Páginas vistas en total

miércoles, 12 de septiembre de 2012

El vestido que no iba ser y fué.. (1ª Parte)

Hola chic@s! Con este enigmático título os presento hoy el último modelito que he confeccionado para mi hija Irene. Hace unas semanas os enseñé esta viyela de florecitas con la que tenía pensado hacer un vestidillo de diario para mi hija pequeña, antes de que empezase la guardería y se convirtiese en la "niña-chándal". Yo no tengo nada en contra de los chándals; es más, me parecen muy abrigaditos y cómodos para ir a la guarde.Pero después de ver a la mayor llevar chandal todos los días durante dos años de guarde, una acaba  un poco cansada, y como la pequeña aún no va a ir al cole, pues vamos a aprovechar y ponerle vestiditos, aunque sea para dar una vuelta por el barrio. 
Bueno , que me enrollo. Os decía que esta era la tela que compré:
Como la idea era hacer un vestidito no muy recargado, decidí hacer un modelo de la revista Patrones Niños, del mes de agosto, que era bastante simple: corte trapecio, manga larga y cuello bebé. Lo que yo no sabía es que la revista Patrones peca de lo mismo que la de Espejito , espejito: las tallas son inmensas. Mi hija, aunque tiene un  año recién cumplido, ya va usando la talla 18 meses, y como el vestido era para invierno, me fui directamente a sacar el patrón de esa talla. Decir en mi defensa que el vestido solo venía en tallas 3, 9 y 18 meses. Cuando lo estaba cortando ya me pareció un poco grande, pero cuando se lo probé (tengo la costumbre de hilvanarlo todo antes de meter la máquina...¡menos mal!) le quedaba gigantesco. Tanto que se lo probé a la mayor y le quedaba bien, aunque también tuve que meterle un centímetro a cada lado. Y bueno, este es el resultado:
Deciros, que yo no sé si es de tanto darle vueltas a la tela o qué , pero ya estaba empalagada de verla.. casi le he cogido coraje al pobre vestido. Además mi marido dijo que la niña parecía de los años 60 y creo que a partir de ahi le cogí un poco más de manía si cabe. La verdad es que la tela parecía una cosaen la tienda pero el traje me parece que ha quedado un poco soso. Quizás debería haberlo combinado con otros tonos, verde, por ejemplo. Pero quería aprovechar los restos de cintas y tiras bordadas que tenía en casa. 
La manga, al final tuve que hacerla francesa o al codo. ¡En algo tenía que verse que la talla era de 18 meses, no?! La manga  le quedaba un poco ridícula, así que cortando por lo sano, la hice francesa. No ha quedado muy mal, para ser mi primera manga larga.
Un fallito que sí he cometido y que lo cuento para que no os pase a vosotras, es que al hacer el adorno central no recorté el sobrante de tira bordada, con lo cual a la hora de plancharlo se nota mucho el bulto que hace y no queda muy bonito que digamos.. Alguna diréis:  pues descoselo.. pues va a ser que no, jajaja, tenía unas ganas horribles de terminarlo y de quitarme esa tela de la vista cuanto antes y empezar nuevos proyectos..jajaja
Tanto es así que en lugar de botones le puse cremallera que se acaba antes:
Esa percha que le he puesto es muy grande y  no le favorece demasiado
 
A estas alturas algunas pensareis que no es para tanto y que vaya la manía que le he cogido a la tela.. pero es que como yo tenía en mente un vestido para la pequeña, con la tela sobrante y haciendo encajes de bolillos se lo he hecho, aunque muy sencillo y de otra hechura. Ese os lo enseñaré mañana. Así que ración doble de tela : no quieres caldo, pues toma dos tazas..jaja
 
Que tengáis buen día
Besos
 
 
 
 

 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comentarios:

  1. El vestido te ha quedado monísimo, pero te entiendo con lo de que la tela parecía otra cosa en la tienda, a mí me pasó igual con un vestido que le hice a Lucía, que sí, que quedaba muy fino pero para mi gusto cuando se lo ponía la veía muy apagada. Si me permites el consejo, que yo hice muy parecido, es ponerle al lado del vivo rosa un piquillo en verde, y ya si quieres el lazo también en verde...
    Perdo
    na el atrevimiento, pero a mí me funcionó y de esta manera le puse el vestido mucho más.
    Saludos Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada que perdonar Teresa. Aquí estamos para dar nuestra opinión y la verdad es que me parece muy buena idea. De hecho una vez que lo tenía terminado pensé lo mismo que tú: que debería haber metido algo de verde. Le puse unos leotardos verdes que tenía por casa y el vestido decía mucho más.
      Muchas gracias por vistarme
      besos

      Eliminar
  2. he conocido tu blog y me gusta mucho, enhorabuena por tu trabajo y tu blog. Besitos

    http://silvia-artesaniadelsur.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Silvia y bienvenida.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.