Páginas vistas en total

lunes, 3 de septiembre de 2018

Organizar un armario cápsula para niños. (Primera parte)

Hola chic@s! Comienza septiembre y un nuevo curso lleno de proyectos de cara a la nueva temporada de otoño-invierno. Este mes de agosto no he cosido demasiado pero sí he pensado mucho sobre lo que necesito y quiero coser .

Seguro que más de una vez te ha pasado que ves una patrón monísimo, un auténtico cvcq, lo necesitas, lo coses, haces la foto para Instragram, y el blog y la prenda se queda colgada en el armario durante semanas, hasta que te das cuenta de que en toda la temporada se ha usado 3 veces.

A mí esto me pasa últimamente con demasiada frecuencia y la verdad es que me da pena y rabia al mismo tiempo. Me consuela saber que la prenda podrá ser heredada por mi hija pequeña, mi sobrina o alguna amiga. Pero eso no siempre compensa el gasto de tiempo y recursos que ello conlleva por muy bien que me lo haya pasado cosiendo la prenda en cuestión.

Vestidos de verano de Irene de esta temporada




 
A raíz de estos pensamientos (he estado yo muy filosófica estas vacaciones) me puse a investigar sobre el tema de los armarios minimalistas, también llamados armarios cápsula. Esto no es más que un armario compuesto por un número limitado de prendas que combinan entre sí y que te permiten obtener una serie de outfits completos y variados para toda una temporada. Los defensores de este concepto juran que tu vestuario no es repetitivo y que no llegas a cansarte y que, además, es una forma de racionalización del consumo y casi de tu propia vida. 
 
El número de prendas para hacer la cápsula varía según cada maestrillo. Por lo visto Dona Karan presumía de hacer todo un armario con tan solo 7 prendas. Sin embargo, por lo que he estado leyendo, lo normal es contar con un número variable de entre 33 y 37 piezas entre las que no se cuentan la ropa interior, pijamas, ropa de deporte, complementos y ropa de fiesta. Se supone que ese número de piezas es el suficiente para vestir durante 3 meses. 

¿Podré hacer una armario con tn pocas prendas?

  
Aunque yo no creo que pueda llevar a cabo esta filosofía del orden hasta tal extremo, la verdad es que me he sentido inspirada y he decidido aplicarla al armario de mis hijas de cara a la nueva temporada.

Después de documentarme os voy a señalar unos tips que debemos tener en cuenta para organizar un armario cápsula de otoño-invierno para niños, ya que éste varía un poco respecto de los armarios de adultos. 

  • EDAD DEL NIÑ@: para empezar a organizar tu cápsula debes en primer lugar tener en cuenta la edad de tu hijo o hija y las necesidades que ello conlleva. No es lo mismo un bebé de pocos meses que va en su carrito tan divino que un niño de guardería o un preadolescente. Por decirlo familiarmente el nivel de “guarreo” de cada uno es completamente diferente. 
     
  • ACTIVIDADES DEL NIÑ@: lo anterior nos lleva a analizar el tipo de actividades que nuestros hijos suelen realizar. En inverno la mayor parte del tiempo se la lleva el colegio, por eso si llevan uniforme para el cole y/o guardería reduciremos considerablemente el número de prendas que vamos a necesitar. Si no, habrá que hacer un buen acopio de mudas sobre todo si el niño es chiquitín. También habrá que tener en cuenta si realizan actividades extraescolares fuera o dentro del colegio. Y si pasan mucho o poco tiempo en casa de los abuelos u otros familiares donde siempre es bueno dejar alguna muda.


  • RITMO DE VIDA FAMILIAR: Debes tener en cuenta el ritmo de vida de tu familia y tus costumbres a la hora de salidas y actividades de ocio. Si sois de los que pasáis la mayoría de los fines de semana haciendo actividades en la naturaleza, las prendas más formales pasarán a un segundo plano, mientras que si sois de actividades más sociales o acudís a eventos con frecuencia, tus hijos necesitarán prendas más arregladas. No obstante, como regla general (al menos en mi caso) en invierno no sale tanto como en verano y los momentos de “lucimiento” decrecen. 
     
  • LUGAR EN EL QUE SE VIVE: Otro dato importante a tener en cuenta es el lugar en el se vive. Por ejemplo, aquí abajo tenemos temperaturas suaves en invierno con lo que los abrigos los usamos como mucho tres o cuatro meses. Sin embargo en las zonas del norte los abrigos se usan mucho más tiempo e incluso tienen ese híbrido extraño llamado “abrigo de verano”.


  • ORGANIZACIÓN DE LA COLADA: Relacionado con lo anterior y aunque no parezca muy glamuroso hay que tener en cuenta nuestro propio ritmo de coladas y si disponemos de secadora o no. Puede parecer una tontería pero mi hijas el año pasado tenían Educación Física dos días seguidos, por lo que me era imprescindible tener como mínimo dos equipaciones para cada una (tenía un par más de repuesto). No me daba tiempo a lavarlos y secarlos de un día para otro, sobre todo este pasado invierno en el que ha llovido tanto. No me quiero ni imaginar en el norte. Es importante tener ropa suficiente para no quedarnos cortos en caso de que se nos acumulen prendas por lavar. 
     
