Páginas vistas en total

lunes, 24 de octubre de 2016

El "Cuqui-chándal".

Hola chic@s! Aquí estoy de nuevo. Siento haber estado tan desaparecida pero las costuras de la nueva temporada están siendo un poco caóticas y no me termino de organizar ni para coser ni para publicar. Voy con bastante retraso.
Como creo que ya os he comentado en alguna otra ocasión, no soy de la "liga anti-chándal". Soy de las que reconoce la utilidad del chándal. Me parece una prenda cómoda, calentita y funcional, y mis hijas han llevado chándal desde siempre. Eso no quiere decir, ni mucho menos, que sea mi prenda favorita ni que lo usemos para cualquier ocasión, sobre todo teniendo en cuenta que los chándales que venden las tiendas muchas veces de bonito tienen poco. Así que cuando este año algunas firmas de moda infantil sacaron versiones "cuquis" de los tan odiados-amados chándales, no me pude resistir. 
No me gusta copiar, pero reconozco que sí me he inspirado bastante para crear mi versión del "cuquichandal".


La sudadera, tan de moda esta temporada, lleva un corte un poco por encima de la cintura y una faldilla de vuelo. El patrón es de la revista Ottobre (sí, sí), número 4/2016. El modelo es el 16, aunque con algunas modificaciones. Alargué la manga hasta el puño y la faldilla la hice recta. En la revista la faldilla hacía un efecto globo en el bajo, pero no me gustaba para este tipo de tela. Además abrí un poco más el cuello, porque quería rematarlo con un bies de algodón. El patrón está pensado para una tela de camiseta con una buena elasticidad. Sin embargo, mi tela es una especie de sudadera con pelito por dentro muy gustosa, pero con casi nada de elasticidad. De hecho todo el chándal está cortado al contrahilo porque era la única dirección en la que la tela estiraba un poco. Por eso corté la talla 122 para mi hija, aunque por sus medidas el ancho de pecho correspondía con la 116. Creo que para ser una sudadera, la holgura ha quedado bastante bien. 

A modo de adorno hice un aplicado en forma de estrella con un lacito de cuadritos vichí. El aplicado, cosido a máquina con un pequeño zigzag, podía haber quedado más fino, pero con el lazo se disimula bien. 




Yo no estaba buscando precisamente una tela en color rosa bebé.. pero por aquí no es fácil encontrar tela de sudadera y no se puede ser muy exigente con lo que hay. De hecho esta tela, me dijo la chica de la tienda, que era para mantitas y sacos de bebés. De ahí su poca elasticidad y los colores tan limitados: rosa, celeste y blanco. 
Mi hija, de todas formas está encantada con el color, aunque yo me temo que no aguante en condiciones mucho tiempo. Sólo espero que el tejido no sufra demasiado al lavarlo. 




El pantalón es también de la revista Ottobre, del número 6/2014, aunque con modificaciones: le quité los bolsillos y lo alargué para eliminar el puño del tobillo, que mi hija los odia porque no hacen que el pantalón quede "fino" (estrecho). Hice la talla 122 y aunque ella están encantada con que sea estrechito y dice que se siente cómoda, no sé si para una tela que estira tan poco hubiera sido mejor cortar una talla más. 


  
Toda la prenda estás cosida con la puntada overlock de mi máquina de coser, que es bastante segura e ideal para estos tejidos que no deshilachan. El bajo de la sudadera y de los pantalones está cosido con aguja doble. Tengo que practicar más con este tipo de puntadas porque a veces se saltan algunas puntadas. ¿Os pasa también a vosotras?




En resumen estoy bastante contenta con el resultado... la verdad es que ha quedado un conjunto muy dulce. Me da hasta pena que lo guarree en el colegio, porque como dice mi amiga Lola, es un chándal de vestir..jajaja. Creo que de momento lo voy a reservar un poco. ¿Vuestros niños también se ponen las rodillas y los culos de los pantalones hechos una pena? En el patio de nuestro cole hay albero, y a veces no hay manera de sacar el color amarillento de los pantalones...  y es que yo también ¡estoy harta de tanto frotar! jajaja



Bueno chicas, espero que os haya gustado. ¡Nos vemos pronto! 
Besos


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

9 comentarios:

  1. qué te voy a contar!! me encanta, todos los detallitos, el color y. patrón. La niña está super favorecida y le ha quedao el pantalón fino a la par que cómodo, jijiji,
    genial
    besos
    D.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Que bonito te ha quedado!!!! Irene debe estar encantada con su cuqui chándal 😘😍👏👏👏👏

    ResponderEliminar
  4. Que bonito te ha quedado!!!! Irene debe estar encantada con su cuqui chándal 😘😍👏👏👏👏

    ResponderEliminar
  5. Maria el cuqui chándal mola mucho! !!.
    Veo a Irene muy grande y muy contenta con su chándal rosa 😉😉! !!.
    Déjala que lo disfrute y si se mancha pues ya tienes la excusa perfecta para hacer otro!!!.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  6. Maria el cuqui chándal mola mucho! !!.
    Veo a Irene muy grande y muy contenta con su chándal rosa 😉😉! !!.
    Déjala que lo disfrute y si se mancha pues ya tienes la excusa perfecta para hacer otro!!!.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  7. Que chulo!!! Me gusta mucho, y el color... seguro que mis hijas te lo hubiesen quitado de las manos jejeje
    Yo también quiero hacerle uno, pero me gustan más con cremallera, porque si tiene que sacársela... no te digo cómo le quedan los pelos.
    Me encanta el detalle de la estrella y el bies.
    Bikiños

    ResponderEliminar
  8. No sabes cuánto me identifico con lo que dices! Mi hija trae las rodillas de todos los pantalones que no te quiero ni contar, y sí, yo también soy gran amiga del jabón de lagarto!! 😂😂
    Precisamente por eso no le he cosido ningún chandal, y por aquí tampoco encuentro estos tejidos.
    Tu cuqui chandal me ha encantado 💘💘💘 es precioso!!!!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Me encanta el cuqui-chandal!!! El nombre le va perfecto, es cuquísimo!! Seguro que lo va a utilizar mucho.. parece tan cómodo...
    Un besito.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.