Páginas vistas en total

lunes, 7 de noviembre de 2016

La brujita Andrea

Hola chic@s! Cierro hoy la trilogía de disfraces de Halloween con una disfraz de bruja. Un disfraz clásico y socorrido para esta fiesta pero no por ello menos bonito y simpático. 
Ya os comenté en las dos entradas anteriores (aquí y aquí) que mi amiga @marga_inglesias76 me había hecho los complementos para los disfraces de mis hijas. Así que en señal de agradecimiento decidí hacerle un vestido de bruja a su hija Andrea. Simpre es un placer coser para ella porque agradece mucho cualquier costura, sobre todo si es un vestido de "princesa" que tenga vuelo..jeje. 



Para confeccionar el vestido de Andrea usé el mismo patrón que para Irene. Hice las mismas modificaciones: dividí en tres el delantero e hice el escote cuadrado, rematando con un piquillo la parte negra para conseguir mejor el efrecto corpiño del delantero. 
La falda es de capa entera, como podeis ver en la foto de arriba, llevando por encima una sobrefalda de picos para darle más colorido y luminosidad al vestido. 


La tela del disfraz es rasete de disfraces en tonos negros, morados y narajas. Cosulté a su mamá para que me diera el visto bueno y le pareció bien, porque además de ser los colores típicos de Halloween, tenían en casa un sombrero de bruja en esos tonos. La foto no le hace justicia a los colores del vestido, porque el rasete brilla y los colores no se aprecian bien, pero son iguales que los del sombrero. 


El vestido le queda sueltecito porque la idea era que pudiera llevar camistea debajo por si refrescaba, cosa que no pasó. Ese día hizo hasta calor. Ya sabéis que no me gusta la ropa crecedera, pero para los disfraces que sólo se ponen una vez al año puedo hacer una excepción. Es una pena que no lo vaya a reutilizar el año que viene, ¿no?

La trasera la he cerrado con velcro, que es una forma cómoda y sencilla y que suelo usar para los disfraces. Coser cremalleras en estas telas de fiesta es bastante rollazo y evito descoser lo máximo posible. 


Por lo demás, fue un disfraz rápido y fácil de confeccionar. La tela no deshilacha con lo que hay zonas en las que no tienes que sobrehilar. Y al cerrarse con velcro no tiene mayor complicación. En dos ratos estaba listo para que Andrea lo luciera en su fiesta del cole. 
Me dice su madre que recibió muchos cumplidos.. y yo más contenta que si lo llevara mi propia hija... porque cuando coses para otros siempre te queda la cosita de si gustará o no..
Bueno pues con esta entrada doy por terminado, por fín, el tema Halloween. 
A partir de la semana que viene me centraré en poneros fotos de las nuevas prendas de temporada que he ido cosiendo. 
Un besote y que paseis buena semana


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

  1. Eres una artista!!!! y además para una amiga. Eso si que tiene mérito. Pero el diseño te ha quedado perfecto.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Me repito de nuevo?, no hace falta, verdad?

    Me encantaria tomar un cafe contigo y charlar de la imaginacion que tienes para crear estos disfraces tan chulos!
    Muackk

    ResponderEliminar
  3. se me pasan tus entradas! qué despiste! me encanta, una monería de brujita, los colores un acierto y un curro que pa qué! seguro que iba tan feliz la pequeñina. Besos
    Diana.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.