  • GUSTOS Y ESTILO DEL NIÑ@: esto último lo añado yo de mi propia cosecha y creo que va dirigido a casos de niños mayorcitos que empiezan a imponer su estilo. Los niños pequeños suelen vestir conforme al gusto de sus padres pero llega una edad en la que ellos empiezan a discriminar entre lo que les gusta y no. Mi hija era y es apasionada de vestidos, faldas y complementos muy femeninos. Sin embargo, por el ambiente que tiene en clase y supongo que por no destacar, para el cole ya prefiere ir como van las demás niñas en un estilo mucho más sport y desenfadado a veces para mi propio horror cuando se pone de moda alguna horterada.

 
Una vez tenidas en cuenta estas ideas, pasaremos a plasmarlas en prendas concretas con las que diseñar nuestro armario. Pero eso te lo cuento en el próximo post para no cansarte demasiado. 
¿Y a tí? ¿te interesa la organización de este tipo de armarios o piensas que es imposible vestir a un niño con un número reducido de prendas?
Te dejo pensando. Un besote!

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

10 comentarios:

  1. Me viene de perlas este post y sucesivos, porque estoy harta de coser "a lo loco", hemos dejado cosas sin estrenar y ya no le valen...en fin, ya tu sabeh. Me apunto los consejos y aunque por supuesto sucumbiré a las horteradas de moda, voy a intentar hacer costuras inteligentes (intentar...)
    al ataque ! besos
    D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso de trata. De no coser o comprar a locas. Seguro que algún caprichito cae. Es inevitable. Pero no quiero saturar el armario con prendas que no se ponen.
      A ver si lo conseguimos!!

      Eliminar
  2. Yo le he estado dando vueltas también a este tema, aunque todavía no había investigado ni un poquito. Lo primero que me ha venido a la cabeza cuando he leído que son unas 33 prendas es que son muchísimas, que no uso tantas. Luego he pensado que seguramente sí las uso y no soy consciente de ello... Pero dices que son para 3 meses, o sea, ¿que son unas 35 prendas por temporada? Si es así no es lo que yo entendía con la idea de "cápsula", porque son muchísimas. Pensaba que iba más en la línea de poder vestirse 7 días seguidos y repetir con combinaciones distintas.
    En el armario infantil siempre he optado por que tengan poco, lavar y poner. Se les queda pequeña la ropa muy deprisa, la machacan y manchan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende de como lo mires. A mi 35 prendas al principio me parecían muchas, pero se cuentan zapatos y abrigos y entonces no son tantas. En el próximo post te enseño la planificación de prendas para que veas que no son demasiadas...jajaja o al menos a mí me lo parecen. Yo la colada la hago concentrada en el fin de semana. Así que no puedo quedarme corta. Besos

      Eliminar
    2. Tienes razón, desde luego. Eché un vistazo al armario y, sin duda, hay muchas más prendas. Voy a ver si aplico tus lecciones y consigo algo. ¡Gracias!

      Eliminar
  3. Me ha encantado el post!
    El curso pasado conseguí planificar el armario de Lucía teniendo en cuenta todos los factores que arriba comentas y fue un lujazo a todos los niveles. Siempre iba bien vestida y gasté mucho menos dinero en ropa que otros años. Y eso que compré prendas más caras.
    El tema lavadoras y organización de armario dejó de ser una odisea y es que tener pocas prendas y usarlas mucho es un pasada.
    Le cosí sudaderas cuquis y un vestido arreglado (el Lilium) que ha usado por lo menos en 8 ocasiones.
    Y para el verano no planifiqué nada así que ha sido un desastre.
    Así que este curso me siento otra vez a pensar y planificar.

    Un besote y vamos a por esos armarios cápsula!!
    Antonia


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii, cada vez me pasaba más que dejaba muchas prendas sin estrenar y después de haberlas cosido yo misma me daba muchísima rabia. Y a veces compraba por comprar solo porque estaba barato con lo cual no paraba de acumular prendas de poco uso.
      Por eso me he propuesto racionalizar un poco sus armarios. A ver cómo se me da!

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo! Descubrí este concepto cuando me mude de casa y tuve mis cosas 4 meses en el guardamuebles, y sorprendentemente me vestía mejor y mas fácil con las pocas prendas que había reservado!!! Te diré que 18 meses mas tarde me dispongo a volver a tirar la mitad de la ropa que guarde...
    y en el caso de las peques, como llevan uniforme es aun mas fácil racionalizar el armario. Eso si, con la ropa de verano de trastocan todos los planes jjj
    Deseando que llegue la segunda entrega!
    besos,

    ResponderEliminar
  5. Qué buen post! Me has dejado pensando... Estoy deseando leer tu planificación. Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  6. aunque el post sea de hace un tiempecito, me parece muy buena idea, ni habia oido hablar del tema capsula, y meviene genial, porque tengo el armario de la niña ....no entrana, tengo incluso ropa guardada en las partes altas de la estanteria nido, y es verdad, tiene demasiado de todo, y no le ha dado tiempo a ponerse muchisimas cosas y ya las he quitado porque no le van bien, igual para zapatos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.