Páginas vistas en total

jueves, 15 de diciembre de 2016

School Days Jacket

Hola chic@s!
Las que me seguís por Instagram ya habéis visto la prenda que os enseño hoy y ya sabéis como terminó el día del estreno. Ahora mismo la tengo en la tintorería y rezo para que quede lo mejor posible. 
Para las que no sabeis nada de la historia, os invito a leer esta entrada. 
A principios de temporada, cuando planeaba las prendas que mis hijas iban a necesitar para el invierno, un abrigo "arreglado" era una de las prendas que mi hija mayor necesitaba sí o sí. Tenía varias opciones en mente, pero finalmente me decidí por la School Days Jacket de Oliver and S. Se trata del patrón del típica trenca que todos algunas vez hemos tenido de pequeños. Un prenda atemporal y que sirve para cualquier ocasión. 
Como podeis ver últimamente soy mucho más práctica, y no quería un abrigo demasiado formal que solo usasemos en un par de ocasiones. 
Por eso este patrón me resultó perfecto. 


Como siempre antes de empezar un proyecto, suelo leer bastante reseñas de otras personas que han cosido este patrón. En este caso, la mayoría coincidía en que la chaqueta era bastante amplia. De hecho en las fotos de las prendas terminadas se podía comprobar que efectivamente era "crecedera".
Por eso, elegí la talla 5 para mi hija, aunque con el largo de mangas y del bajo de la talla 7.



A pesar de ello, como veis, la trenca sigue siendo grandota... vamos que tendrá trenca para un par de años más. Así que si os animais a coserla tened este dato en cuenta. 
En cuanto al nivel de dificultad, el patrón pone que es un 3 sobre una escala de 4. Aunque, como es costumbre, las instrucciones de Oliver and S son bastante claras y los gráficos muy intuitivos, yo recomendaría esta prenda a quien ya tiene algo de manejo en la costura. Incluso a quién ya ha confeccionado algún tipo de prenda similar. De hecho la forma de forrar la chaqueta en la parte de las mangas yo la hice diferente de las instrucciones porque me resultaba más fácil y cómodo. Creo que es necesario tener algo de práctica para poder tomar algunas decisiones durante las confección que se separen de las instrucciones originales.



La tela es un paño bastante grueso que compré en una tienda local el año pasado por un precio bastante bueno. El paño era reversible. Por una cara era azul y por otra gris. Yo opté por el gris porque me parecía más formal y adecuado para lo que yo necesitaba. 
Para contrarrestar la seriedad del gris, jugué con el forro interior. Escogí un algodón de patchwork muy colorido de Julián López de las rebajas de verano. Me encanta cómo la combinación de colores hace la prenda totalmente única. 




El patrón ofrece variedad de tipos de cierre. Yo opté por los típicos cierres de cuernos de trenca. Compré unos aquí en Sevilla pero eran una imitación plasticosa del cuero y  al coserlos a máquina quedaron fatal. No me gustaban nada y no había manera de sujetarlos sin que se quedara la marca de los alfileres. Por suerte mi amiga Pilicose, se ofreció a ir a preguntar a Pontejos, en Madrid, y allí había los cierres de cuero con los agujeritos ya hechos para coserlos a mano. ¡Suerte tener buenas amigas con recursos! Así que descosí los que habían quedado mal y en su lugar puse estos que veis en la foto.
 De todas formas creo que le voy a coser unos broches a presión para que la trenca quede mejor cerrada. Con las ganas de terminarla se me olvidó hacerlo en el momento.
El patrón trae la opción de hacer un chaleco alcolchado interior que se acopla a la chaqueta por si hace mucho frío. Aquí en Sevilla no tenemos inviernos extremos y no solemos bajar de los 7-8 grados. Así que no ví necesario hacerle el chaleco interior, pero si lo buscais en Google veréis que queda muy bonito y muy abrigado.



Y bueno, el dia del estreno tuvimos un percance típico de los niños. Hacía frío, estuvimos viendo un belén viviente en un pueblo cercano y al salir había un puesto de chocolates con churros... y ¿sabéis esa sensación cuando veis pasar las cosas como a cámara lenta? pues yo fue ver el vaso de chocolate y pensar que se iba a derramar.. y ya se lo había derramado encima.
No sabeis que disgusto. ¡Con todo lo que había trabajado!  Aunque bueno todos los males sean esos.
Así que tengo la trenca en la tintorería a la espera de que obren el milagro y eliminen la mancha.
Os mantendré informadas.
Os dejo algunas fotos más. Espero que os gusten y que os animéis a coser esta bonita prenda.
Un besote.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios:

  1. Me encantan las trencas! este año voy servida de abrigos, pero el año que vieneee...
    el forro le da un toque chulísimo.
    cruzo los dedos pa que no quede restodel percance
    besos
    Diana

    ResponderEliminar
  2. Es una preciosidad, y estas prendas Premium de costurera super avanzada si que molan...
    seguro que hay suerte con la mancha!
    besos,

    ResponderEliminar
  3. Yo también tuve ese problema al poner los cierres al abrigo que le cosí a mi hija el año pasado. Tuve que descoser varias veces hasta que quedaron bien 😥, no sabía que ya los vendían con agujeros para coserlos a mano, ya lo sé para la próxima!!!
    Ojalá puedan quitar la mancha 🍀🍀 porque es un abrigo muy bonito.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.