Páginas vistas en total

viernes, 14 de septiembre de 2018

Organizar un armario cápsula para niños (Tercera Parte)

Hola chic@s! Sigo con la serie de entradas dedicadas a la organización de un armario cápsula para mis niñas. Si recordáis os dejé haciendo revisión de la ropa que tenemos en casa y clasificando la ropa por montones.

Clasificamos la ropa por montones. La que sirve para este año, la que donaremos, la que heredarán hermanos pequeños u otros niños y la que resulta inservible y es para tirar.

Una vez hecho expurgo de nuestros armarios ya estamos en condiciones de señalar qué nos hace falta. Aquí viene la madre del cordero. Para que funcione la idea del armario cápsula necesitamos que las prendas combinen entre sí en la medida de lo posible. Una cuestión fundamental para ello es escoger unos colores de base que sean fácilmente combinables y no abusar de los estampados. Los colores primarios son la clave. Los tonos burdeos, verde botellas y azul marino son fácilmente combinables y excelentes para el invierno. Se pueden combinar con gris,  mostaza o rosa palo si quieres darle un toque de color. 
Yo he descartado las tonalidades violetas, naranjas y marrones que me resultan más difíciles de combinar. Pero eso está en tu gusto y en las combinaciones que puedas hacer con la ropa que ya tienes. 
En cuanto a los estampados he preferido que las partes de abajo sean en la medida de lo posible lisas para poder combinar con camisetas con dibujos que es lo que más les gusta a los niños. Seguro que vosotras también habéis caído en la moda de las lentejuelas que se cambian al pasarles la mano...jejeje.

Las partes de abajo lisas y de colores básicos te permitirán hacer múltiples combinaciones. Las camisetas en tonos blancos o claros también facilitan la tarea de hacer conjuntos.

 
Una vez calsificada la ropa ya puedes anotar lo que te hace falta comprar o coser para completar el armario de tu hij@ y tras ello, comenzar a disfrutar de un armario simplificado pero funcional.
 
En este punto es donde las mamás costureras decidimos qué comprar y que coser. Reconozco que la ropa que más usan mis hijas es la ropa de colegio, pero que también es la ropa que menos me estimula coser. En mi ciudad no encuentro telas de punto con demasiada facilidad y hay que aguantarse con lo poco que hay y al precio que lo pongan, que no suele ser competitivo con lo que hay en las tiendas. Este año he hecho propósito de enmienda  y  ya estoy cosiendo algunas prendas de sport que pronto os enseñaré, aunque supongo que la ropa de calle será la que más cosa. 
Esta es la lista de prendas que quiero coser para las niñas (el resto lo compraré en tiendas):

IRENE ELENA
2 blusas/camisetas monas 1 chaqueta ligera
1 cárdigan 1falda
2 faldas 1 abrigo arreglado
1 vestido
1 abrigo arreglado
1-2 chándales

Ya solo queda elegir las telas necesarias y los patrones y empezar a coser. 
 
Por último, antes de dar por finalizado esta serie de posts, me gustaría hacer referencia a una serie de prendas que no se consideran dentro de la cápsula pero que son importantes tener en cuenta en tus compras o costuras.


Este tipo de prendas no forma parte de la cápsula porque varía mucho de una persona a otra según sus necesidades. Por ejemplo la cantidad de ropa de fiesta variará según las costumbres de cada familia. Habrá temporadas en las que no necesites nada y otras en las que necesitarás varios modelos.  
En mi caso, la ropa interior y casi todos los pijamas son prendas que suelo comprar, aunque este año ya he comenzado a coser algunos pijamas para la mayor.  Lo que yo considero ropa de deporte es la ropa que utilizan mis hijas para ir a clase de equitación que también las compro en tiendas, aunque en este apartado añadiré un conjunto deportivo más para las actividades al aire libre que solemos hacer durante el invierno.  En cuanto la ropa de fiesta, aquí incluiré un modelo para Navidad. 


Pues esto ha sido todo. Espero que os haya gustado la idea de hacer un armario minimalista y más racional y que os sirva para, al menos en este aspecto, simplificaros el trabajo y vivir mejor. 
Yo me comprometo a contaros mis impresiones y resultados una vez que termine el otoño. Os diré cómo me ha ido este sistema y si lo renovaré para lo que quede de invierno. 
Besos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. Me parece muy interesante todo esto. Lo menos plausible es lo de coser sólo un vestido jajajaja. Yo sólo tengo ropa de invierno y ropa de verano, lo siento pero no podría estar cambiando cada tres meses. Que conste que también he estado haciendo limpieza, y lo de que sean combinables entre sí, me parece lo mejor de todo.
    He estado leyendo las tres entradas con calma y ha sido genial, he cogido muchas ideas. Así que, tengo que darle la vuelta al armario de mis hijas e intentar simplificar. Es bueno para mi, y bueno para ellas, que ya quieren vestirse solas.
    Un bikiño enorme

    ResponderEliminar
  2. me han encantado!!. Ya nos contarás como ha ido funcionando el armario capsula de las niñas, y porfa enseñanos los abrigos y demás que les vayas haciendo (sobretodo abrigo arreglados, que de eso este año estoy frita y para Semana Santa me vendrían bien), besotes guapa

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.