura que al menos hay que conocer, ya que les imitamos y despreciamos a partes iguales.
    Los vestidos divinos, y las parejitas... porfa que monos!
    besos,

    ResponderEliminar
  4. Muy bonitos los vestidos, María. ¡Qué guay! Por lo que cuentas ha tenido que ser un viaje estupendo. Todos muy muy guapos. Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Muy guapos los cuatro Maria!. LA verdad que el tea party ofrece tantas posibilidades que esta genial para adaptarlo a infinidad de ocasiones. beso!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.